“APORTANTES” PRESTARON SUS NOMBRES PARA LAVAR DINERO DE ODEBRECHT

Keiko en prisión por caso “Cocteles”

Juez Richard Concepción Carhuancho dicta detención preliminar contra lideresa de FP y otras 19 personas a las que el fiscal Domingo Pérez imputa integrar una organización criminal.

  • Fecha Jueves 11 de Octubre del 2018
  • Fecha 6:00 am



Terremoto político. La lideresa de Fuerza Popular, Keiko Fujimori, fue detenida por mandato del juez Richard Concepción Carhuancho en la investigación preliminar que se le sigue por su presunta responsabilidad en la recepción y disposición del dinero que la transnacional brasileña Odebrecht habría aportado a su organización política en el año 2011.

La detención preliminar comprende, además de Fujimori Higuchi, a Jaime Yoshiyama Tanaka, Augusto Bedoya Cámere, Adriana Tarazona Martínez, Ytalo Pachas Quiñones, Ángela Bautista Zeremeico, Daniel Mellado Correa, Luis Mejía Lecca, Jorge Yoshiyama Sasaki, Mayra Castañón Dávila, entre otros. A ellos se les imputa presuntos delitos de integrar una organización criminal y lavado de activos.

El pedido de detención preliminar lo hizo el fiscal José Domingo Pérez, quien tiene un plazo de diez días para sustentar las graves imputaciones que ha formulado contra Keiko Fujimori y sus coinvestigados. Al término de ese plazo él podría pedir que la detención preliminar se convierta en detención preventiva. Si no tiene suficientes elementos de convicción, los investigados serán puestos en libertad.

HIPÓTESIS

El fiscal Domingo Pérez sostiene que en el interior del partido político Fuerza 2011 (hoy Fuerza Popular) se constituyó una organización criminal “que tenía entre sus fines obtener el poder político, recibiendo para ello aportes ilícitos provenientes de actos de corrupción del grupo empresarial brasileño Odebrecht…”.

Añade que, luego, “estando en el poder se retribuyera esos aportes ilícitos mediante el otorgamiento de obras sobrevaluadas (Ejecutivo), beneficios normativos (Legislativo) y/o favorecimiento judicial (Judicial), continuando así como un mecanismo de corrupción empresarial y estatal”.

En la hipótesis fiscal se precisa que en la supuesta organización criminal la jefatura era ejercida por Keiko Fujimori; los líderes encargados de captar dineros ilícitos eran Jaime Yoshiyama y Augusto Bedoya; la encargada de administrar los recursos ilícitos era Adriana Tarazona; y había hasta cinco grupos de colaboradores con funciones diversas.

En el análisis de las pretensiones del fiscal, el juez Richard Concepción se remite a declaraciones formuladas por el empresario brasileño Marcelo Odebrecht ante la justicia de los Estados Unidos de Norteamérica para detallar la forma en que operaba su empresa para corromper a funcionarios en diversos países del mundo.

EVIDENCIA

La investigación del caso “Cocteles” se inició cuando se descubrió que en una agenda de Marcelo Odebrecht había una anotación en portugués: “Aumentar 500 a Keiko”. El magistrado detalla que en una declaración posterior Odebrecht confirmó que él ordenó a Jorge Barata que entregara un millón 200 mil dólares a Fuerza Popular a través de Jaime Yoshiyama.

Barata, por su parte, confirmó que él personalmente entregó dos armadas de 500 mil dólares cada una a dirigentes de Fuerza Popular en una vivienda que le indicó Jaime Yoshiyama. Se verificó que en las fechas señaladas por Barata se había producido comunicaciones entre él y Yoshiyama. Barata añadió que los últimos 200 mil dólares los entregó a través de Ricardo Briceño, dirigente del gremio de empresarios privados peruanos (Confiep).

Otro elemento considerado por el juez Concepción Carhuancho en su decisión fue la existencia de aportantes con firmas no identificadas que en un solo día podían desembolsar más de S/ 22,000.00 o más de S/ 31,000.00 en menos de un mes. La presunción de la Fiscalía es que esa fue una de las modalidades usadas para “lavar” el dinero de Odebrecht.

RIFA Y COCTELES

En la fundamentación de la detención preliminar de Keiko Fujimori también se menciona la rifa organizada por Fuerza 2011 para sortear una camioneta y 12 artefactos electrodomésticos. Los ingresos recaudados excedieron el millón y medio de soles, pero solo se identificó a un ganador de uno de los artefactos y el informe fiscal detectó incongruencias que, sin embargo, fueron ignoradas por la Organización Nacional de Procesos Electorales (ONPE).

El “Coctel fujimorista 2010” y el “Coctel Naranja”, que en total recaudaron más de 200 mil dólares en menos de un mes, también son considerados como un elemento de convicción del supuesto “lavado” de dinero ilícito, porque no se pudo identificar a quienes compraron las tarjetas y asistieron a esas actividades partidarias realizadas para captar fondos.

La conclusión es que las diferentes actividades pro fondos, sean cocteles, rifas u otras, no han podido recaudar cifras superiores a 2 millones de soles porque no están documentadas. Lo anterior implica que esos recursos provendrían de los aportes del departamento de operaciones estructuradas de Odebrecht y que los supuestos aportantes solo prestaron sus nombres en esta operación de lavado de activos. Tal fue el modus operandi.

ESPOSA DE REÁTEGUI

Finalmente, el mandato de detención preliminar alcanza a ocho personas de la región San Martín: Liz Documet, Rafael del Castillo, Marizol Valles Chong (esposa del congresista fujimorista Rolando Reátegui), Pedro Velayarce, Liulith Sánchez, Mayra Castañón, Aurora Torrejón y Walter Rengifo. Todos ellos están directa o indirectamente vinculados a Fuerza Popular (Más información en págs. 10-11)

de noviembre de 2017

En esta fecha el expresidente de Odebrecht, Marcelo Bahía Odebrecht, reconoció en Brasil que la anotación “aumentar Keiko 500” se refería a Keiko Fujimori, cifra corroborada por Jorge Barata en febrero de 2018, totalizando un monto total de US$ 1.2 millones.

JULIO IVÁN PISÚA / SCARLET REYES










Top
El “perromuerto” de  Odebrecht y Graña

El “perromuerto” de Odebrecht y Graña