SE ABREN LAS COMPUERTAS PARA LA DISOLUCIÓN DEL CONGRESO SI NO APRUEBA CINCO PROYECTOS DE LEY

Martín Vizcarra anuncia cuestión de confianza

Medida fue planteada por sus políticas de “fortalecimiento institucional y lucha contra la corrupción”.

(Foto: Édgar Machaca/EXPRESO)
  • Fecha Jueves 30 de Mayo del 2019
  • Fecha 6:00 am



El presidente Martín Vizcarra planteó la posibilidad de la disolución constitucional del Congreso de la República al anunciar que presentará hoy una cuestión de confianza para que se apruebe la reforma política que –considera– ha sido saboteada por el “pacto de impunidad” que campea en ese poder del Estado.

“El Gobierno ha decidido presentar cuestión de confianza respecto de las políticas de Estado de fortalecimiento institucional y lucha contra la corrupción”, anunció Vizcarra en mensaje a la nación, acompañado por su gabinete en pleno y la totalidad de los gobernadores regionales.

En la parte medular del discurso leído por el mandatario, pasadas las seis de la tarde de ayer, en Palacio de Gobierno, Vizcarra Cornejo exigió que el Congreso apruebe cinco proyectos de ley que plantean “que la inmunidad parlamentaria no se convierta en impunidad” y que “las personas condenadas no puedan ser candidatos” en las elecciones presidenciales, legislativas, regionales y municipales.

Además, que cualquier ciudadano pueda participar en la selección de candidatos mediante elecciones primarias internas, la eliminación del voto preferencial, y que la población defina “la participación de mujeres con paridad y alternancia” en los comicios.

Antes, en un duro enjuiciamiento a la bancada de Fuerza Popular, sostuvo: “Me he visto en la obligación de salir en vista de una serie de eventos y decisiones que el Congreso viene, lastimosamente, protagonizando”.

“Ayer [el martes] en la Comisión Permanente del Congreso hemos visto un descarado blindaje. Pese a todos los indicios que existen en los fueros correspondientes, la mayoría congresal tomó la decisión de archivar denuncias contra [el exfiscal de la Nación] Pedro Chávarry y comparto con ustedes la indignación de estos hechos”, añadió.

(Foto: Richard Barrueta/EXPRESO)

Sobre el caso del aún fiscal supremo exhortó al Parlamento que se reconsidere la votación que se realizó en la Comisión Permanente, en la cual se archivaron diversas acusaciones constitucionales contra el citado magistrado.

No obstante, dentro de sus críticas, Vizcarra no dudó en señalar que este tipo de decisiones del Poder Legislativo no sorprende, pues no es la primera vez que ejecutan medidas “para blindar a quienes podían haber cometido actos de corrupción, librándolos de ser juzgados y detenidos, evidenciando un pacto con la impunidad”.

“Esto es inaceptable, y la ciudadanía lo ha expresado de manera contundente en múltiples oportunidades. Sin embargo, parece que hay algunos que no quieren entender este mensaje, que quieren seguir protegiendo a los corruptos, que se resisten a cualquier reforma por una cuestión de supervivencia, como quedó plasmado en un chat hace meses. Por eso, siguen poniendo piedras en el camino, construyendo un sistema de impunidad y haciendo todo lo que pueden para evitar que el Perú avance”, recalcó.

Vizcarra recordó que en el marco del proceso del análisis de los proyectos para el referéndum, “el Congreso modificó sustancialmente el proyecto de bicameralidad, con el fin de aprobar de manera oculta y tramposa, la reelección de congresistas. La ciudadanía fue contundente en el repudio a esa maniobra, y lo expresó en las urnas”.

El jefe de Estado recordó que con el objetivo de lograr una reforma clara en el sistema político, se conformó “hace meses una Comisión de Alto Nivel de Reforma Política, destinada a generar propuestas para consolidar la democracia en el Perú”, pero lamentó que como primera decisión, el Legislativo optara por archivar la propuesta de inmunidad parlamentaria.

