PRESIDENTE DIO UN GIRO DE 360 GRADOS

Las dos caras de Martín Vizcarra

De su abierta disposición a que lo investiguen pasó a una rotunda negativa con amenaza de cierre del Congreso. Casos Conirsa y Chinchero lo asustan.

  • Fecha Viernes 6 de Septiembre del 2019
  • Fecha 6:00 am



POR: MARÍA TERESA GARCÍA

En solo ocho días, el presidente Martín Vizcarra pasó de aceptar ser investigado, a proclamar que cerraría el Congreso por investigarlo. Este doble rostro y doble discurso se reflejaría en enarbolar la bandera anticorrupción contra sus opositores, pero cuando se trata de él, blindarse con un supuesto apoyo popular y hasta convocar a marchas callejeras. “Pueden hacerlo, investigarme una vez, dos veces, diez veces.

Van a llegar a la misma conclusión de que todo ha sido estrictamente en respeto de las normas y todos los procedimientos legales”, aseguraba el 28 de agosto, respecto las indagaciones del Ministerio Público por la polémica adenda del contrato para el aeropuerto de Chinchero en Cusco. Esa aparente disposición a ser fiscalizado como corresponde a todo funcionario en sistemas democráticos, dio un giro de 360° el miércoles por la noche, en lo que prácticamente era una “autoentrevista”, en la Cámara de Comercio Canadá-Perú.

“Estamos mostrando la buena voluntad el Presidente y el titular del Congreso al habernos reunidos, ahora hay estas comisiones investigadoras (…). Los actos de intimidación del Congreso pretenden dañar al Ejecutivo, pero no lo logran; están dañando al Perú y por eso la población reacciona y por eso la población va a salir a marchar al Congreso porque dice ‘ya basta’”, fue su nueva actitud. El mandatario expresaba su negativa a rendir cuentas por haber expuesto un mensaje a la Nación que no había sido aprobado –al menos parcialmente- por el Consejo de Ministros, como manda la Constitución Política.

FANTASMA DE CHINCHERO

En sus declaraciones del 28 de agosto, Vizcarra se refería a la denuncia interpuesta por el procurador anticorrupción Amado Enco, quien lo responsabilizaba por la resolución del Ministerio de Transportes del 2 de febrero de 2017, por la que se aprobó el texto de la Adenda Nro. 1, cuando era titular del sector entre julio de 2016 y mayo de 2017.

Enco responsabilizó al Presidente de los presuntos delitos de colusión y negociación incompatible, esto debido a que autorizó a la exviceministra de Transportes, Fiorella Molinelli, para que en representación del Ministerio de Transportes y Comunicaciones (MTC) suscriba la adenda y los documentos conexos.

73 % DE ACUERDO…

La última encuesta del Instituto de Estudios Peruanos (IEP) da cuenta que el 73 % de la población considera que el presidente Martín Vizcarra debe ser investigado por el caso Conirsa, mientras que el 19 % cree que este caso no amerita indagación alguna. El mismo sondeo arroja una popularidad presidencial de 60 %.

Al exgobernador de Moquegua también se le imputó haber firmado la resolución ministerial que nombró a Alfredo Dammert Lira como integrante del Consejo Ejecutivo de Ositran. Esta persona votó a favor de la aprobación de la adenda. El abogado del Estado señalaba al mandatario por presuntos delitos de colusión y negociación incompatible, debido a que autorizó a la entonces viceministra de Transportes, Fiorella Molinelli, para que firme el documento en representación del MTC. Sin embargo, el 12 de marzo de 2018, dos semanas antes de que Vizcarra Cornejo jurara como nuevo presidente, tras la renuncia de Pedro Pablo Kuczynski, el entonces fiscal de la Nación, Pablo Sánchez, archivó de manera provisional la investigación del caso Chinchero en contra de quien aún era ministro de Transportes y Comunicaciones. Entonces, Sánchez consideró que la actuación de Vizcarra no tuvo relación con los delitos imputados.

Hace unas semanas, la fiscal Zoila Sueno anunció investigación preparatoria con nuevos indicios que comprometerían al Presidente, y ahora corresponde a la titular del Ministerio Público, Zoraida Ávalos, pronunciarse sobre el tema. Vizcarra insistió en que ya había sido investigado por este tema cuando dejó el cargo de ministro de Transportes, porque -según dijo- se acreditó que no cometió ningún hecho irregular.

Cabe precisar que en las indagaciones aprobadas por la Comisión de Fiscalización, a las que el mandatario hizo referencia con su nueva actitud, están las presuntas irregularidades en el Mensaje a la Nación en el que anunció el proyecto de ley de adelanto de elecciones al 2020 (propuesta que ha sido retirada), la metodología y las acciones que emplean las empresas encuestadoras y el pedido de ampliación para investigar el referido caso Chinchero.

