RECIBIERON RECURSOS DE EMPRESARIOS MERCANTILISTAS

Lluvia de millones para los partidos

No solo Fuerza Popular, sino la agrupación del presidente Vizcarra (PpK), el nacionalismo de Humala, Susana Villarán y otros participaron de este financiamiento oculto que debe ser investigado caso por caso.

Lluvia de millones para los partidos
  • Fecha Jueves 21 de Noviembre del 2019
  • Fecha 6:00 am

Las citaciones del fiscal José Domingo Pérez a 14 altos ejecutivos de importantes empresas en nuestro país y que están programadas hasta bordear fines de noviembre, empezaron a confirmar lo que era un secreto a voces en la política peruana, es decir revelar cómo es que los principales partidos políticos recibieron dinero por parte de empresarios mercantilistas.

Y es que son los máximos representantes del Grupo Romero, Compañía de Minas Buenaventura, Grupo Gloria, Grupo Graña y Montero, Grupo Ferreycorp, minera Volcán, Grupo Interbank, la Sociedad Nacional de Industrias (SNI), Grupo Trafigura, entre otros, quienes deberán desfilar hasta el 26 de noviembre ante el Ministerio Público para revelar todo lo que saben acerca de la financiación de las campañas políticas en elecciones generales.

El objetivo de estas diligencias es obtener sus declaraciones respecto a los US$ 2 millones que la Confederación Nacional de Instituciones Empresariales Privadas (Confiep) recaudó durante la campaña presidencial del 2011 para, según declaró el exrepresentante de la Odebrecht en el Perú Jorge Barata, favorecer a Keiko Fujimori.

Pero no solo se supo detalles de pagos no bancarizados de grandes firmas peruanas a la lideresa de Fuerza Popular (FP), sino también del financiamiento a la campaña política del partido oficialista que llevó a la presidencia –en un inicio- al economista Pedro Pablo Kuczynski y, tras la renuncia de este el 21 de marzo de 2018, a Martín Vizcarra a la jefatura del Estado.

Y es que la coalición Vizcarra-PPK recibió 200 mil dólares, según se supo recientemente, de aportes del grupo Romero para campañas y, eventualmente de Odebrecht, en las elecciones de 2016, sobre todo para gastos menores, porque el escándalo Lava Jato ya había estallado en 2014.

LA IRA DE PPK

Los aportes de Barata, de montos menores, dicen que causaron la ira del entonces candidato presidencial Kuczynski Godard en el comando de campaña. Esto sucedió en la segunda vuelta que se dio entre abril y junio de ese año 2016.

En ese entonces, otros aportes de caja chica habrían procedido del entorno empresarial del exministro de Agricultura, José Hernández.

“Tengo entendido que el partido Peruanos por el Kambio solicitó un aporte de campaña a nuestra gerencia, eso lo discutimos internamente y aprobamos darle un aporte de 180 UITs, lo que equivale aproximadamente a US$ 200 mil”, dijo Dionisio Romero Pauletti ante la Fiscalía.

“Tuvimos una reunión con los líderes de la agrupación, señores PPK, Mercedes Aráoz y otras personas que no puedo precisar. No puedo precisar cómo se hizo la transferencia, pero lo más probable es que hayan sido transferencias bancarias”, continuó Romero.

Antes, según Dionisio Romero, su grupo empresarial apoyó a PpK y otros partidos de derecha desde el Fredemo, en 1990, como lo ha aceptado el escritor Mario Vargas Llosa en su libro ‘El pez en el agua’.

APORTE DE CASA

Pero no fue el único aporte. En febrero de este año, un aspirante a colaborador eficaz del caso del ‘Club de la Construcción’, grupo que se adjudicaba obras a cambio de sobornos, reveló ante la Fiscalía que una empresa integrante de este poderoso sindicato, específicamente la empresa ecuatoriana CASA (Construcción y Administración S.A) aportó US$100,000 a la campaña del expresidente Kuczynski y que el testigo de este aporte fue el hoy presidente, Martín Vizcarra en el 2016.

“Después de la primera vuelta de la campaña electoral 2016, el señor Marcos Prialé Marquina, director de personeros del partido político PpK, llamó a Rodolfo Prialé de la Peña pidiéndole que hablara con alguna de las empresas del Club [de la Construcción] para que hicieran un aporte a la campaña de PPK”, dijo el aspirante a colaborador eficaz ante el fiscal Germán Juárez Atoche.

