MINISTERIO DE LA MUJER VISTE A SOLDADOS CON DELANTALES

La crisis de los ‘mandiles rosados’ en el Ejército del Perú

Militares, exministros y congresistas cuestionan decisión de Gloria Montenegro por ridiculizar el arma de Bolognesi en su programa feminista “Fuerza sin violencia”.

(Foto: Eric Campos/EXPRESO)
  • Fecha Jueves 20 de Junio del 2019
  • Fecha 11:00 am



La ministra de la Mujer, Gloria Montenegro, presentó el programa de sensibilización ‘Fuerza sin violencia’, dirigido a miembros del Ejército peruano para que promuevan la justicia social y la lucha contra la violencia a las féminas, principalmente en las zonas más alejadas del país.

Pero dice el dicho que de buenas intenciones está empedrado el camino al infierno. Y es que vistió a la alta oficialidad del Ejército, empezando por el jefe de Estado Mayor, general EP Manuel Gómez de la Torre Araníbar, con mandiles rosados encima de su uniforme, transgrediendo normas vigentes del fuero castrense, como veremos en esta edición.

El pretexto fue un convenio firmado entre el Ministerio de la Mujer y el portafolio de Defensa, por el cual los oficiales y suboficiales serán orientados para asumir el liderazgo de la iniciativa multisectorial llamada ‘Hombres por la igualdad’.

En la actualidad, el Comando de Guarnición de Lima es el primer grupo en ser capacitado, mientras que la Segunda División del Ejercito será el último en recibir asesoría en octubre del presente año.

Durante la ceremonia de lanzamiento en el auditorio del Cuartel General del Ejército, más conocido como el Pentagonito, Gloria Montenegro indicó que el Ejército cumplirá un rol fundamental en llevar el mensaje en los puntos más críticos.

“Debemos promover juntos la justicia, desarrollo y el bienestar social de la mujer. Hay que movilizar a las mujeres y veremos resultados positivos”, añadió.

PORMENORES

Frente a decenas de oficiales, suboficiales, técnicos y personal de tropa, el general Gómez de La Torre, en ausencia del comandante general del Ejército, Jorge Céliz Kuong, dijo que este alto oficial tenía pleno conocimiento de la iniciativa del Ministerio de la Mujer, pero que debido a un viaje programado al Brasil no pudo asistir al evento.

De igual manera, la implementación del programa contó con la participación del general EP Carlos Ríos Aguilar, comandante general del Copere; coronel EP Jorge Panez Bendezú, subjefe del Departamento de Bienestar del Ejército; y el coronel EP Willy Bueno Balvín, director de la escuela de Infantería.

Durante su discurso, la ministra Montenegro reveló que tuvo un diálogo ‘humorístico’ con el general Manuel Gómez de la Torre, antes de ingresar al auditorio del Cuartel General. “Medio bromeando con el general, le dije ‘machista’, y me respondió ‘no, yo cocino’”.

Esta anécdota desató carcajadas entre los asistentes, pero no para un sector que ya percibía una broma de mal gusto y la imposición de la agenda de género del Ejecutivo.

En efecto, el tema empezó a tomar contornos ideológicos cuando Gloria Montenegro indicó que “sin paridad ni alternancia, no hay democracia”, mirando fijamente a los miembros de las Fuerzas Armadas.

Minutos después, para sorpresa del auditorio, Montenegro habló sobre la función congresal, y prácticamente exhortó a los militares a postular al Parlamento. “Cuántos de ustedes acá harían mejor rol de aquellos congresistas que están sentados ahora y que cada vez aterran más. No se aterren, ellos fueron elegidos por votación popular, por lo tanto el problema está en formar ciudadanos y darles capacidades para que puedan elegir”, añadió, politizando la reunión.

Al término de la ceremonia, la titular de la Mujer mencionó que con “estos mandiles [rosados], los militares se verán mucho más hermosos”.

Y, tras ello, el general Gómez de La Torre no pudo contener su emoción y terminó con un “gracias [por el mandil rosa], porque el mío ya estaba gastado”.

Así es como empezó la “crisis de los mandiles” en las instalaciones del Pentagonito el martes 18 de junio motivando críticas ácidas de parte de militares en retiro, exministros de Defensa y políticos.

