CUANDO LA TECNOLOGÍA DE PUNTA SE USA PARA EL CRIMEN ORGANIZADO

Odebrecht quiso apoderarse de los fondos públicos

Durante 15 años burlaron sistemas de control del Perú con el software MyWebDay y la doble contabilidad: la Sunat, SBS, Contraloría y el sistema de justicia estaban ‘pintados’.

Barata y Marcelo Odebrecht usaban software y hardware diseñado especialmente para sus operaciones de sobornos, revelan las investigaciones. (Composición Fotográfica) 
  • Fecha Jueves 27 de Diciembre del 2018
  • Fecha 6:00 am



Cuando la economía peruana se modernizó, tanto que algunos analistas lo consideraban un país emergente en América Latina, despertó el interés de grandes empresas, entre ellas la constructora brasileña Odebrecht, pero en estas nuevas condiciones codiciaba apoderarse, en forma subrepticia, de los fondos públicos peruanos.

Para conseguir tal objetivo, a comienzos de siglo, las empresas ligadas a Odebrecht proyectaron la construcción y equipamiento de un soporte informático propio, con software, hardware y también su propia plataforma de comunicaciones. Nos referimos al software MyWebDay y al servidor de emails Drousys.

Las investigaciones de la Corte Distrital de los Estados Unidos-Distrito Este de Nueva York, y de la Comisión Lava Jato del Congreso del Perú, coinciden en que con aquella meta el fin de dicha transnacional era manejar con hermetismo el desvío de fondos para el pago de sobornos.

No solo eso, sino que les servía para evadir los controles fiscales y tributarios en cada país, y, obviamente, hacer triangulaciones económicas y financieras entre las subsidiarias del conglomerado empresarial y sus consorciadas como Graña y Montero y otras.

Para ser precisos, la operación destinada a implementar el MyWebDay y Drousys en el Perú tomó forma en el año 2003 bajo la coordinación personal de Jorge Barata, superintendente de Odebrecht en el Perú.

Por eso es que el 19 de marzo de 2003 llegó a Lima, desde Brasil, Inacio Moro, funcionario de la Unión Informática, para iniciar la implementación del MyWebDay. Y el 27 de marzo del mismo año arriba a Lima el otro experto con la misma misión, Romildo Pereira.

En esos años, sobre todo en 2004, Odebrecht tenía dificultades para mantener sus operaciones en el Perú y necesitaba generar fondos.

Le urgía entonces un esquema en que debería aparecer “limpio” respecto de la fiscalización de las autoridades peruanas en los consorcios en los que ganaba licitaciones con trampa, usando alrededor de unas 50 razones sociales diferentes con el nombre Odebrecht.

“Con el acercamiento al gobierno de Alejandro Toledo y la adjudicación de IIRSA Norte, Odebrecht tuvo una mejor perspectiva del crecimiento por el flujo de dinero efectivo de IIRSA-SUR, cuyo control requería implementar un sistema de cómputo más sofisticado que les diera su control”, señala el informe final de la Comisión Lava Jato.

Es decir, una plataforma tecnológica de última generación, repetimos, conformada por MyWebDay, un software de gestión empresarial, y Drousys, un servidor de correo electrónico que tenía su base en Suiza hasta que en las investigaciones fue intervenido por el fiscal general de ese país, Stefan Letz, en 2015.

Era un servidor que les permitía a los funcionarios de Odebrecht comunicarse secretamente de manera segura con los otros operadores financieros en el exterior, facilitando “el envío de correos electrónicos y mensajes instantáneos encriptados que se borraban automáticamente” para no dejar huella del delito.

Años después con el MyWebDay sus usuarios exclusivos pudieron perfeccionar la plataforma para el control de los flujos del dinero del Estado que ingresaba a las concesiones u obras de ingeniería civil, que solo desde 2004 hasta el 2014 suman 27.

 

LA CAJA 2

Además les permitió identificar de dónde podían extraer el dinero que, desde varios canales de la misma empresa, sería destinado a la famosa División de Operaciones Estructuradas, la Caja 2, “para el pago de coimas en el extranjero”.

Como veremos en otro momento, el sistema permitía ingresar gastos sin sustento documentario, lo que se aprecia en la copia de un manual de instrucciones con el que se capacitó a los operadores en el Perú en el uso del MyWebDay.

En suma, estamos hablando de que MyWebDay y Drousys responden a una tecnología moderna al servicio del crimen organizado que funcionó al margen de los sistemas de control en el Perú, sea porque los nuestros estaban desfasados de la realidad moderna, o porque solo detectaron sus aristas externas y fueron burlados durante unos 15 años.

De esta manera, la Superintendencia Nacional de Administración Tributaria (Sunat), la Superintendencia de Banca y Seguros (SBS), la Contraloría y el Ministerio Público nunca descubrieron estas prácticas ilícitas por falta de herramientas tecnológicas propias desarrolladas con base en su experiencia o tal vez por falta de interés o por conductas colusorias.

