LA HISTORIA DEL EXTROTSKISTA FERNANDO TUESTA SOLDEVILLA

La reforma política en manos de la izquierda nepotista

Favoreció a su novia en la ONPE y por esta razón fue destituido en un escándalo sin precedentes en la entidad. Ahora dirige, por orden de Vizcarra, el grupo de “notables” de la reforma política.

Tuesta encabeza a comisión de “notables”, no obstante el escándalo de nepotismo en el que estuvo envuelto.  (FOTO: EXPRESO)
  • Fecha Martes 25 de Diciembre del 2018
  • Fecha 6:00 am



Mientras la ciudadanía espera del presidente Martín Vizcarra respuestas a cuándo empezará a funcionar la autoridad de transporte público, o las obras de la reconstrucción o el inicio del llamado ferrocarril de cercanías, el inquilino de Palacio sigue en su propia agenda y la izquierda palaciega lo apoya en todas sus iniciativas de supuesta reforma política.

La última fase de esa aventura vizcarrista empezó el pasado 12 de diciembre con el anuncio presidencial de la creación de una Comisión de Alto Nivel de Reforma Política que estará presidida por Fernando Tuesta Soldevilla.

El sábado que pasó se completó el equipo con la incorporación de Paula Valeria Muñoz Chirinos, Milagros Campos Ramos, Jessica Violeta Bensa Morales y Ricardo Martín Tanaka Dongo, todos ligados de una u otra forma a la Pontificia Universidad Católica del Perú (PUCP).

Ante dicho anuncio, de inmediato se produjo una reacción desde el mismo oficialismo, en este caso del congresista Juan Sheput, quien desde un tabloide local la calificó de “muy caviarona” y de paso le recordó al mandatario que debió pensar mejor en su conformación.

“Veo a esta comisión como muy endogámica, en cierta medida muy caviarona, pues todos profesan la misma corriente de pensamiento y eso ya genera un problema”, señaló Sheput en declaraciones al diario Correo.

Lo que más llamó la atención fue el nombramiento del citado Tuesta Soldevilla, un  sociólogo de la PUCP y doctor en Ciencias Sociales por la Universidad Nacional Mayor de San Marcos, pero que sus orígenes políticos se remontan al trotskismo de Hugo Blanco y a la izquierda dura que, después, como se sabe, se hizo plástica o “caviar”.

Llamó también la atención que Tuesta fuera expectorado de la Oficina Nacional de Procesos Electorales (ONPE) en noviembre de 2004 por haber incorporado como asesora personal, que es un cargo de confianza y obviamente no necesita concurso público, a su pareja Tatiana Mendieta Barrera, con un sueldo de 10 mil soles en ese entonces.

Desde ese momento Tuesta se ganó en las redes sociales el sobrenombre de “contratanovia”, aunque hacía esfuerzos desmedidos para tratar de vender la idea de que la madre de su hijo llegó a ese cargo por “méritos propios”.

El escándalo, como es público, estalló en junio de 2004, cuando Tuesta era el todopoderoso jefe no solo de ONPE sino el hombre fuerte de todo el sistema electoral unificado que incluía –aparte de la entidad que dirigía–, el Jurado Nacional de Elecciones y el Registro Nacional de Identificación y Estado Civil (Reniec).

El dominio de Tuesta Soldevilla en dicho engranaje, en reemplazo del anterior jefe José Portillo Campbell, tuvo lugar entre el año 2000 y el 2004.

Y tuvo que renunciar ante esta insólita contratación de su novia para impedir una sanción mayor por nepotismo, que fue el delito que la comunidad jurídica endilgó en su momento a Tuesta.

Para ser precisos, el sociólogo de la PUCP tuvo que pasar la vergüenza de ser destituido oficialmente de la jefatura de la ONPE el 7 de abril de 2005 por violación al Código de Ética.

Para impedir el papelón y una eventual inhabilitación de la función pública, presentó su carta de renuncia el 23 de noviembre de ese año, pero el escrito no fue aceptado hasta que llegó la expectoración “por vulnerar los incisos 1 y 2 del artículo 8 del Código de Ética de la Función Pública”, según supo.

Claro que antes Tuesta ya vivía del sistema electoral desde los gobiernos de Alberto Fujimori, se afirma como consultor, sobre todo en la administración de ONPE de Portillo Campbell, que dirigió esta entidad entre 1995 y 1999, cobrando al Estado en forma puntual.

Y las mismas circunstancias después de salir de ONPE por el escándalo antes citado, como ha sucedido últimamente con el JNE, siendo también consultor, y con Reniec, con Jorge Luis Iribarren.

¿AD HONOREM?

