Jorge Muñoz: “Hay personas que no están a la altura”
Foto: Richard Barrueta/Expreso.
A+

Alcalde, ¿usted estaría de acuerdo con postergar las elecciones?

Me parece que es bueno que se haya asegurado [por parte del Gobierno] el poder tener comicios el 11 de abril. Se tiene que asegurar las reglas de salubridad de las personas que vamos a votar. También de aquellos que serán los miembros de mesa. Hay que asegurar que los locales de votación no sean focos de contagio. Sobre todo, que se tenga un mayor horario para que no haya una carga viral.

¿Eso quiere decir que no está de acuerdo con aumentar las horas al toque de queda?

Son cosas distintas. Pero cualquier decisión que se tome, sobre todo si se va a restringir horarios, tiene que ser basada en evidencia. Tiene que basarse en que esa restricción nos traerá beneficios. Algunos especialistas dicen que esto no trae ningún beneficio porque lo único que hace es aglomerar a las personas, por ejemplo, en los paraderos. Hay que ver si la evidencia justifica esto, y eso es algo que el Ejecutivo tiene que poner sobre la mesa.

¿Cuál es su lectura sobre el proceso electoral en marcha?

Sobre las elecciones no puedo hablar porque rompería mi neutralidad.

Pero usted se ha pronunciado sobre George Forsyth…

Me preguntaron si me parecía bien que un alcalde deje su mandato a la mitad del camino. Yo dije que, en lo personal, creo que no. En algún momento a mí también me ofrecieron ir hacia una candidatura y dije que no porque tenía un mandato de cuatro años.

EXIGENCIAS

¿Está de acuerdo con elevar los requisitos para ser presidente de la República o congresista?

Creo que es importante poner exigencias. En las empresas privadas se exigen muchas cosas, con lógica, para entregar esos puestos. El puesto de Presidente de la República tiene grandísimas responsabilidades de por medio y hay que ser exigentes en ese sentido. Encontramos algunas personas que no necesariamente están a la altura de las circunstancias.

¿Cuál serían esas exigencias?

Para acceder a ser, por ejemplo, un gerente general o un presidente de directorio siempre se exigen requisitos para contratar por mérito. Cuando vamos a elegir, deberíamos elegir a los mejores. Eso es lo importante. Por un lado, el hecho de que lleguen los mejores y, por otro lado, sobre todo en esta elección, que sea de los mejores, el mejor.

¿Considera que hay un problema de comunicación por parte del Gobierno para informar los avances de la lucha contra la pandemia?

Lo he escuchado en la ciudadanía. Hay un pedido de comunicar más. Creo que necesitamos siempre predictibilidad. Si alguien quiere saber algo de la Municipalidad, nosotros tenemos que decir las cosas como son para generar esa predictibilidad y, además, seguridad.

Debido a la pandemia se ordenó priorizar la educación a distancia y el teletrabajo, pero incluso en la capital existen zonas sin servicios básicos. ¿Lo ha observado durante el estado de emergencia?

Es una situación muy compleja. Hay muchas ciudades dentro de la ciudad. Lamentablemente, en la zona periférica hay carencias claramente identificadas. No hay pistas, no hay veredas, no hay agua, no hay luz, no hay muros de contención, no hay títulos de propiedad. En general, eso denota una ausencia del Estado y, a veces, hay un divorcio entre las políticas que se dictan y los ciudadanos.

Se me viene a la cabeza una actividad en Villa María del Triunfo cuando una madre se me acercó y me dijo: “Alcalde, yo tengo cinco hijos y todos están en el colegio, y tengo solo un celular. ¿Cómo hago para educar a mis cinco hijos?”. Son preguntas que, en ese momento, uno no tiene una respuesta para darle. La única conclusión es que hay una ausencia del Estado.

GESTIÓN MUNICIPAL

Acaba de cumplir dos años en el cargo y el proceso de reestructuración municipal ya pasó. ¿En qué etapa se encuentra ahora?

Entre las cosas que hemos mostrado [en el libro ‘Obras y acciones 2019-2020’] hay proyectos que hemos concluido de gestiones anteriores, hay proyectos que uno elabora y son absolutamente propios y, en esa línea, tenemos proyectos para más adelante. Así que nosotros hemos concluido proyectos heredados, nuestros y estamos encaminados hacia proyectos futuros.

¿Y cuál sería su obra más rescatable hasta el momento?

Tenemos una obra muy importante en Lima Este, que une La Molina con Lurín. Une la Vía Expresa de Malásquez (Pachacámac) con la avenida Paul Poblet (Cieneguilla). La suma de las dos vías da cerca de 30 kilómetros de vías nuevas, con un concreto de unos 30 centímetros de grosor. Es una pista que va a durar mucho tiempo, va a generar una descongestión y un dinamismo especial para los negocios. Antes, Malásquez era una trocha, pero nosotros lo hemos vuelto una vía expresa y ahora hay comercios que se han instalado. Es una obra concluida en nuestra gestión al 100 %.

CAOS AL TRANSPORTE

Uno de los temas cruciales para la capital es el transporte, y mientras nos movilizábamos hacia esta entrevista notamos [enseñamos la foto] que un mototaxi se encontraba en el carril izquierdo de la avenida Tacna, justamente una vía metropolitana. En este caso, ¿de quién es la responsabilidad?

