EN CAMINO. MOVIDAS POR ASCENSOS EN FF.AA. Y PNP

“Moqueguanos” pierden poder en el Ejército

Expectativa ante posibilidad de que oficiales cercanos al presidente Martín Vizcarra sean ratificados. Alto mando asegura que primarán meritocracia y honestidad.

“Moqueguanos” pierden poder en el Ejército
  • Fecha Sábado 21 de Septiembre del 2019
  • Fecha 6:00 am

POR: CÉSAR ROJAS

Empezaron los cálculos en las Fuerzas Armadas para las vacantes y ascensos que habrá este fin de año. Mientras algunos oficiales cercanos al presidente Martín Vizcarra esperan lograr los mejores puestos, los jefes de cada instituto castrense señalan que será un proceso netamente institucional. A esto se suma la reincorporación de decenas de generales, tanto en el Ejército como en la Policía Nacional.

En el caso de la institución de Francisco Bolognesi, la norma dispone hasta quince vacantes para generales de División. Actualmente, hay catorce cubiertas por lo que correspondería cubrir una más. Sin embargo, esto se da en el papel, porque en la realidad, el Ejército ha funcionado el último año con trece divisionarios, ya que el número 14, en importancia, sería Wuilliam Saturnino Flores Zúñiga.

Decimos importante porque cumple una tarea que corresponde a un oficial de grado inmediatamente inferior: es jefe de la Casa Militar de Palacio, además de allegado personal de Vizcarra desde su juventud, en su tierra Moquegua. Por lo general, las vacantes no pasan de tres. Si se aprobara una, se mantiene inalterable la situación administrativa.

Se vocea que sería la hora del general de Brigada Orestes Vargas Ortiz, quien ha pasado por la Dirección de Informaciones, dirigió brigadas blindadas y actualmente es responsable del Comando de Salud del Ejército. Goza de la confianza de Jorge Celiz Kuong, comandante general del Ejército. En caso de aprobarse dos vacantes, la promoción 1983 de la Escuela Militar de Chorrillos perdería a su representante Walter Astudillo Chávez (Doctrina y Educación), y la 1984 a Augusto Villarroel Rossi (Vraem), ambos identificados con los “moqueguanos”.

NUEVOS JEFES

Si se optara por reemplazar a ambos, a Vargas se le agregaría en el ascenso a Edwin Patterson Monsalve, actual secretario de la Comandancia General del Ejército. Debemos precisar que los posibles pasados al retiro serían los menos antiguos de sus respectivas promociones. En este caso, se aplicaría el criterio de limitada proyección profesional, popularmente conocido como “techo”.

De ser tres en este caso, Manuel Rodríguez Luna Victoria (promoción 1984 y jefe de Logística), se uniría a Astudillo y a Villarroel. Cabe indicar que el actual jefe del Comando Conjunto de las Fuerzas Armadas, César Astudillo Salcedo, y el mencionado jefe del Ejército, Jorge Celiz Kuong, son de la promoción 1983, pero sus cargos no son parte del escalafón de ascensos, sino que son designados, ratificados o cesados durante un máximo de dos años de ocupar sus cargos. Como costumbre, la Comandancia General del Ejército ha sido conducida dos años por miembros de la misma promoción, lo cual se estaría cumpliendo ahora (Astudillo Salcedo fue jefe en el 2018). De aplicarse ese criterio, el sucesor se designaría entre los excompañeros de Ollanta Humala en la Escuela Militar de Chorrillos. Los promocionales del expresidente tienen “techo” hasta diciembre de 2023.

Antes que Villarroel y Luna Victoria, figuran en el escalafón previo -no definitivo- Manuel Gómez de la Torre Araníbar, jefe del Estado Mayor General, y Próspero Díaz Arrué, inspector general. Detrás vienen los egresados en 1985: José Vizcarra Álvarez (III División de Ejército), Walter Córdova Alemán (I División), Carlos Mayca Vásquez (II División), José Rospigliosi Galindo (V División), con proyección hasta el 2024. Ellos estudiaron con Antauro Humala. Finalmente, tenemos a la promoción 1986, también del grupo de los “moqueguanos”: David Ojeda Parra, Carlos Ríos Aguilar y Flores Zuñiga.

Estos tres últimos obtuvieron su actual grado de divisionarios con sendas resoluciones firmadas por el mismo presidente Vizcarra. ¿Cómo afectaría esto a la balanza entre los principales jefes del Ejército que consideran constitucional un eventual cierre del Congreso, y quienes opinan que eso sería ilegal y hasta con consecuencias penales? Desde que EXPRESO publicara que había esta diferencia de opiniones, mucho se ha comentado en los cuarteles, lo cual ha propiciado la aparición de –por así decirlo- un tercer bando: quienes promueven un consenso tácito. Es decir, que cualquier acción sea tomada no solo en forma vertical, sino evaluando los escenarios sociales y políticos, así como económicos.