“Logrando enterarme que para concretar dicho aporte hubo una reunión en la casa de PPK en Choquehuanca en San Isidro, estando en dicha reunión el señor Martín Vizcarra como jefe de campaña, PPK como presidente del partido y Alfonso Grados Carraro como secretario de economía”, agregó.

NEGOCIO SEGURO

Parece que para algunos promocionarse con un legado político, ya sea por el apellido, el supuesto nacionalismo, o incluso el autodenominarse “reserva moral”, es sinónimo de emprendedurismo financiero.

Tenemos el caso palpable de Keiko Fujimori, a quien se le imputa haber recibido dinero de Odebrecht. Más allá de si esto fue directamente a ella, si conocía del pago o no, lo que está admitido por ella misma son los 3.65 millones de dólares de Credicorp en la campaña del 2011.

Según José Ugaz, abogado de Dionisio Romero y del BCP, este desembolso se hizo “defendiendo a los accionistas del holding Credicorp”, en 17 armadas, porque en ese entonces temían perder todo –sobre todo en la industria de alimentos- si Ollanta Humala llegaba al poder, por la cercanía de este último al chavismo, que ha llevado al caos total a Venezuela.

Aquí surge una interrogante. ¿Cómo Romero Pauletti tomó el dinero de los accionistas, si él solo posee el 14 % del capital? ¿Les consultó previamente, o se aprovechó de su cargo para entregar dinero en efectivo y previo pacto, a una política, una metodología más que cuestionable, a pesar de que se excuse en el temor a represalias?

Vito Rodríguez, del Grupo Gloria, ha admitido que ese mismo año le dio 200 mil dólares en la mano a Fujimori Higushi, en una casa de La Molina.

Ahora se sabe también que Capeco aportó US$ 240 mil más, aunque se afirma que lo hizo pauteando publicidad a favor de la empresa privada.

Con los 700 mil dólares más recibidos –solamente contando al BCP- en el 2016, sin duda la lideresa de Fuerza Popular tenía muchas probabilidades económicas de ganar. Con lo que no contó era que, en ambas ocasiones, sus financistas –o al menos parte de estos- también lo eran de sus competidores, quienes finalmente terminaron llegando al poder.

HUMALA SE VICTIMIZA

Ante ello, Ollanta Humala ha retomado su costumbre de rasgarse las vestiduras, y aparecer como “indignado”, acusando a sus rivales de corrupción. Sin embargo, basta un pequeño recuento de los hechos que lo comprometen en negociados corruptos, para tomar con pinzas su actitud supuestamente moralista.

En el 2016, la Policía Federal de Brasil reveló registros de Marcelo Odebrecht sobre el pago de sobornos a través de compañías offshores. Allí se ubicó la parte del ‘Proyecto OH’, al lado de la cifra de tres millones de dólares, con apuntes de reuniones programadas en junio de 2011, mayo de 2013 y octubre de 2014 con el entonces presidente.

Un documento de tal relieve no existe para ningún otro político peruano, excepto en el caso de Alejandro Toledo. Sin embargo, los fiscales del equipo Lava Jato han preferido dejar de lado los documentos (digitales y escritos) para darle prioridad a las declaraciones de colaboradores eficaces, con los resultados ya conocidos.

Finalmente, tenemos a Susana Villarán, salida del comunismo setentero, de las ONG “caviares”, y la autodenominada “reserva moral”, que se encaramó al Estado en los últimos años presentándose como la decencia frente a la corrupción de la autocracia fujimorista.

Luego de alcanzar la Alcaldía de Lima, impulsó los peajes de Odebrecht y de OAS para los proyectos Rutas de Lima y Línea Amarilla. Gracias a esto, los limeños están atrapados en su ciudad, y solo pueden salir por aire, mar o pagando tarifas antitécnicas en las carreteras Panamericana Sur, Panamericana Norte y Ramiro Prialé, así como en la Vía de Evitamiento.

Varios medios de comunicación y personajes que revelamos las irregularidades detrás de estos contratos fuimos etiquetados de “mafia”, por una campaña bien orquestada contra el pedido de revocatoria en el 2013. Sin embargo, registros en la Banca de Andorra y en la Caja 2 de Odebrecht, así como testimonios de publicistas brasileños, dejaron en evidencia a Villarán.