El control de este tipo de vehículos está más en el ámbito policial. Con esto no quiero dar la sensación de que nos estamos desprendiendo de la propia fiscalización, que nos corresponde como Municipalidad, pero hay un tema netamente policial de ayuda para capturar este tipo de vehículos. Hay un conjunto de factores: la Policía, la ATU, por temas de transporte, y la Municipalidad, porque tenemos la misión de tener un tránsito fluido. A veces tenemos infractores, pero es una lucha continua de todos los días.

¿Continuará el plan de restricción vehicular ‘Pico y Placa’?

Nosotros queremos que continúe, pero estamos viendo el momento para que esto pueda adecuarse. Porque si el Ejecutivo dicta normas restrictivas o normas para tener una menor capacidad de carga en el transporte público, hay mucha gente que va a preferir, para preservar la salud, ir en vehículos particulares. Entonces, restringir el uso de vehículos particulares en medio de una pandemia no tiene siempre un beneficio. Hay que mirar eso claramente porque lo que nosotros buscamos es poder orden en el tráfico, pero debemos entender que hay ciudadanos que quieren tener una posibilidad de usar sus vehículos para preservar su salud. Estaremos atentos a los anuncios del Gobierno central.

¿Qué se ha hecho para reducir la inseguridad ciudadana?

Estamos trabajando con los comités distritales y regionales de seguridad ciudadana. Hubo una reducción por la pandemia, pero también una subida y allí nos hemos acercado al Ministerio del Interior, porque nosotros no somos una autoridad policial, sino una autoridad que desarrolla acciones preventivas. Hemos pedido que se intensifique la investigación criminal para saber dónde están las bandas y cómo actuar. También tenemos más patrullaje integrado. Sin embargo, de las comisarías que tenemos en el Cercado de Lima, hay algunas que no están haciendo el patrullaje integrado porque no hay personal policial, porque son personas de riesgo a la covid-19 o porque fueron redistribuidos debido a la crisis política. Allí vemos que hay una falencia y ya lo hemos planteado.

MÁS INFORMALIDAD

¿Ha mejorado el índice de formalización de comerciantes y negocios en Lima Metropolitana?

No se ha producido eso. Lamentablemente por la pandemia hubo una situación de cierre de comercios formales y hay un crecimiento que se está estudiando para saber cuál es el porcentaje actual de formalidad. Sabemos que el 70 % de nuestra ciudad es informal. Podríamos presumir que el nivel de informalidad ha crecido producto de la pandemia.

¿Las reglas del Gobierno no alientan a la formalización?

A veces las exigencias rigurosas desincentivan. Es más fácil ser informal que formal. Pero nosotros estamos estableciendo espacios de transición al abrir algunos parques zonales donde hemos acogido a los informales. Se les ha dado capacitación y lo que se busca es que puedan dar el paso hacia la formalidad.
pandemia

¿Qué acciones ha emprendido para frenar el avance de la pandemia?

Son varias acciones. Desde cumplir con todo lo exigido por el Ejecutivo hasta crear productos propios como ‘Lima te cuida’, donde uno de los aspectos es el hecho de haber llevado pruebas de descarte para 40 mil ciudadanos. Al inicio de la pandemia comenzamos con las pruebas serológicas, luego moleculares y pasamos a ser la primera institución del país en utilizar pruebas antígenas, que utilizamos ahora con una eficacia muy alta. Adicional a esto, desde que empezó la pandemia, a todos los ministros de Salud les hemos ofrecido 29 locales, que son los hospitales de la Solidaridad, para que se sumen al proceso de vacunación.

¿Qué estrategias están desarrollando para salvaguardar la integridad de los más vulnerables?

Algo que ha sido muy notorio es la creación de la ‘Casa de todos’, en Acho, en conjunto con la Beneficencia, para recibir a las personas de las calles, y ya inauguramos la nueva ‘Casa de todos’, en la Urbanización Palomino.

¿Se esclareció por qué la cámara de la avenida Abancay no funcionó el día en que murieron dos personas en la protesta contra el gobierno de Manuel Merino?

Yo tengo muy claro lo que ha sucedido, más allá de lo que la comisión de regidores vaya a definir. Nosotros tenemos un número de cámaras y, a raíz de la problemática del 14 de noviembre cuando surgen las muertes de Inti y Bryan, el 15 de noviembre convoqué a una reunión a los gerentes y dije que íbamos a ofrecer a la Fiscalía de la Nación y a la Defensoría del Pueblo toda la información que tenemos en nuestras cámaras.

Cuando yo pregunto, en la reunión virtual, a los miembros de Seguridad Ciudadana si todo estaba funcionando en orden, me dijeron que sí.

Lamentablemente, a los pocos días saltó que algunas cámaras no estaban funcionando, y eso le costó la pérdida de confianza a cinco funcionarios de la institución, que fueron removidos porque no cumplieron con la diligencia del caso.

CASAS PARA MUJERES

“Hemos creado dos casas para la protección de la mujer: una en Ate y otra en San Juan de Lurigancho. Descubrimos que algunas de las mujeres que llegaban a Acho eran violentadas y se convertían en personas de calle, por eso tenían que estar en un lugar adecuado”.

PASAMAYITO

“Estamos terminando el expediente técnico para Pasamayito, que une el distrito de Comas con San Juan de Lurigancho, y también haremos la avenida Revolución, que es el ingreso a Pasamayito”, remarcó el alcalde de Lima, Jorge Muñoz.

POR: GERALDO CAPILLO

Para más información, adquiere nuestra versión impresa o suscríbete a la versión digital, aquí.

Puedes encontrar más contenido como este siguiéndonos en nuestras redes sociales de Facebook, Twitter Instagram.