PROFESIONALISMO

Esto ha tranquilizado a nuestros uniformados, e incluso voceros de la Comandancia General indicaron que en las vacantes, ascensos, cambios de colocación y pases al retiro, se dará mayor importancia a criterios profesionales. “El general Celiz Kuong no se casa con nadie. Se va a respetar la transparencia y legalidad en estos procesos, primará la meritocracia, dentro del marco de la transformación institucional que ha emprendido el alto mando”, manifestaron a EXPRESO. Sin embargo, ahora nuestros militares deben enfrentar las consecuencias de los irregulares pases al retiro durante el gobierno actual, cuando Pedro Pablo Kuczynski era mandatario: cinco generales de Brigada que ya cobraban sus pensiones han vuelto al servicio activo, por orden del Poder Judicial ejecutada por la Presidencia de la República.

En la lista están Carlos Lacherre Pujada, Julio Gálvez Caballero, Jesús Del Castillo Merino, Miguel Mimbela Zapata y Víctor Vega Torres, quienes ya han sido destacados –en forma provisional- a diferentes unidades del Ejército. Al pertenecer ellos a promociones de la misma o mayor antigüedad que oficiales que optarían por el ascenso, podrían apelar a este factor para lograr ser promovidos. Esto deberá evaluarse, porque la tradición es reincorporarlos, y luego invitarlos al retiro con mejores condiciones, ya que han sido reivindicados.

MARINA Y FAP

En el arma de Miguel Grau siempre hay mayor orden, ya que prácticamente todos los oficiales que salen de la Escuela Naval del Callao saben en qué años les tocará postular al ascenso.

Por ejemplo, la promoción 1987 –los más destacados- ascenderá a vicealmirante el año 2020, la 88 el 2021, la 89 el 2022, y así sucesivamente. En el proceso para ser contralmirantes, los egresados en 1992 optarían por este grado en el 2020, los del 93 en el 2021, y se repite la secuencia. El problema de nuestros marinos, actualmente, es otro (Ver nota aparte). En cuanto a la Fuerza Aérea, el comandante general Rodolfo García Esquerre ya tendría lista una propuesta para que el mayor general Miguel Figueroa Deza, director de Racionalización, ascienda a teniente general (dentro de lo planificado). A esto se sumaría la posibilidad de que José Antonio Rubio Travi, subjefe del Estado Mayor, pueda optar por ser el nuevo “cocogato”. Reiteramos que esto es dentro del plan institucional, en forma similar a la Marina: los mejores de la promoción 1987 ascenderían el año 2020, los de la 88 el año siguiente, etc.

A la Promoción 1992 le tocará optar por tener mayores generales el año 2020, con sus sucesores en el orden ya explicado. Sin embargo, hay varios oficiales que afrontan procesos por supuestas irregularidades con dinero del Estado, lo cual podría jugarles en contra, a pesar de tener mejores perspectivas, técnicamente hablando.

LÍNEA DE CARRERA

El DL 1149 define el ascenso como aquella promoción del personal en situación de actividad, al grado inmediato superior, que tiene por finalidad garantizar la línea de carrera policial, como resultado objetivo del proceso de evaluación de los méritos y deméritos registrados durante la carrera, asimismo, de acuerdo con el puntaje que hayan obtenido en sus exámenes, se les inscribe a los candidatos en orden decreciente en el cuadro de méritos de ascensos.

DE LAS VACANTES

El artículo 9 de la Ley N° 29108 ordena que “Las vacantes son las plazas disponibles para el ascenso en cada grado militar. Son expedidas mediante resolución ministerial, a propuesta del Comandante General respectivo. La declaratoria y número de vacantes son expedidos anualmente y permanecen inalterables a lo largo del proceso”.

LEY N° 29108

Por mandato de la Ley de Ascenso para Oficiales de las Fuerzas Armadas (Ley N° 29108), la tercera semana de septiembre se determina el número de vacantes para el grado de general de División del Ejército, en el proceso de ascenso 2019 – promoción 2020.

Puedes encontrar más contenido como este siguiéndonos en nuestras redes sociales de Facebook y Twitter.



Top
PJ revocó prisión preventiva a Luis Nava y le impuso arresto domiciliario

PJ revocó prisión preventiva a Luis Nava y le impuso arresto domiciliario