“Pegamujeres” Mora volvería al Congreso

Fundador de Partido Morado rompió nariz de su esposa, y dijo que era “un tema familiar”. Culpó a críticos de “aprovechamiento político”.

“Pegamujeres” Mora volvería al Congreso
Solo el JNE podría sacarlo a Daniel Mora por ocultar que tenía proceso en giro en la Judicatura.
  • Fecha Viernes 17 de Enero del 2020
  • Fecha 12:34 am

A pesar de haber golpeado a su esposa, de mentir en su hoja de vida, y usar recursos públicos para promocionar su candidatura, Daniel Mora Zevallos podría ser elegido congresista de la República el 26 de este mes, gracias a su ventajosa posición en la lista de candidatos del Partido Morado.

“Me dio una cachetada, rompiéndome la nariz, a lo que me defendí con mis manos, ante eso empezó a bofetearme que me caí al piso, estando ahí indefensa sin poder defenderme comenzó a patearme varias veces en la pierna, para luego salir de la casa”, fue el desgarrador testimonio que salió a la luz, revelando que, detrás de su apariencia de político preocupado por la educación, se escondía un sujeto peligroso para las mujeres.

El 20 de marzo del año pasado, Lilia Virginia Juana Jáuregui Sanguineti, esposa de Mora, había acudido a la Comisaría de San Borja luego de lo que parecía ser una discusión de pareja normal, pero que había degenerado en el machismo más salvaje y violento.

“Fui a recoger al colegio a mis nietas, al retornar a casa se me bajó una de las llantas de mi carro, llegué a mi domicilio y lo guardé así en el estacionamiento. Al día siguiente mi esposo se percató del hecho y empezó a reclamarme, diciéndome que no toque sus cosas, inútil, irresponsable, amenazándome que ya no agarre ningún carro, que nada de la casa era mío y que todo era de él, que no tengo ni mierda, le dije que no es nadie para prohibirme que yo maneje los carros”, fue el preámbulo de la golpiza.

La ola de indignación contra el secretario de organización de la agrupación de Julio Guzmán creció en las redes sociales, a lo cual el imputado ensayó justificaciones que mostraron la verdadera entraña del político.

“El aprovechamiento político que se le quiere hacer a un tema familiar es deplorable, estaré emitiendo un comunicado en la que aclararé todo lo que se viene diciendo de mí; sí quiero aclarar que ese aprovechamiento en especial de dos partidos políticos demuestra lo bajo que son”, tuiteó Mora Zevallos.

“TEMA FAMILIAR”

Es decir, para el autoproclamado representante de la decencia, golpear a una mujer hasta el punto de romperle la nariz es un “tema familiar” que es usado por sus opositores.

Pero el rechazo a un sujeto que más bien aprovechaba su corpulencia de varón para atacar a una dama que incluso es madre de su hijo, fue in crescendo, a tal punto que ni el Partido Morado (PM) lo blindó.

“Hemos conversado con Mora, y él ha aceptado renunciar al partido para no molestarnos más con un proceso disciplinario, que igual va a terminar en expulsión. Algunos habían comentado los problemas que él había tenido con su familia, pero al menos la mayoría no sabíamos que había golpeado a su mujer”, indicó un militante de la agrupación de Guzmán.

Esto se confirmó momentos después, cuando el denunciado publicó su carta de renuncia no solo partidaria, sino a la carrera electoral. Si bien ya no insistió en que era un “tema familiar”, sino más bien un asunto judicial concluido, indicó que se alejaba para que su permanencia no perjudique más a los morados.

“Invocamos al Jurado Nacional de Elecciones a que, dada la gravedad de su situación, acepte e inicie su exclusión del proceso electoral en marcha. Han existido espacios suficientes para que el señor Mora, en su calidad de secretario de Organización del partido, nos ponga al tanto de su situación legal y eso no ha ocurrido, esta omisión es inaceptable”, indicó Rodolfo Pérez, secretario general del PM.

En conferencia de prensa al lado de otros candidatos, todos facialmente afectados por lo que se había sabido de quien era uno de sus fundadores y referentes partidarios, admitió que la renuncia había sido concertada para evitar mayores trámites, con tal de llegar al mismo fin: su salida.

Llamaba la atención la ausencia de Julio Guzmán. Mientras se sospechaba que el excandidato presidencial no tenía el temple necesario para afrontar una grave crisis partidaria, sus partidarios informaron que estaba en Huacho, en actividades de campaña ya programadas con antelación.

Otro hecho que se reveló fue que Mora había aprovechado su alto cargo dirigencial para él mismo examinar los antecedentes de los candidatos al Congreso, incluso de él mismo. De este modo, evitó que sea público su episodio violento contra su esposa.