“Ante las propuestas presentadas, reaccionaron quienes conforman esa enorme máquina de impedir y de blindar. Rápidamente archivaron el proyecto de que la Corte Suprema defina el levantamiento de la inmunidad parlamentaria, ley que de estar vigente hubiese impedido la fuga de congresistas sentenciados por delitos de corrupción, como hemos visto últimamente”.

“En resumen, usando diferentes estrategias, están tergiversando la reforma política con el fin de protegerse, de blindar la impunidad, y de impedir que la ciudadanía participe de manera plena”, acotó.

Al finalizar su mensaje, Vizcarra se dirigió a la ciudadanía para decirle que ella “puede cambiar esta situación” y recordó que fue “la indignación, el clamor ciudadano, los que ayudaron a visibilizar la corrupción, la mafia”.

“Hago un llamado a la ciudadanía para que una vez más nos pongamos de pie, juntos avancemos en las reformas que el país necesita. No permitamos que triunfe la impunidad, tenemos un enorme desafío de construir las bases del Perú del bicentenario. Si no lo hacemos, habremos perdido la oportunidad de dejar a nuestros hijos un país mejor”, concluyó.

La cuestión de confianza, como es público, se basa en lo establecido en el artículo 133 de la Constitución, que señala que “el presidente del Consejo de Ministros puede plantear ante el Congreso una cuestión de confianza a nombre del Consejo si la confianza le es rehusada, o si es censurado, o si renuncia o es removido por el Presidente de la República, se produce la crisis total del Gabinete”.

Si se rechazase la cuestión de confianza, el Presidente podría cerrar el Congreso constitucionalmente y convocar a elecciones en un plazo de cuatro meses para la elección de una nueva representación congresal, y el nuevo Parlamento que se elija entraría en funciones a inicios de 2020 y funcionaría por un año y seis meses.

Entretanto, el Ejecutivo gobernaría mediante decretos de urgencia fiscalizados por la Comisión Permanente.

PARÁLISIS TOTAL

Mientras los actores políticos están en una colisión cada vez más riesgosa, con gran responsabilidad del fujimorismo, los agentes económicos han cuestionado, con su silencio, esta afrenta a la economía peruana.

Y es que la inversión se paraliza, sin duda alguna, señalan expertos como Enrique Ghersi y el analista Luis Thais, para quien habrá más pobreza, sobre todo para los 350 mil muchachos que cada año  ingresan a la población económicamente activa.

Esto, mientras los problemas medulares que aquejan al país no se afrontan, sino que todo se politiza, y nada se gerencia, afirman, y eso será peor en por lo menos cinco meses de parálisis total.

(Foto: Richard Barrueta/EXPRESO)

Reacciones en el Parlamento

Ante el anuncio del presidente Martín Vizcarra de que el Ejecutivo presentará una cuestión de confianza por cinco de los 12 proyectos de la reforma política, la vocera alterna de Fuerza Popular, Luz Salgado, aseguró que están cumpliendo con su función congresal.

“La cuestión de confianza tiene que ser evaluada en la Junta de Portavoces, pero tiene que ser presentada de acuerdo al Artículo 86, inciso C, en una sesión del Congreso, es decir, del Pleno, tenemos que cumplir el Reglamento y tiene que llegar la cuestión de confianza en modo formal”.

ACCIÓN POPULAR

El congresista Víctor Andrés García Belaunde sostuvo que el mandatario emitió un mensaje lleno de fantasías y falsedades. Aseguró que el discurso complica la situación que se vive hasta el momento; sin embargo dio a entender que no procedería el cierre del Congreso, pues no se le quitó la confianza a ningún gabinete de Vizcarra.

“Yo creo que es un discurso provocador, lleno de fantasías y de falsedades, creo que es un discurso que pudo hacerlo en otro tono. El Congreso no ha censurado ni ha quitado la confianza a ningún gabinete, que se sepa, ni de (César) Villanueva ni de (Salvador) del Solar, por lo tanto, me parece que, de acuerdo a la Constitución, son dos cuestiones de confianza que se denieguen, acá no ha habido ninguna”, sostuvo.

