Lava Jato: otra patinada de Pérez
Foto: Gerald Suarez/Expreso.
A+

Dos días después de haber sido respaldado públicamente por los fiscales supremos Zoraida Ávalos y Pablo Sánchez, José Domingo Pérez volvió a sus acostumbrados retrocesos en las investigaciones del caso Lava Jato.

Su solicitud de otra prisión preventiva para Keiko Fujimori no pudo ser evaluada porque sus nuevos “elementos de convicción” no habían sido notificados a tiempo, y admitió que no había realizado diligencias claves.

En la audiencia, se reparó en que tres escritos del 17 de diciembre, otro del 20 de diciembre, una resolución del 23 de diciembre, y otra del 24 de diciembre, en vísperas de la Navidad, habían terminado en un apresuramiento.

La diligencia había sido programada desde el 12 de este mes. Es decir, Pérez había pretendido incluir más documentos, en una aparente estrategia de obligar a que los abogados de Fujimori Higuchi no tuvieran tiempo de recopilar información para responder a nuevos cuestionamientos.

Sin embargo, no contó con que el juez Víctor Zúñiga, encargado de evaluar la prisión preventiva, no había podido dirigir personalmente los trámites, ya que no había acudido a trabajar en los días claves.

“El 20 de diciembre no vine porque fue mi onomástico, el 23 y 24 ya se me había concedido, desde el mes de julio, dos días por vacaciones, pero entiendo que el despacho ha sido atendido por otro juez”, fue su explicación.

A ÚLTIMA HORA

Si bien Pérez intentó que la audiencia se realice sin que la abogada Giulliana Loza haya podido revisar sus nuevos argumentos, la letrada detalló uno por uno los documentos recién notificados una hora antes.

“Hoy, cuando hemos abierto la casilla electrónica, nos damos cuenta de que hay otro escrito del Ministerio Público presentando nuevos elementos de convicción, y estos también están incompletos”, denunció.

A Pérez no le quedó otra salida que allanarse a lo reclamado por Loza, ante lo cual el juez Zúñiga decidió poner nueva fecha.

“A fin de evitar nulidades, buscamos un pronunciamiento judicial que se deje constancia qué elementos de convicción habían sido notificados, la respuesta que hemos obtenido es que estos han sido notificados”, sostuvo el fiscal.

A continuación, el miembro del equipo Lava Jato salió del local del Poder Judicial, sorteando a los jueces que estaban en la puerta tratando de llamar la atención de la prensa apostada por el juicio mediático a la lideresa de la oposición fujimorista.

Allí ensayó otra forma de defender su trabajo: decir que sí hay acusaciones a implicados en “pagos indebidos” –porque ya no se habla de sobornos- de Odebrecht a cambio de obras millonarias.

“Las críticas que se hacen a veces al Equipo Especial respecto a que no hay acusaciones son falsas, sí hay acusaciones. ¿Cuándo se espera presentar la acusación en este caso? Pues estamos en buen avance y, como se había señalado el año pasado, vamos a cumplir con los plazos que ha señalado la Corte Suprema”, ensayó.

Pérez explicó que el grupo del Ministerio Público, que lidera Rafael Vela, ya ha presentado acusaciones por el caso Ecoteva (Alejandro Toledo y sus cómplices), por el Metro de Lima (el exviceministro de Comunicaciones, Jorge Cuba, y otros), y por dinero de Venezuela y Brasil para las campañas nacionalistas del 2006 y del 2011.

PURO HUMO

“Y está la acusación en el caso de Ollanta Humala y otras personas, que entiendo ya va a pasar a juicio oral el próximo año (…) Por lo tanto, es falso eso que no haya acusaciones”, acotó.

Lo que no dijo es que el caso Ecoteva no es precisamente por Lava Jato. En el 2012 ya se había denunciado las extrañas compras de mansiones a nombre de Eva Fernenbug, suegra de Toledo Manrique. Luego de varios años se supo que el dinero para estas transacciones había salido de coimas de Odebrecht y otros delincuentes brasileños, por medio de Josef Maiman, quien ha confesado que actuaba como testaferro.

En paralelo va la investigación en sí por sobornos de Odebrecht, la cual se encuentra dentro del acuerdo de colaboración eficaz, y que incluía a la Interoceánica Sur. A pesar de que ya hay indicios de que el “chakano” también recibió dinero por la Interoceánica Norte –la cual no está en el convenio-, acá no hay acusación aún.

La Línea 1 del Metro de Lima sí ha sido un dolor de cabeza para el polémico fiscal. Tanto el exviceministro Jorge Cuba como el excomisionado de licitaciones Edwin Luya tenían cuentas en la Banca de Andorra donde recibieron dinero indirectamente de Odebrecht, pero salieron libres el martes último por exceso de prisión preventiva.

El 27 de junio, el equipo especial Lava Jato acusó a Cuba Hidalgo y Luyo Barrientos, junto a Víctor Muñoz Cuba, su expareja Jessica Tejada Guzmán, los exfuncionarios del MTC Mariella Huerta Minaya, Santiago Chau Novoa y Miguel Navarro Portugal, por lavado de activos y pertenencia a una organización criminal.

El problema para Pérez fue que además solicitó la desacumulación de la investigación en dos procesos distintos: uno por lavado de activos y otro por el delito contra la administración pública. Esto desató un control de acusación que duró hasta octubre, cuando la Primera Sala Penal Nacional de Apelaciones ordenó la acumulación de los delitos.