Tal era su sofisticación, su capacidad de fragmentar montos desde diferentes sucursales (alrededor de 50) de la misma constructora, que permitía a los directivos de Odebrecht “la capacidad de manejar todas las concesiones financiadas con dinero público como una sola caja a su entera disposición”, señala el informe de la Comisión Investigadora en la página 1272.

PRESUPUESTO PARALELO

Precisamente sobre el MyWebDay y el Drousys, la Corte Distrital de los Estados Unidos-Distrito Este de Nueva York, en el documento 27, indica lo siguiente:

“…La División de Operaciones Estructuradas administró su presupuesto ‘oculto’ a través de dos sistemas informáticos: (i) el sistema MyWebDay, que se utilizó para realizar transacciones de pago, procesar pagos y generar y rellenar hojas de cálculo que rastrearon y contabilizaron internamente el presupuesto alternativo” o paralelo.

En segundo lugar, del “sistema ‘Drousys’, que permitía a los miembros de la División de Operaciones Estructuradas comunicarse entre sí y con operadores financieros externos y otros co-conspiradores usando correos electrónicos seguros y mensajes instantáneos…”.

Es más, “para ocultar sus actividades corruptas, los usuarios del sistema Drousys utilizaron una serie de nombres en clave para enmascarar sus identidades, y se refirieron a los destinatarios del soborno y a los intermediarios utilizando códigos y contraseñas adicionales…”.

La Corte norteamericana va incluso más lejos.

“…Para ocultar aún más la conducta delictiva de Odebrecht, la División de Operaciones Estructuradas administró y distribuyó fondos que Odebrecht nunca registró en su balance”.

Añade que esos “fondos registrados” fueron generados por la citada constructora carioca “a través de una variedad de métodos”, que incluyen pero no se limitan a “cargos generales cobrados de las subsidiarias”, “tarifas de éxito” y “transacciones de auto-garantía”.

Sin embargo, para entender en su totalidad el funcionamiento del esquema, según la Comisión Lava Jato del Perú, es necesario analizar los otros métodos descritos en la investigación norteamericana y que tienen que ver con el ‘modus operandi’ de la extracción de fondos que operaba en el Perú.

Si bien el primer MyWebDay empezó el 2003 y el segundo el 2009, es en ese lapso en que el grado de especialización de los sistemas se logró perfeccionar “después de haber estudiado profundamente el sistema tributario peruano, contratando a estudios de abogados y empresas consultoras que voluntaria o involuntariamente contribuyeron al éxito de su operación”.

Este sistema cumplía una doble función: por un lado, llevaba la administración y la contabilidad principal y transparente, conforme exigía el marco legal peruano, sea contable, tributario o financiero.

De otra parte, funcionaba como sistema paralelo controlado por la División de Operaciones Estructuradas de Odebrecht con acceso en tiempo real a los flujos de caja en las concesiones del Perú.

Ojo que la contabilidad paralela les daba la capacidad de planificar, ubicar y extraer dinero de los proyectos para proceder a pagar los sobornos, a través de variadas formas.

El MyWebDay les permitía entonces establecer los montos de las coimas, cuentas, transferencias y los funcionarios estatales corruptos que se beneficiaron, los mismos que eran identificados por códigos o claves cifradas que luego eran borrados para que no se conozcan sus nombres ni el monto de los sobornos.

Dos versiones

El MyWebDay contaba con dos versiones operativas: MyWebDay “A”, que operó desde 2003 hasta fines del 2009, y MyWebDay “B”, vigente desde 2009 hasta 2016 cuando empezaron las dificultades de Odebrecht en el Perú.

 

 

“PARA OCULTAR AÚN MÁS LA CONDUCTA DELICTIVA DE ODEBRECHT, LA DIVISIÓN DE OPERACIONES ESTRUCTURADAS ADMINISTRÓ Y DISTRIBUYÓ FONDOS QUE ODEBRECHT NUNCA REGISTRÓ EN SUS BALANCES”.

 

¿CUÁNDO SE ABREN LOS SECRETOS DE LA INFORMACIÓN ENCRIPTADA EN SUIZA?

27 obras con el software mafioso

Si bien el MyWebDay “A” empezó a funcionar desde el 2003, se afirma que desde el 2004 ya estaba operando a todo dar. De ese tiempo del gobierno de Alejandro Toledo (2001-2006), pasando por la segunda administración de Alan García (2006-2011), y luego el gobierno de Ollanta Humala (2011-2016), la constructora Odebrecht ha ejecutado 27 obras en los tres periodos gubernamentales.

En este periodo se hicieron los tres tramos de las Interoceánicas del sur y dos del norte; las obras hidroenergéticas del proyecto Olmos, el puerto Bayóvar de Sechura; la Línea 1 del Tren Eléctrico de Lima; el proyecto e Irrigación de Olmos, las Vías Nuevas de Lima y sus famosos peajes.

Asimismo la Vía de Evitamiento en el Cusco, el puerto Matarani, las obras hidráulicas mayores del proyecto Chavimochic, la construcción de la Vía Costa Verde-Tramo Callao y el gasoducto sur peruano de transporte de gas natural.