En horas de la mañana el legislador señaló que si el Presidente presentaba una cuestión de confianza sería por una rabieta ante la negativa de parte del Congreso de inhabilitar a Pedro Chávarry.

(Foto: Richard Barrueta/EXPRESO)

NUEVO PERÚ

A su turno la congresista de Nuevo Perú, Marisa Glave afirmó que observa un Parlamento fujiaprista y añadió que le sorprende que los legisladores que polarizaron la relación entre el Congreso y el Ejecutivo, hoy digan que están de acuerdo con lo señalado por el presidente Martín Vizcarra al momento de plantear cuestión de confianza por la reforma política.

“Al fin el presidente Vizcarra se anima a presentar la reforma política, al fin hay una reacción y creo que hay que saludarla. Nosotros nos sumamos a las voces que señalaban que se necesitaba un llamado de atención al Parlamento”, dijo en referencia a la votación del fujimorismo y del aprismo, la cual impidió la inhabilitación del exfiscal de la Nación, Pedro Chávarry.

APRA

Mauricio Mulder (CPA) consideró que el mensaje a la Nación del presidente Martín Vizcarra se encontró plagado de mentiras, insultos y calumnias con la finalidad de levantar su popularidad cuando la ciudadanía se encontraba pendiente de temas como la inseguridad ciudadana.

“Ha presentado una cuestión de confianza sobre un eje que es la reforma política, y yo no veo que haya ningún problema ahí, se vota la confianza y continuamos con el debate de la reforma. La confianza no significa que los proyectos se aprueben, la confianza es que los proyectos se vean, ahora él quiere que se voten en determinados temas, pero los que votan son los congresistas, él no”, afirmó.

Entretelones de la decisión presidencial

El Consejo de Ministros estaba reunido desde las 7 de la mañana como lo hace cada miércoles. Y a eso de las 10:30 ya estaba definida la cuestión de confianza. En adelante, en la jornada de ayer, el presidente Martín Vizcarra solo estaba ganando tiempo para anunciarlo a eso de las 6 p.m. con los gobernadores regionales como parachoques ante la reacción de la oposición en el Congreso.

Durante todo el día se tenía que dar solidez argumental al escrito que debe llegar al Congreso en cualquier momento, es decir, afinarlo de acuerdo a ley con proyectos concretos de ley, como el de la inmunidad parlamentaria, y, como contexto, usar el tema de la reforma política.

En la jornada de ayer, para muchos analistas, el tema de la cuestión de confianza ya era un hecho antes del mediodía. Pero en las redacciones quedaba claro que dicha reforma no era más que un pretexto para precipitar un eventual cierre del Congreso.

(Foto: Édgar Machaca/EXPRESO)

Es cuando los reflectores se pusieron en el exfiscal de la Nación Pedro Chávarry que en la víspera sacó de sus casillas al primer mandatario cuando afirmó, en la Comisión Permanente del Congreso, que Vizcarra no quiere que se toquen casos de corrupción, tanto es así que “se molestó cuando reabrí el caso Chinchero”, dijo el magistrado.

Esa confesión, que es reiterativa, se reforzó este martes porque corrió el rumor, sobre todo en las redes sociales, de que un colaborador eficaz habría declarado que le entregó US$ 2 millones al inquilino de Palacio que ya tiene bastante con los casos Conirsa-Odebrecht y otros dentro y fuera del caso Lava Jato.

Que el Congreso haya apoyado a Chávarry lo único que ha hecho es gatillar la cuestión de confianza que lo saca el Presidente para parar su caída en las encuestas, no sin antes haber creado el ambiente para el cierre del Congreso con sus aliados jurídicos, mediáticos y políticos.

