Rubén Mayorga: “Hay una importante escasez de personal en hospitales y UCI”
A+

El médico infectólogo guatemalteco Rubén Mayorga, representante de la Organización Panamericana de la Salud (OPS) y la Organización Mundial de la Salud (OMS) en el Perú responde, en entrevista con EXPRESO, a una serie de críticas e interrogantes sobre la pandemia del Covid-19 y su manejo, entre ellas la del número real de muertos que va dejando en el país.

-¿Por qué cree que la OPS/OMS está ahora en el “ojo de la tormenta”?

Es natural que la OMS esté en el centro de la atención del mundo. El coronavirus es el tema de mayor discusión actualmente en el mundo y la OMS es la organización de salud del mundo. Todas las personas están buscando a la OMS para obtener orientación y consejos.

Hace solo seis meses el mundo no sabía nada sobre este virus. Hay todavía mucho que no sabemos sobre el SARS-CoV-2. Estamos aprendiendo cada día. A medida que aprendemos más sobre el virus, nuestras orientaciones y consejos pueden cambiar. Este es el curso natural de los eventos en un brote debido a un agente causal desconocido como este.

-La OPS/OMS ha declarado que “es posible aún controlar la pandemia”. ¿Es que hay un desborde? ¿Podría explicar esta afirmación?

Las experiencias a escala mundial han demostrado que las estrategias de detección, aislamiento, seguimiento a contactos y cuarentena han logrado contener el aumento en los casos.

Para ello es necesario contar con equipos de respuesta rápida y equipos de seguimiento clínico para cuidar la salud de las personas en aislamiento y cuarentena y poder referirles rápidamente a un centro de atención especializado en caso de deterioro.

Tienen entonces que existir suficiente personal para estos equipos del primer nivel de atención, así como personal para atender en hospitales y UCI, un tema que requiere aún de flexibilidad de parte de los entes reguladores de los recursos humanos en salud, por haber una importante escasez de dicho personal.

En la medida en que se equilibren las necesidades con las demandas, se puede evitar el desborde.

Además, es importante contar con las medidas de protección de personal, al resumir las actividades económicas, esencialmente guardando el distanciamiento social, utilizando mascarillas, tener ambientes de trabajo bien ventilados, lavado frecuente de manos y limpieza frecuente de superficies de trabajo.

Estas son algunas de las medidas que es necesario tomar para controlar la infección y requieren de un liderazgo gubernamental, así como del apoyo comunitario.

-La OPS/OMS ha recomendado reportar “casos posibles” de muertes por coronavirus en los países. ¿Sigue el Perú esta recomendación?

Perú reporta solo casos confirmados, pero ha creado un comité para evaluar el cambio a reportar según las recomendaciones de la OPS/OMS. Miembros de nuestro equipo están apoyando a dicho comité.

-¿Cómo se concreta en el día a día el apoyo de la OPS/OMS al Perú en esta pandemia?

La OPS/OMS aporta cooperación técnica al Perú en áreas tales como: preparación para la respuesta a la emergencia, planificación para enfrentar la pandemia, planes para aumentar la capacidad de respuesta en camas UCI y en el primer nivel de atención, además del fortalecimiento de la capacidad diagnóstica y aquí quisiera destacar que en lo que va de la emergencia se ha donado insumos críticos, como iniciadores (primers) y sondas para realizar casi 900 mil pruebas moleculares a casos sospechosos en un momento de escasez mundial de pruebas.

También se han donado, durante la emergencia, equipos de protección personal y concentradores de oxígeno. Hemos participado en las mesas de expertos convocadas por el Minsa para orientar la respuesta a la epidemia, adaptar las recomendaciones, los protocolos y las consideraciones a fin de elaborar estrategias, políticas y protocolos nacionales. Se incorporó de manera permanente un asesor de OPS en el Comando Covid-19.

Hemos participado en distintos mecanismos de coordinación para mitigar el impacto de la emergencia en la población vulnerable frente a la emergencia.

Se ha apoyado en la identificación de necesidades de insumos (pruebas diagnósticas, medicamentos, equipos de protección personal, equipos tales como ventiladores y monitores de UCI, entre otros) para la adquisición de estos suministros y se ha dado apoyo en comunicación de riesgos sobre la pandemia.

-El director de la OMS ha declarado que “demasiados países no están haciendo bien las cosas y la pandemia puede ir en peor” ¿Es el caso del Perú? ¿Cómo lo estamos haciendo?

El Perú inició rápidamente su respuesta, una semana después de la detección del primer caso. Fue uno de los primeros países en responder en la región.

Se estima que se han evitado decenas de miles de infecciones y se han salvado miles de vidas. La respuesta ha sido multisectorial y liderada por el jefe de Estado, con comunicaciones regulares a la población sobre la situación y las medidas adoptadas. Le ha permitido al país preparar su sistema sanitario para responder a la pandemia.

-¿Deben usarse mascarillas obligatoriamente? ¿Por qué la OMS tuvo marchas y contramarchas con esta recomendación?

Sí deben usarse cuando hay aglomeraciones, no es posible mantener la distancia. Y ha sido la experiencia de OMS en brotes de enfermedades respiratorias previas la que indicaba que las mascarillas tenían que ser utilizadas en prioridad por las personas enfermas, pues la enfermedad solo podría ser transmitida por personas sintomáticas.

A medida que hemos aprendido más sobre el Covid-19, se ha demostrado que puede ser transmitida la infección aún desde personas asintomáticas.