Por estas razones es que llamó la atención las primeras declaraciones de dicho personaje al ser nombrado como presidente de la Comisión de Alto Nivel de Reforma Política. Dijo que el suyo sería un trabajo ad honorem y libre, porque tendrán potestad para elaborar nuevas normas sobre la inmunidad parlamentaria, voto preferencial y otros caprichos palaciegos en esta escogencia de “notables” encabezados por el extrotskista Tuesta.

Esto de ad honorem llamó la atención porque en los organismos del “sistema electoral” se afirma que a Tuesta ya le han pagado por adelantado. “Si se contabiliza los trabajos de consultorías desde el año 2012 en adelante, el citado “notable” ha cobrado del Estado la friolera de S/ 700,000.

No obstante el antecedente de la destitución en ONPE, como se puede ver, ser de la llamada “izquierda caviar” en el Perú, por lo visto, según los analistas “es siempre como para sacarla barata, más si estás ligado a la Universidad Católica”, como más de una vez han expresado en público y en privado por ejemplo Aldo Mariátegui y Fernán Altuve, liberal uno y conservador el último.

Esta permeabilidad del poder, que viene desde Alejandro Toledo, que era amigo de Tuesta, siguiendo con los gobiernos del mismo Alan García, Ollanta Humala, Pedro Pablo Kuczynski y Martín Vizcarra, ha hecho que sociólogos como el que nos ocupa sigan en la lista de “proveedores”, no solo del llamado “sistema electoral”, sino de otras reparticiones públicas adictas a las “consultorías”, anillados insulsos que no tienen utilidad en el bienestar del ciudadano de a pie.

Solo así se explica que en  2016 Tuesta fuera asesor o consultor del Jurado Nacional de Elecciones, antes de las elecciones de ese año, y cuando sobrevino la tacha del candidato Julio Guzmán, del partido morado, el mismo Tuesta salió en varias oportunidades a los medios de comunicación afirmando que dicha tacha atentaba contra la democracia y que Guzmán debería participar en las elecciones.

Obviamente que desde el Jurado Electoral dicha postura fue considerada una falta de ética porque si trabajaba como consultor, ¿cómo es que declaraba muy suelto de huesos contra las decisiones del tribunal electoral un hombre que además estaba en el registro de proveedores de esta entidad?, se preguntaban allí.

En los últimos meses Fernando Tuesta Soldevilla también vino brindando asesoría a la Secretaría de Integridad Pública, un brazo administrativo de la coordinadora de la Comisión Nacional Anticorrupción, que desde marzo de 2018 dirigiera la abogada Susana Silva Hasembank, esposa de Javier Ciurlizza, famoso por los audios que protagonizó años atrás en las negociaciones políticas con los presos terroristas encabezados por Abimael Guzmán.

¿Y LA NOVIA?

Al parecer la pareja o expareja de Tuesta ha seguido una ruta parecida, siempre exclusivamente en trabajos de confianza. “Desde entonces, Mendieta ha seguido laborando en el Estado, pero exclusivamente en cargos de confianza, como jefa de la Oficina de Apoyo Técnico de la Defensoría del Asegurado, secretaria general de Devida, y hasta el mes pasado como secretaria general del Reniec”, ha escrito  hace poco el portal ‘Manifiesto’.

 

 

12 de diciembre de 2018

En este día el presidente Martín Vizcarra, apenas pasado el referéndum del 9 de diciembre, anunció que conformaría una comisión de reforma política que, entre los temas, tocaría el reglamento de la financiación de los partidos políticos, los cambios en la inmunidad parlamentaria y el voto preferencial para elegir congresistas.

SE PASEA EN LOS MEDIOS

“Nosotros no vamos a descubrir la pólvora”

Como el nuestro es un país desmemoriado, o de extraviadas gentes, como señalan otros, ahora hay un apoyo unánime, sobre todo en la concentración de medios, al “notable” Fernando Tuesta Soldevilla, presidente de la Comisión de Alto Nivel de Reforma Política.

Entrevistado ayer en RPP respondió a las críticas de algunos parlamentarios hacia los miembros de este grupo de “notables”.

“Toda comisión de esta naturaleza no va a contentar a todos”, dijo Tuesta y añadió que el Presidente de la República los está dejando trabajar de acuerdo a los criterios de los miembros de la comisión.

“El presidente de la República nos ha dicho ‘este es el encargo’, qué se tiene que hacer y quiere recibir propuestas. No nos ha dicho ‘estos son los temas, este es el lineamiento’. Hemos sido nombrados por el Ejecutivo y tenemos plena autonomía”, precisó.

“Nosotros no vamos a descubrir la pólvora, hay cantidad de trabajos detrás y tampoco lo vamos a hacer contra el Congreso. Es más, tiene que ser con el Congreso, con los partidos, con las bancadas y con los mismos congresistas que ahora nos están criticando”, agregó.

