Hernando de Soto: Existe una amenaza de “fraude disfrazado”
Hernando de Soto
A+

POR ÍTALO OBERTO-BESSO

¿Cuáles son las ideas fuerza en este tramo final de la campaña electoral?

Vamos a seguir con los mismos temas, que son planes concretos para lograr un crecimiento rápido, destrabando proyectos que ya estaban listos para zarpar; en segundo lugar, propuestas que traten de unir al país con base en la igualdad de oportunidades, ya hemos indicado medidas concretas en relación con las mypes y pymes, y también con relación a los proyectos que se refieren a los recursos renovables y no renovables.

En tercer lugar, la apertura de gobierno a los gremios que representan a las grandes mayorías del país y que trabajan fuera de las formas habituales de comunicación.
El mensaje sigue siendo el mismo, nos parece que han tenido aceptación, ya que cuando hubo el debate, parece que una gran mayoría del país considera que hemos tenido los mejores argumentos.

Hay proyectos, sobre todo mineros, como Conga o Tía María, que tienen fuerte oposición en las zonas de influencia, ¿cómo convencer a la población?

Las circunstancias actuales indican que el Perú lo que más necesita son empleos y crecimiento económico, por tanto, si sumamos el hecho de que nosotros no solo habilitaríamos los proyectos que pertenecen a grandes empresas, que serán unas docenas, sino a miles que se refieren al sector popular, yo creo que todo el mundo va a aceptar nuestra propuesta, porque no está dirigida a un pequeño sector de empresarios, sino al 98% de empresarios del Perú, esos están en compañías unipersonales, son legales, pero las llaman informales.
La diferencia con aquellos que han tratado de abrir esos proyectos es que se enfocaron solo en los intereses de los grandes, nosotros nos vamos a enfocar en los intereses de todo el mundo; de esa manera, los peruanos se darán cuenta que no son beneficios oligopólicos o monopólicos, sino democráticamente a favor de todo el mundo.

PUEDES VER| Hallan responsabilidad penal y política de Martín Vizcarra

Difícilmente se podrá enfocar el desbloqueo de proyectos mineros y apoyar a los agricultores o pobladores de la zona.

Se objetan algunos proyectos por razones ambientales o por el hecho de que atentan contra los intereses de los agricultores, lo que vamos a hacer es para destrabar los proyectos mineros, petroleros o del gas, no solo permitir que ellos accedan a los mercados de capital, necesariamente tendrán que hacerlo para sus proyectos, sino que vamos a transformar la reglamentación para que los agricultores accedan al mismo tipo de financiación para que puedan seguir adelante con sus proyectos, por tanto asegurar una sociedad en que puedan funcionar tanto la agricultura como la minería, como ocurre en todos los países del mundo que necesitan los alimentos, pero también los minerales para fabricar camiones, aplanadores, hacer arados y tractores y una serie de elementos que vienen debajo de la tierra que son útiles incluso para la agricultura.

Pero una parte de la oposición es el factor ideológico, la presencia, por ejemplo, de grupos de izquierda u ONG que ven la inversión privada como la ‘bestia negra’.

Creo que la razón por la cual el factor ideológico contrario a la inversión tiene tanta influencia en el Perú es porque a los vecinos de esos grandes proyectos nunca se les ha dado la oportunidad de tener los mismos beneficios que tienen esas grandes empresas. Eso es lo que hay de fundamental.

No creo que ellos sean ideológicamente convencidos de un sentido u otro, porque la primera cosa que hace un agricultor cuando prospera es querer poner a sus hijos en colegios privados y busca inversión privada; lo que digo es que el problema no es lo que parece, que hay oposición ideológica, sino que hay efectivamente un tema legal clasista que no permite que los dispositivos que hay en nuestra Constitución y las leyes que dan acceso a todos al capital y al crédito, se implementen. Nosotros los vamos a implementar porque sabemos cómo hacerlo, porque entre otras cosas participamos en la elaboración de la Constitución.

PUEDES VER| Candidatos presidenciales cierran sus campañas hoy

El más grave problema que deberá enfrentar, además del tema sanitario, es la reactivación económica. La crisis actual ha impactado más en las mypes y pymes. ¿Qué se debe hacer a partir de julio?

La primera cosa es darse cuenta de que la reactivación no va a ser automática, que los mercados han cambiado. En otras palabras, es momento para también comenzar nuevos proyectos, muchos de los cuales están listos para zarpar, como ya lo dijimos. En lo que se refiere a las pymes y mypes, ellos ya tienen vínculos formales, pero son insuficientes, no contienen las certificaciones necesarias para que puedan tomar contactos con los mercados de afuera, donde van buena parte de sus productos, y competir con los que vienen de afuera es más difícil, porque no tienen acceso a los mismos insumos que tienen sus competidores.

Hemos indicado ya que tenemos 15 tipos de certificaciones que vamos a agregar, de tal manera que son decenas de miles de dólares: mototaxis, taxis, colectivos, vehículos de carga pesada, tiendas y microempresas que pueden contratar con el Estado por más de cinco mil millones de dólares que hoy debe contratar localmente, pero que no logra hacerlo porque los trámites para que las empresas deban enterarse los términos de licitación cruzan ríos. Todo eso está plenamente identificado y vamos a ponerlo en marcha al final del 2021.

Lea la nota completa en nuestra versión impresa o suscríbete a nuestra versión digital AQUÍ.

Puedes encontrar más contenido como este siguiéndonos en nuestras redes sociales de Facebook, Twitter Instagram.