“Siempre supe de los aportes de empresas a la campaña del No a la Revocatoria”, dijo, y agregó que tomaron la decisión su exgerente municipal José Miguel Castro y ella de procurar y aceptar los fondos de campaña.

En este caso, también el equipo Lava Jato ha evitado usar todas las herramientas que les da la ley: han evitado incluir en la investigación el cargo de organización criminal. Es decir, para los dirigidos por Rafael Vela, solo entre Villarán y Castro orquestaron expedientes técnicos, propuestas financieras, delimitaciones geográficas, saneamiento de tierras, cuentas bancarias y otras acciones para completar y ejecutar los contratos de peajes.

MODUS OPERANDI

Ninguno de los otros partidos gravitantes, como el Apra, Solidaridad Nacional, Perú Posible o el PPC, están al margen de la lluvia de millones de parte del mercantilismo empresarial.

Ante esta realidad, el ex parlamentario oficialista, Salvador Heresi precisó que él no participó en la recaudación de fondos para la campaña presidencial de PPK en el 2016. Dijo que en general este “modus operandi” de las grandes empresas responde no a un “impulso patriótico de defender el Estado de Derecho” en el país, sino de cuidar sus intereses económicos.

“Yo no participé en nada de la campaña, pero no me sorprende que los partidos políticos en general, como PPC, Acción Popular, el Partido Aprista, el Partido Nacionalista, estén incluidos en esto. Lo que aquí se demuestra es que esta era una práctica de las empresas para de alguna forma defender sus intereses entregando dinero a diferentes candidaturas”, comentó.

Heresi agregó que estos aportes del empresariado merecen un severísimo cuestionamiento ético y también legal porque configurarían un ilícito penal. Según el legislador este es un comportamiento histórico del empresariado respecto a los procesos electorales.

“Es increíble, es inadmisible, una vergüenza el comunicado de ayer de la SBS que después de ocho años, salga del sistema bancario 3 millones 650 mil dólares y no se haya dicho absolutamente nada, lo cual demuestra que en nuestro país hay personas que tienen corona y privilegios, y hay personas que se sienten los dueños del Perú y hacen lo que les da la gana con las leyes”, aseguró Heresi ayer en el Hall de Pasos Perdidos del Congreso.

Por su parte, la congresista de FP, Karina Beteta sostuvo que se debe determinar a través de una investigación independiente cómo funcionó este mecanismo de esta entrega de dinero de parte del empresariado a todos los partidos políticos y no solo al fujimorismo. En ese sentido refirió que sería necesario citar al presidente Vizcarra para que explique los dineros recibidos en PpK.

“Esto no debe ser una persecución política. Se debe investigar a todas las empresas que habrían aportado las campañas. Por ejemplo indagar la campaña del señor Kuczynski donde fue jefe Martín Vizcarra. ¿Para cuándo lo van a citar al señor Vizcarra? ¿O acaso algunos tienen corona y no pueden rendir cuentas de esos aportes?”, cuestionó la legisladora.

Beteta recordó cómo la empresa CASA entregó 100 mil dólares en la casa de PPK en presencia del actual mandatario.

“El jefe de campaña obviamente conoce y maneja los recursos. Sabe cuánto se habría gastado en la campaña del señor Kuczynski. Si se quiere saber la verdad que se investigue a todos en las mismas condiciones”, finalizó.

GRADOS SABE

El ex congresista de PPK, Carlos Bruce dijo desconocer que esta entrega de dinero del Grupo Gloria ocurrió o no o si se declaro en el informe financiero que se entregó al ONPE. Refirió que quien debe saber sobre los aportes de campaña es Alfonso Grados.

VIZCARRA SÍ SUPO

Jorge Villacorta, ex secretario general del partido Peruanos por el Kambio, indicó que como jefe nacional de la campaña presidencial de PpK, el mandatario Martín Vizcarra sí debió tener conocimiento de los aportes financieros incluidos el propio PPK y Alfonso Grados. Este último era quien manejaba los fondos del partido.

Puedes encontrar más contenido como este siguiéndonos en nuestras redes sociales de Facebook y Twitter.



Top
PJ evaluará prisión preventiva contra Keiko Fujimori el 26 de diciembre

PJ evaluará prisión preventiva contra Keiko Fujimori el 26 de diciembre