TEMOR

Pero la decisión de la comisión parlamentaria que molesta al Presidente fue la continuación de las indagaciones sobre los contratos que firmó la empresa CyM Vizcarra, la cual conformó con su hermano César Vizcarra, con el consorcio Conirsa, en la que participó Odebrecht. Y es que esta comisión tiene previsto visitar al mandatario para hacerle el interrogatorio correspondiente a fin de conocer si existieron irregularidades o no en dichas contrataciones. Pero ¿no era que el mandatario no le temía a las investigaciones? Lo que también fastidió al mandatario es la insistencia de la citada comisión fiscalizadora en llamar a su hermano César, si es posible de grado o fuerza, ante la negativa de este de asistir para contestar las preguntas de los parlamentarios.

César Vizcarra, quizás envalentonado por su lazo consanguíneo con el mandatario, señaló lo siguiente en una carta: “El requerimiento formulado por la comisión es manifiestamente ilegal, en tanto: Se solicita documentación desde el año 2003, a pesar que los hechos investigados se han suscrito entre el año 2006 y el 2008. Se requiere la entrega de documentos ajenos a la relación contractual entre CyM y Conirsa, lo cual distorsiona los alcances de la investigación”.

TIENEN QUE ASISTIR

Sobre el tema, el abogado Luis Lamas Puccio dijo que la comisión tiene la facultad de pedirle a la Policía Nacional la detención de la persona en cuestión y conducirla hasta el Parlamento para que responda a las interrogantes de los integrantes de la comisión.

“Todo ciudadano está obligado por ley a asistir y su asistencia demuestra y pone en evidencia la voluntad de colaborar con una investigación y los documentos que lo respaldan. Estamos hablando del hermano del Presidente y con mayor razón tiene que dar el ejemplo”, sostuvo. Indicó que si no se presenta, lo que podría estar buscando es dilatar la investigación para que se convierta en un tema político.

TAMBORES DE GUERRA

“El Congreso está haciendo sonar los tambores de guerra. Durante la presentación de Salvador del Solar se quejaban de la falta de ecuanimidad del gobierno, pero ellos todo el día de ayer actuaron en la misma dirección”, declaró Giovanna Peñaflor, directora de Imasen.

SIETE BANCADAS

Tras las amargas críticas del Presidente de la República a las investigaciones congresales, siete bancadas del Parlamento votarán en contra del proyecto de ley de adelanto de elecciones al 2020, aunque ello signifique un nuevo pedido de la cuestión de confianza. Al respecto, el aprista Jorge del Castillo anunció que su bancada en pleno votará contra la propuesta presidencial por considerarla inconstitucional.

Del Castillo indicó que si el mandatario decide cerrar el Congreso, tendrá que atenerse a las consecuencias de sus actos que serían de tipo penal. Por su parte el congresista acciopopulista, Víctor Andrés García Belaunde sostuvo que ante las amenazas de cierre del Congreso y las investigaciones de Fiscalización, el mandatario “habla por ignorancia”. “Lo dice por ignorancia porque son iniciativas, pero esas investigaciones que están planteándose tienen que ser aprobadas por el Pleno o en comisiones especiales y el Pleno decidirá si se les da facultades especiales o se le otorga ampliaciones”, indicó.

SIN EXCUSA

Finalmente, si la principal autoridad del país pretendía victimizarse, la parlamentaria Janet Sánchez le quitó cualquier excusa. Por la mañana, dejaba sin piso el “caballito de batalla” del oficialismo para de
nunciar un supuesto obstruccionismo. “A fin de sostener la gobernabilidad en nuestro país, solicito la reconsideración de la votación”, indicaba la chalaca en oficio al presidente de la Comisión de Fiscalización, Segundo Tapia.

Esto sería parte del juego democrático de la nueva Mesa Directiva del Parlamento, el cual dejó de ser dependiente del Poder Ejecutivo –como era la gestión de Daniel Salaverry- sin llegar a los enfrentamientos casi diarios cuando Fuerza Popular la dominaba.

“En aras de mantener el diálogo y la gobernabilidad que han sido invocadas por el presidente del Congreso y respetando la agenda país propuesta, he retirado mi pedido para investigar las circunstancias de la aprobación del mensaje presidencial”, acotaba Sánchez. ¿Con qué excusa saldrá mañana un gobierno que fracasa en seguridad, salud, transportes y economía, en su intento de desestabilizar al Congreso?.

Puedes encontrar más contenido como este siguiéndonos en nuestras redes sociales de Facebook y Twitter.








Top
Odebrecht: fiscales apañan amnesia sobre coimas

Odebrecht: fiscales apañan amnesia sobre coimas