La resolución recién se cumplió en noviembre. El fiscal había actuado tarde porque ya se vencía la prisión preventiva de los dos principales implicados (otros ya habían sido puestos en libertad), y pasó lo que tenía que pasar.

Es decir, una acusación con diferentes indicios fácticos, se hizo mal, y replantearla le tomó cinco meses al magistrado.

Respecto al caso de dinero de Venezuela y de Brasil para Ollanta Humala, el control de acusación lleva varios meses, y recién la semana pasada se ha aceptado el primer punto, quedando pendiente los demás.

ABANTO Y LA PRENSA

Respecto al pedido del fiscal Hamilton Montoro, de encarcelar al abogado Humberto Abanto por haber dado entrevistas a medios de comunicación y referirse a peritajes de obras construidas por Odebrecht, se realizó la audiencia respectiva. El juez Jorge Chávez Tamariz anunció que hoy, desde las 2:30 de la tarde se pronunciará sobre el pedido de revocatoria de la comparecencia.

NI UN JUICIO ORAL

Podemos hablar de tres acusaciones, pero de ningún juicio oral iniciado.

Y este es precisamente el problema señalado por analistas como Enrique Ghersi, Luis Pásara, Dino Caro Coria, Augusto Álvarez Rodrich, Rosa María Palacios, entre otros.

Precisamente en la víspera, Caro Coria ha escrito en la plataforma digital de El Comercio, que no se puede cantar victoria en el caso Lava Jato “porque han pasado cinco años y hasta ahora ningún caso ha sido sentenciado ni llevado a juicio, descontando, claro está, la condena contra el ex gobernador regional de Áncash César Álvarez, condenado por el caso de la carretera Chacas-San Luis, aunque no a cargo del equipo especial Lava Jato”.

Esto contrasta con el caso Vladimiro Montesinos, en el que, con todas las limitaciones de entonces, “los juicios orales empezaron en febrero del 2003, luego de dos años de procesamiento. Ahora, el saldo es menos optimista, si consideramos que las prisiones preventivas más emblemáticas, como las de Humala-Heredia y Keiko Fujimori, fueron revocadas por el Tribunal Constitucional, o irremediablemente caducaron sin acusación, como en el Caso Belaunde Lossio”.

En este orden de ideas, el jurista es claro al escribir que “las prisiones preventivas son apenas un espejismo de éxito”. Por lo que, tras cinco años de procesamiento, el Ministerio Público tiene un solo camino, afirma.

“Es momento de que los fiscales usen el poder, las herramientas que les otorga el Nuevo Código Procesal Penal del 2004 y la Ley de Criminalidad Organizada 30077, para formular las acusaciones correspondientes y poner los esfuerzos necesarios, ya no para obtener prisiones preventivas (…), sino para que los juicios orales se inicien con celeridad y se dicten las sentencias correspondientes”.

Entretanto el fiscal Pérez insiste: las prisiones preventivas “son aspectos que se van a señalar en las audiencias correspondientes […]”. “Como parte del equipo especial que lidera el fiscal Rafael Vela, estamos confiados en que el juez nos va a dar la razón para imponer prisión preventiva, como los jueces de la justicia ordinaria lo habían dado anteriormente antes que el Tribunal Constitucional diera un fallo cuestionable”, añadió.

EL PERITAJE

Pero el fiscal Pérez todavía tenía más ases bajo la manga: minutos después se filtró su disposición para “realizar la pericia contable financiera que determine la situación patrimonial de los investigados Keiko Fujimori y Mark Vito Villanella en el periodo 1 de enero del 2010 hasta el 30 de noviembre del 2019”.

“Recién la va a hacer”, confirmó uno de los abogados del equipo especial, totalmente sorprendido de que una diligencia básica para empezar una investigación por lavado de activos se realice luego de dos años de investigación.

Seguramente por su alta carga procesal, el fiscal no pudo hacer esto en la etapa de investigación preliminar, ni durante los 13 meses que su investigada estuvo en prisión preventiva. A esto se suma que, el 30 de octubre último, el mismo Villanella había llevado personalmente más de 9,500 documentos de su empresa MVV Bienes Raíces, hasta el despacho de Pérez.

El miembro del equipo Lava Jato también planea apelar a la cooperación internacional para interrogar al empresario peruano José Sam Yuang, quien reside en España. Según el aspirante a colaborador eficaz Jorge Yoshiyama Sasaki, el hombre de negocios aportó a la campaña fujimorista en el 2016.

Si bien esto no tiene directa vinculación al caso Lava Jato, su testimonio podría ser útil para buscar documentación que corrobore exactamente cuánto dinero manejaba la lideresa de Fuerza Popular.

NO SABEN DE FINANZAS

Uno de los problemas del por qué el equipo Lava Jato viene fracasando es porque en sus investigaciones –en la medida en que se trata de delitos muy complejos- no cuenta con cuadros de experiencia en el manejo financiero y contable y se basa principalmente en dichos de colaboradores eficaces.

KEIKO FUJIMORI

“Ningún pedido arbitrario y repetido de prisión preventiva va a evitar que yo siga viviendo el reencuentro con mi familia. Aquí algunas imágenes de ayer que todos fuimos a almorzar con mi mamá”, fue la respuesta de Fujimori Higuchi al final de la jornada, vía redes sociales.

POR: CÉSAR ROJAS

Puedes encontrar más contenido como este siguiéndonos en nuestras redes sociales de Facebook y Twitter.