FEDERICO SALAZAR Y OTROS LIBERALES:

“Hay un uso arbitrario del término liberal”

SCARLET REYES VERASTEGUI

Son diversas las controversias que se han formado por la creación de la Bancada Liberal, integrada por los parlamentarios Alberto de Belaunde, Gino Costa, Vicente Zevallos, Güido Lombardi y Francesco Petrozzi, pues especialistas señalan que hay un inadecuado uso del término.

Ante ello, el vocero alterno de dicha bancada, Alberto de Belaunde, ha señalado que es importante reivindicar al liberalismo que ha sido severamente manoseado a lo largo de la historia, cuando diferentes ideologías buscaron trastocar su contenido sin quiera conocer sus aportes al progreso de la sociedad moderna.

“El liberalismo es un valor supremo que no solo se vincula a lo económico, sino también a lo político, social y cultural. Reivindica al individuo y lo reconoce como sujeto de una sociedad […] donde es fundamental no solo la libertad sino la igualdad de oportunidades”, señaló.

El congresista indicó que justamente será eso lo que se buscará desde la Bancada Liberal: “buscar que el fin supremo de la sociedad y del Estado sean la defensa y promoción de los derechos y libertades, y la consecución de la prosperidad”.

Ante ello, el abogado y periodista Federico Salazar señala que los parlamentarios están dándole un uso arbitrario al término desde el punto de vista de la política, pues el significado académico de la palabra no “tiene nada que ver con lo ellos definen”.

“Es un término con uso equívoco, porque se confunde, y equivocado porque no corresponde. No creo que conozcan mucho de la doctrina del liberalismo o hayan leído a un pensador liberal, pero es un tema decisión, además ellos son libres de poner el nombre que quieran porque nadie es dueño de las palabras”, dijo.

Destacó que los parlamentarios hacen uso del término porque están a favor de la democracia, el equilibrio de poderes, cuando en realidad esos son ideales republicanos, más que netamente liberales.

“El liberalismo es una doctrina completa y no eres liberal solo porque te gusta la separación de poderes, nosotros tenemos una doctrina completa basada en la economía y Estado de Derecho. Esto no es como un menú que solo escoges una parte, eres liberal o no eres”, afirmó.

Precisó que cuando se habla de discusiones políticas se tiene que usar de manera seria los términos y eso es algo que los miembros de la Bancada Liberal no han considerado. Por otro lado comentó que el término ha pasado por muchas historias y vaivenes que incluso lo utilizan para descalificar a los adversarios políticos.

“Por ejemplo, los adversarios políticos usan el termino para descalificar. Cuando los izquierdistas dicen ‘esa es una política neoliberal’, apuntan a demostrar que se encuentran en contra de ello”, anotó.

Asimismo, Salazar indicó que como pensador liberal de formación no se halla con la agrupación conformada en el Congreso, pues los seguidores del liberalismo se basan en la economía del libre mercado, cuando ninguno de los miembros lo son.

“De ninguna manera me hallo con ellos. Están usando equivocadamente el término, y no digo que esté bien o mal, pero si no queremos confundir a la gente tenemos que darle un uso correcto”, sostuvo.

TÉRMINO DISTORSIONADO

Por su parte el analista político César Campos señaló que el término “liberal” se ha distorsionado con el paso del tiempo, pues mucha gente se denomina así sin practicar el verdadero liberalismo.

“El liberalismo está en contra del mercantilismo, está a favor del libre mercado; y por el contrario, algunos de sus miembros [de la Bancada Liberal] me da la impresión de que tienen o promueven las características intervencionistas del Estado. No creo que ninguno tenga una idea clara o sean portaestandartes de esa ideología”, comentó el especialista.

Agregó que hace mucho tiempo la izquierda internacional se apoderó de los principios libelares como la defensa de los derechos humanos, derechos género y derechos ambientales. Principios que se encontraban en la agenda de quienes combatían el comunismo después de la Segunda Guerra Mundial.

“Estos señores [de la izquierda internacional], con la caída del muro de Berlín, no hicieron más que refugiarse detrás de estas banderas para tener algún tipo de diligencia pero en realidad no son portaestandartes del liberalismo. Creo que lo hacen solo para tener un apelativo o una chapa”, añadió.

Finalmente dijo que no puede afirmar que los parlamentarios que conforman la Bancada Liberal sean militantes de izquierda en la actualidad, pero el grupo fue creado con la necesidad de supervivencia que buscan atender.

PLINIO ESQUINARILA

Puedes encontrar más contenido como este siguiéndonos en nuestras redes sociales de Facebook y Twitter.










Top
Pacto corrupto al descubierto

Pacto corrupto al descubierto