Nos referimos a las declaraciones del fiscal José Domingo Pérez exhortando, como ciudadano “indignado” y no como fiscal, para que el presidente Vizcarra eche mano a la cuestión de confianza ante el blindaje de Chávarry; también las portadas de la prensa concentrada y sus socios; las encuestas de la prensa oficialista direccionando a la opinión pública para el cierre del Legislativo, la marcha de la noche de ayer, las declaraciones del ‘moradito’ Julio Guzmán, etc.

Fiscales Pérez y Carrasco deben ser sancionados

El exministro de Justicia Gustavo Adrianzén consideró que los fiscales José Domingo Pérez y Juan Carrasco Millones deberían ser sometidos a proceso disciplinario por la oficina de control interno del Ministerio Público por incentivar al Gobierno que presente una cuestión de confianza, instrumento constitucional para exigir el respaldo del Congreso en una política concreta, la cual si es rechazada daría la facultad al presidente Martín Vizcarra de cerrar el Parlamento.

“En el caso de José Domingo Pérez, ya le han abierto más de un proceso disciplinario, pero han sido archivados. Si se puede y debe [abrirse uno nuevo], creo que sí. Sin embargo, si me preguntas si esto progresará, diría que no. Se le puede procesar, sin éxito al final”, declaró para EXPRESO.

Cabe precisar que según el artículo 20 de la Ley Orgánica de la Fiscalía, los miembros del Ministerio Público (MP) no pueden intervenir, pública o privadamente, en actos políticos, que no sean en cumplimiento de su deber electoral.

Mientras que el numeral seis del artículo 39 de la Ley de la Carrera Fiscal determina que los integrantes del MP están prohibidos de “participar en política, sindicalizarse y declararse en huelga”.

Para el jurista Víctor García Toma, las opiniones vertidas por Pérez y Carrasco no corresponden al ejercicio de sus funciones, es más “no pueden utilizar el argumento que es una opinión como ciudadano porque en las entrevistas que participan, lo hacen bajo su investidura de fiscales”.

“Los ciudadanos son personas anónimas, ellos no lo son. Han incentivado una cuestión de confianza, pero sería incorrecto, porque el Legislativo ha trabajado como se debe, en su capacidad de fiscalizar y cuestionar de manera autónoma”, agregó.

Desde un punto de vista más crítico, el abogado Aníbal Quiroga calificó este suceso como un evento inusual, pues nunca se ha observado que los fiscales se inmiscuyan en temas del Ejecutivo.

“Deben entender que hay una separación de poderes y las entidades son libres. Los fiscales no están autorizados para pedir o requerir cerrar el Congreso. Llama la atención que personas con cargos importantes desconozcan las leyes”, concluyó.

Blume: cuestión de confianza es “algo extremo”

Horas antes de que el presidente de la República, Martín Vizcarra, anunciara que presentará hoy una cuestión de confianza ante el Congreso de la República, el titular del Tribunal Constitucional (TC), Ernesto Blume, advirtió que el uso de esta medida sería un abuso de parte del Ejecutivo.

“La cuestión de confianza es algo constitucional, pero es algo extremo que debe solo utilizarse en casos que realmente correspondan. De otro lado, una reforma constitucional es un problema nacional, es un asunto de interés altamente público, donde todos y cada uno de los peruanos, tenemos derecho a conocer exactamente los términos de la reforma, y a participar en el debate”, señaló.

Blume también enfatizó que cada poder del Estado tiene autonomía en sus decisiones, esto como respuesta a las críticas que realizó en su momento el Ejecutivo por el archivamiento de la propuesta de inmunidad parlamentaria, para que sea decidida por la Corte Suprema.

“Lo que hay que hacer es entender que el eje de la democracia y del constitucionalismo está en la tolerancia y en el respeto mutuo, y en el respeto de las competencias de las instituciones, no cabe la democracia a presiones, lo que cabe es entender que cada institución tiene autonomía”, acotó.

Puedes encontrar más contenido como este siguiéndonos en nuestras redes sociales de Facebook y Twitter.











Top
Paraguay vence 1 a 0 a Qatar por la Copa América 2019 | EN VIVO

Paraguay vence 1 a 0 a Qatar por la Copa América 2019 | EN VIVO