La Comisión Lava Jato ha encontrado “evidencias documentarias” desde abril de 2003, en el proyecto de IIRSA-Norte, con el que  “se iniciaron los trabajos de implementación de la plataforma MyWebDay y Drousys que duraron todo ese año y el siguiente”.

“Por la coincidencia en el tiempo, al parecer estuvo calculado para que pudiera alcanzar su máximo nivel de operatividad con el advenimiento de la IIRSA-Sur (hacia fines de 2004) al que tenían seguridad de acceder por los tratos ilegales previos al proceso de la concesión”, según el informe Lava Jato.

Para entonces fue necesario adaptar los datos del antiguo Sistema de Procesamiento de Pagos “DB_Personal” de Odebrecht para cumplir obligaciones con Sunat y las AFP e incorporarlos en el nuevo sistema MyWebDay del 2003.

Se incorporaron entonces nuevos desarrollos de módulos de software en 14 días a solicitud del departamento de Recursos Humanos que habría estado a cargo de Gilberto Ávalos, y con un mes de soporte operativo adicional. “La conversión estuvo a cargo de la empresa Antares Soluciones de Sistemas SAC”.

Otras evidencias documentarias sobre las primeras empresas y proyectos que funcionaron con MyWebDay en el Perú fueron “Consorcio Chavín, Consorcio Chimú, Casa Matriz sucursal Perú, Proyecto San Juan/San Bartolo y Proyecto Ilo-2”.

Pero la investigación de este tema ya es un asunto de alta ingeniería informática y decisión política y judicial. Nos referimos a los secretos mejor guardados que operaba la empresa suiza Safe Box descubierta por el fiscal suizo Stefan Letz y que escondía nada menos que seis terabytes de data del famoso software MyWebDay. ¿Cuándo lo abren?

 

Obras y proyectos desde el 2004

En el gobierno de Alejandro Toledo, en el año 2004 se realizó el Sistema de Agua Potable Ciudad de Chimbote, en Áncash. En el 2005, la obra fue Ingeniería, Procura y Construcción de Obras Trasvase Olmos, en Lambayeque. En el mismo año también se hicieron las obras Construcción, Rehabilitación, Mantenimiento, Operación y Concesión del Eje Multimodal Amazonas Norte, en las regiones de Amazonas, Piura, Lambayeque, Cajamarca, Loreto, San Martín; así como la obra Ingeniería, Procura y Construcción de la Carretera Interoceánica Sur Tramo 2: Urcos – Puente Inambari, en Madre de Dios. Finalmente, en el 2005 también se inició la obra Ingeniería, Procura y Construcción de la Carretera Interoceánica Sur Tramo 3: Puente Inambari – Puente Iñapari, en Madre de Dios.
En el 2006, fue la obra Interceptor Norte, en el Callao; y en el mismo año, la Ampliación y Mejoramiento del Sistema Agua Potable de Iquitos, en Loreto.

Durante el gobierno de Alan García Pérez, en el 2006 fue para la obra Construcción de Instalaciones Marítimas y Portuarias – Melchorita, en Pisco – Lima. En el 2008, fue para las obras Construcción Puerto Contenedores del Callao Muelle Sur, en el Callao; Rehabilitación y Mejoramiento de la Carretera Empalme PE-5N Cuñumbuque-Zapatero-San José de Sisa, en San Martín; y el Puerto Bayóvar – Sechura, en Piura.
En el 2010, se vieron las obras Tren Eléctrico – Tramo 1 de la Línea 1, en Lima; y la Rehabilitación, Mejoramiento y Construcción de la Carretera Callejón de Huaylas – Chacas – San Luis, en Áncash.
En el año 2011, se iniciaron las obras Mejoramiento y Ampliación de la Boca de Entrada del Terminal Portuario del Callao, en el Callao; la Central Hidroeléctrica Chaglla, en Huánuco; el Metro de Lima, Tren Eléctrico – Tramo 2, Línea 1, en Lima; y el Terminal de Embarque de Concentrado de Minerales, en el Callao.

En el caso de la gestión de Ollanta Humala, en el año 2012 se iniciaron las obras Mantenimiento Carretera Corredor Vado Grande-Ayabaca,  en Piura; la Modernización e Integración de la Unidad Logística Callao (Perú Bar), en el Callao; y el de Irrigación Olmos, en Lambayeque. En el 2013, se iniciaron las obras Vías Nuevas de Lima, en Lima; Vía Evitamiento Cusco, en el Cusco; y el Puerto Matarani, en Arequipa.
Mientras que en el año 2014, se empezaron las obras Diseño, Construcción Operación y Mantenimiento de las Obras Hidráulicas Mayores del Proyecto Chavimochic, en La Libertad; la Construcción Vía Costa Verde – Tramo Callao, en el Callao; la Central Hidroeléctrica Belo Horizonte – 240 MW, en Ríos Monzón y Huallaga, de Huánuco; y el Gasoducto Sur Peruano Sistema de Transporte de Gas Natural, en Cusco (Urcos) y en Moquegua (Ilo).

PLINIO ESQUINARILA











Top
Vizcarra sube cinco puntos en junio: llega a 43 por ciento

Vizcarra sube cinco puntos en junio: llega a 43 por ciento