Por eso hemos ido adaptando nuestras recomendaciones al ir sabiendo más sobre el virus. Estas no son marchas y contramarchas.

El Perú siempre ha comprado vacunas a través del Fondo Rotatorio de la OPS/OMS. En esta oportunidad parece que no va a ser así. ¿Cuál es su recomendación?

El Fondo Rotatorio participa con la OMS y otras organizaciones de salud en denominado Acelerador de herramientas para combatir el Covid-19 y uno de sus pilares es la estrategia Covax, para asegurar la disponibilidad oportuna y equitativa de la vacuna contra el Covid-19 para los países de ingresos medios y bajos, para lo cual 36 países del continente -entre ellos Perú- han expresado oficialmente su interés en participar en este mecanismo, en el cual el Fondo Rotatorio los representará como un bloque, lo que permite asegurar la disponibilidad de la vacuna en dosis suficientes para cubrir las necesidades prioritarias del país y a precios razonables.

Es necesario tener en cuenta que la vacuna será distribuida priorizando las necesidades de los grupos de alto riesgo y de acuerdo a la disponibilidad y producción internacional. Un aspecto importante del mecanismo Covax es que tiene acuerdos con los principales desarrolladores de la vacuna, lo que reduce el riesgo de apostar hacia una vacuna en particular, que pudiera no funcionar.

-¿El coronavirus se propaga por el aire?

Este virus se propaga principalmente cuando una persona tose o estornuda. Puede también propagarse en las gotitas que se producen cuando una persona habla. Por eso se recomienda el uso de mascarillas y mantener la distancia, así como tener lugares de trabajo bien ventilados. No está aún demostrado que el virus se propague por el aire en aerosoles, aunque existe poca evidencia señalando que esto podría ocurrir cuando la gente canta o cuando hace ejercicio. Esto aún no ha sido confirmado y la OMS insta a los países a desarrollar más estudios en este sentido.

-¿Por qué en un principio se recomendó hacer test a quienes tenía síntomas, habiéndose revelado luego que ello fue un error?

Al principio no había muchas pruebas para detectar SARS-CoV-2 y se tenía evidencia que se transmitía la infección básicamente desde personas infectadas. Es por ello que se recomendaba hacer pruebas a personas sintomáticas. No era un error, es la evidencia que se ha ido modificando, demostrando que hay transmisión también desde personas asintomáticas, aunque en menor grado que desde las personas sintomáticas.

¿Por qué, pese a que el coronavirus empezó en China a principios de diciembre, el 11 de enero de 2020 la OMS insistió en que no había riesgo de contagio?

Esto no está sustentado en hechos, el primer informe es de finales de diciembre. Los países tienen la obligación, por el reglamento sanitario internacional, de informar de inmediato cuando ocurren estos brotes.

La OMS depende de los informes que le hacen los países, aunque puede preguntar ante eventos que se reportan en los medios de comunicación.

Doce días después del primer reporte, aún no sabíamos si había riesgo de contagio. El 24 de enero y 30 de enero se reunieron expertos mundiales para discutir si se declaraba al Covid-19 un evento de salud pública de importancia internacional. Esto ocurrió el 30 de enero, un mes después del reporte inicial.

-¿Cómo será, desde el punto de vista sanitario, la nueva normalidad?

Hasta que tengamos una vacuna efectiva o que al menos el 70% de la población haya sido infectada por el SARS-CoV-2, tendremos que mantener las medidas tales como el distanciamiento social y uso de mascarillas en público. No podemos saber cuánto tiempo durará esta nueva normalidad.

-¿Cuáles son las lecciones aprendidas de esta pandemia hasta hoy?

Cada nuevo virus es diferente y presenta retos que no conocíamos anteriormente. En este evento, por ejemplo, hemos visto el beneficio a la salud pública en el uso obligatorio de mascarillas y no solo de quienes son sintomáticos.

Hemos visto, nuevamente, cómo un virus que es fácilmente transmisible y que puede causar enfermedad severa, puede impactar fuertemente a los sistemas de salud, aún de los países con los sistemas más fuertes.

Continuamos aprendiendo cómo el virus afecta particularmente algunos órganos del cuerpo y cómo tiene una habilidad de ataque a las partes más vulnerables del cuerpo y en las personas con ciertas enfermedades asociadas o de más de cierta edad.

MEJOR INVERSIÓN

“Hemos aprendido que es necesaria una mejor inversión en salud para poder tener una mejor respuesta ante futuras emergencias de salud pública”, asegura el médico infectólogo Rubén Mayorga.

SUMINISTROS PROPIOS

“Acerca de la necesidad de promover y financiar investigación y desarrollo de tecnología para la salud, hemos aprendido que los países deben contemplar tener la capacidad de producir sus propios suministros.

Hemos aprendido también que la infodemia y junto con ella la información falsa ha impuesto un gran desafío y que tenemos que ser más creativos para hacer llegar la información certera a las personas que la necesitan”.

NUEVO EPICENTRO

América del Sur “se está convirtiendo de cierto modo en el nuevo epicentro” de la pandemia de coronavirus, dijo esta semana el director del Programa de Emergencias Sanitarias de la Organización Mundial de la Salud (OMS), Mike Ryan.

POR: JORGE ALANIA VERA

Puedes encontrar más contenido como este siguiéndonos en nuestras redes sociales de Facebook y Twitter.