Leyes sobre retiro de AFP y CTS en debate
A+

POR ÍTALO OBERTO-BESSO/ JOSÉ CARMEN

Las leyes recientemente aprobadas en el Pleno del Congreso que permiten el retiro de parte de sus fondos de pensiones de las AFP y el 100% de la CTS, beneficiará en lo inmediato a cerca de 6 millones de personas y se espera una dinamización en la economía, pero deja una grave amenaza en el largo y mediano plazo: una población sin una pensión acorde y futuros desempleados sin un fondo que les permita sobrellevar una eventualidad crítica.

Para los defensores de ambas propuestas, la aprobación por el Pleno del Congreso inyectará, en las difíciles circunstancias promovidas por la pandemia de la covid-19, la liquidez necesaria a la economía nacional que dinamizará el consumo interno y, sobre todo, permitirán aliviar la situación de miles de familia afectadas por las medidas de confinamiento impuestos por el Gobierno.

Sus detractores, sin embargo, advierten que los efectos negativos de estas normas se verán a largo plazo para los afiliados a una AFP, al exponerlos a caer en pobreza en la vejez, al no poder acceder a una pensión de jubilación, y a requerir del apoyo de los programas sociales que deberá implementar el Estado.

También han señalado que la propuesta aprobada referida al retiro de la CTS desnaturaliza esta cuenta, pues reduce su beneficio social de previsión ante las contingencias originadas por el cese en el trabajo; así como que esta solo debe cubrir la contingencia cuando el trabajador se encuentre desempleado, por ello no es de libre disposición.

Lea la nota completa en nuestra versión impresa o  suscríbete a nuestra versión digital AQUÍ.

Puedes encontrar más contenido como este siguiéndonos en nuestras redes sociales de Facebook, Twitter Instagram.