Los cuestionamientos más fuertes provinieron de militares en retiro, esto debido a que la acción realizada por Montenegro vulneraría el reglamento del uso del uniforme en el Ejército peruano, el cual establece que no se deben agregar prendas adicionales.

“Está prohibido: (1) Alterar el diseño, dimensiones, color y otros detalles de las prendas reglamentarias; (2) Usar prendas, accesorios, distintivos, insignias, emblemas, etc., que no están prescritos en este reglamento”, se lee en el Capítulo II del Reglamento de Uniformes del Ejército.

En más, el Decreto Legislativo No. 1094 (Código Penal Militar Policial) en su Artículo 73, es claro: “El militar o el policía que públicamente o por cualquier medio de difusión ofende, ultraje, vilipendie o menosprecie, por obra o por expresión verbal o escrita, los símbolos nacionales, militares o policiales, o la memoria de los próceres o héroes que nuestra historia consagra, será reprimido con pena privativa de libertad no menor de tres ni mayor de seis años y con sesenta a ciento veinte días multa”.
El Artículo 74 añade que “El militar o el policía que vilipendie o menosprecie públicamente de obra, palabra, por escrito o por cualquier otro medio a las Fuerzas Armadas o la Policía Nacional, será reprimido con pena privativa de libertad no menor de tres ni mayor de seis años y con sesenta a ciento veinte días multa”.

CHIABRA Y MONTOYA

El general (r) y también exministro de Defensa, Roberto Chiabra, indicó a EXPRESO que lo realizado por Gloria Montenegro respondería a un “abuso político”, ya que consideró que la titular de la cartera de la Mujer habría obligado a los representantes del Ejército a cumplir con ponerse mandiles rosas.

“Yo creo que es un abuso del poder político. Esto daña de todas maneras la imagen [del Ejército], es un aprovechamiento político de una ministra que debería pedir disculpas por su abuso de poder”, afirmó.

Chiabra también calificó como innecesario este tipo de medidas, ya que consideró que no van a tener ningún efecto positivo en la erradicación contra la violencia hacia la mujer, por el contrario, emplazó a Montenegro a ejecutar medidas que sí permitan reducir y erradicar ese problema social del país.

Roberto Chiabra recalcó que el ministro de Defensa, José Huerta, debería responder por este escándalo, y explicar cómo es que se dio la autorización para que se realicen este tipo de medidas.

Posición similar tuvo el vicealmirante (r) Jorge Montoya, quien también calificó de “innecesario” que se haya pedido a los miembros del Ejército utilizar los mandiles rosados; además, recalcó que este tipo de acciones solo denigran la imagen de las Fuerzas Armadas.

“No era necesario, es un acto que realmente atenta contra los símbolos que uno utiliza en el uniforme, y debe respetarlos. Me parece ridículo, ese tipo de acciones deben ser reprobables (…). Para mí es gravísimo, porque en el espíritu militar rompe toda la disciplina y lo que debe mostrar un general, sobre todo en una situación de esa naturaleza”, arguyó.

Asimismo, remarcó que esta situación afecta la imagen del Ejército en diversos niveles, desde el aspecto nacional hasta la imagen frente a otras naciones.

No obstante, Montoya detalló que quienes tendrían parte de la responsabilidad de esta situación serían los mismos miembros del Ejército que accedieron a utilizar este tipo de indumentaria. Según el vicealmirante retirado, ellos pudieron rechazar el utilizar este tipo de vestimenta sobre el uniforme.

“Lo primero que deben los militares hacer es respetar su uniforme, y no hacer el ridículo poniéndose mandiles de esa naturaleza. Nadie les ha obligado a ponérselo, lo han hecho de forma voluntaria. (…) Tienen que recapacitar, y disculparse por el ridículo que han hecho”, dijo.

BUSCARÍAN DENIGRAR

El exministro de Defensa, Rafael Rey, ‏fue más enfático: “Si para el Presidente de la República, jefe supremo de las Fuerzas Armadas, permitir que soldados vistan ‘delantal rosado’ sobre el uniforme es una forma de fomentar el respeto a la mujer, ¿por qué él y sus ministros varones no se ponen falda y posan en la puerta de Palacio? ¡Qué vergüenza!”, dijo molesto.

Agregó que este tipo de acciones podría ser parte del plan de un sector del Gobierno, para desprestigiar a las Fuerzas Armadas, toda vez que los militares a veces son presentados “como violentos, violadores, maltratadores”.

“En este caso los han utilizado para ridiculizarlos y bajarles la cabeza. No se debe permitir estas ridiculizaciones porque los militares son personas que tienen los mismos derechos y sentimientos que tenemos todos los seres humanos, civiles y militares, hombres y mujeres”, recalcó.

Rey no descartó que Gloria Montenegro sí haya tenido la intención de querer concientizar a la población respecto al problema social que es la violencia hacia la mujer en el Perú, pero consideró que el método utilizado en esta oportunidad no fue el correcto ni el más idóneo para lograr ese objetivo.

Además, el también excongresista expresó que el ministro de Defensa, José Huerta, y el Comandante General del Ejército, deberían responder por esta situación, y enfatizó que si actualmente ocupara el cargo de parlamentario, exigía que ambos respondan ante el Poder Legislativo, pero “lo que pasa es que en el Congreso están arrodillados ante los abusos de este gobierno”, indicó.

Montenegro agradece

“Quiero agradecer al general Carlos Ríos Aguilar, comandante general del Copere; al general Manuel Gómez [de la Torre], jefe del Estado Mayor; al coronel Jorge Panez Bendezú, subjefe del Departamento de Bienestar del Ejército; y al coronel Willy Bueno Balvín, director de la escuela de Infantería. […] Por ahí, los adversarios andan diciendo que no hay rumbo, pero el 28 de julio del año pasado, cuando [el presidente Vizcarra lanzó] este gran reto, los que ahora lo critican lo aplaudían de pie, porque daba las direcciones de la política pública que debemos seguir todas las carteras”.

Testigo de la afrenta

“El general EP, Manuel Gómez de la Torre, jefe de Estado Mayor, se prestó a la humillación e incluso no dudó en poner un cuadro del coronel Francisco Bolognesi, Héroe de Arica, como testigo de la afrenta sin precedentes en la historia del Ejército Peruano”, señala el analista Alfredo Vignolo G. del V.

Adogen: Craso error

“Sí, [se vulnera el reglamento], porque el uniforme es único y no se debe modificar, ni colocarle una insignia, una flor. Un mandil rosado es como modificar el uniforme. Esto es un tremendo error permitir que estos oficiales hayan optado por ponerse esto”, señaló Francisco Vargas Vaca, de la Asociación de Oficiales Generales y Almirantes del Perú (Adogen).

Citarían a ministros de la Mujer y de Defensa

El presidente de la Comisión de Defensa, Jorge del Castillo, cuestionó la campaña que viene promoviendo la ministra de la Mujer, Gloria Montenegro, que consiste en colocar mandiles de color rosado a miembros de las Fuerzas Armadas,  bajo el objetivo de reducir la violencia contra la mujer.

“¿El mandil implica que la mujer solamente debe estar en la cocina? ¿Esa es la versión? ¿Esa es la apreciación? O sea, si supuestamente es en defensa de la mujer, hay mil formas de defender a la mujer, pero presentar enmandilada, eso me parece que están diciéndole a la mujer que tú estás mejor en la cocina”, protestó el legislador.

El parlamentario aprista calificó como una burla a la institución militar y lamentó que el Ejército lo haya tolerado.

En ese sentido, advirtió que la ministra Montenegro podría presentarse ante otras entidades de las Fuerzas Armadas para seguir “disfrazando” de color rosado a los uniformados, “lo cual sería francamente penoso”.

Agregó que solicitará que los miembros de la Comisión de Defensa citen a la ministra de la Mujer y al ministro de Defensa para explicar el caso.

Por su parte, Carlos Tubino (Fuerza Popular) calificó como una “vergüenza” y un “acto desagradable” que solo busca imponer la política de género del Gobierno, a través de manifestaciones como estas.

“Es una vergüenza, sorprendido de ver cómo el Ejército se ha dejado llevar. La verdad es que estamos todos sorprendidos porque atrás de lo que esconde esa foto es seguir incrementando la ideología de género en el país. Esto ya tiene consecuencias muy negativas en otro países”, dijo a EXPRESO.

GERALDO CAPILLO / JOSÉ CARMEN MORÁN

Puedes encontrar más contenido como este siguiéndonos en nuestras redes sociales de Facebook y Twitter.








Top
Vladimiro Montesinos acepta declarar ante fiscal José Domingo Pérez

Vladimiro Montesinos acepta declarar ante fiscal José Domingo Pérez