IMPUNIDAD

Cuando se inquirió cómo se podría tramitar una renuncia al proceso electoral, cuando ya habían vencido los plazos, el dirigente morado Carlo Magno Salcedo consideró que el Jurado Nacional de Elecciones podría determinar que la Constitución no impide el alejamiento voluntario de un aspirante al Parlamento.
A esto se añade que el cuestionado personaje no había registrado en su hoja de vida el proceso que le había entablado su cónyuge. Esto sería una violación a las normas, pero al no haber sido detectada antes, ya no procedería sancionarlo.

Para aclarar este punto, EXPRESO se comunicó con los especialistas en temas electorales José Manuel Villalobos y José Tello. Ellos coincidieron en que, a pesar de que el candidato número 3 del PM haya dicho que ya no insistirá en ser padre de la Patria, en la práctica su postulación sigue vigente ante el JNE.

“Si bien es cierto que Mora ha expresado su voluntad no solo de renunciar al partido sino también de renunciar a su candidatura, hay un entrampamiento legal porque el JNE estableció que las renuncias, retiros o exclusiones solo podían efectuarse hasta 30 días antes de la elección, es decir, el 27 de diciembre”, precisó Villalobos.

Este especialista electoral explicó el único caso en el que el JNE puede sacar a un candidato cuando pasa el periodo de exclusión, renuncia o retiro. “En el único caso que el JNE ha establecido que se puede retirar a un candidato hasta un día antes de la elección es cuando el candidato recibe una condena firme en última instancia por delito doloso. Que no es el caso en Mora”, dijo.

Villalobos refirió que tampoco pueden retirarlo si se descubre que Mora habría omitido alguna información en su hoja de vida. “No se puede porque el artículo 23 de la Ley de Organizaciones Políticas señala que la exclusión por omitir información en la hoja de vida también es hasta 30 días antes de la elección. Es por esa razón que en el caso del candidato Daniel Urresti no se le pudo excluir”, dijo.

En la práctica, Mora está en carrera, y si las personas votan por el Partido Morado, se van a computar esos votos en el cartel de candidatos, aunque no escriban el número del agresor.

“En el supuesto de que al Partido Morado le toque 4 escaños en Lima y Mora esté dentro de los más votados de ese grupo, legalmente le correspondería ser congresista”, finalizó.

RENUNCIA BAMBA

Por su parte, Tello añadió que ahora en el supuesto de que Mora sea elegido como congresista le correspondería cumplir su compromiso de no recibir su credencial ni a asistir a la juramentación por el cargo.

“Si no jura el cargo no asume su función como congresista. No está obligado a hacerlo, en ese caso llamarían al candidato que le sigue en votación. El congresista está impedido a renunciar al cargo pero eso es una vez que asumes el mismo. Mientras no lo has asumido no te pueden obligar a recoger tu credencial como parlamentario ni tampoco emplazar a jurar”, anotó.

Según la última encuesta de CIT Opinión Pública, solo en Lima el Partido Morado lograba un 3.4 por ciento de votos válidos. Gracias a que un 63 % de capitalinos votaría en blanco o viciado, esta agrupación lograría colocar hasta a cinco representantes, entre ellos a Mora Zevallos, quien –repetimos- va con el número 3.
Es decir, la carta de renuncia del excongresista que deseaba repetir el plato solo sería simbólica. No pasó mucho para que esto quede claro, y que también quede claro el hecho de que podríamos tener a un sujeto que golpeó impunemente a su pareja legislando, representando y fiscalizando al Estado.

“Es típico de todo agresor victimizarse y no asumir su responsabilidad frente a la violencia doméstica. No es un tema familiar, señor Mora, es un problema de Salud Pública en nuestro país. Esta es la renovación de políticos morados, que hacen escarnio de otros ayudados por aliados”, cuestionó la vocera fujimorista Milagros Salazar.

Por su parte, Ángela Girón, candidata por APP con el N° 29, dijo a EXPRESO que “duele saber que quien se sentía el abanderado de la lucha contra la corrupción y la educación de calidad, era el abanderado del terror y el golpe en su propia casa. No contento con romperle la nariz pateó en el suelo a la mujer que le dio los mejores años de su vida. No hay palabras para describirlo. El JNE debe tomar cartas en el asunto si queremos un país mejor”.

TENDRÍA CURUL

Daniel Mora envió carta de renuncia a su candidatura congresal, pero esta no tendría validez legal porque plazo para retirarse ya se cerró el 27 de diciembre. En vista de que postula con el número 3, ocuparía una curul si agrupación de Julio Guzmán pasa valla electoral.

NO HAY FAMILIAS PERFECTAS

“Se está utilizando y exagerando, un desgraciado momento en la vida de un matrimonio de 50 años para hacer daño a mi esposo y familia. En los cuales hemos podido sobrellevar innumerables momentos difíciles como la muerte de dos de mis hijos. Y ahora quieren usar dicha denuncia con el fin de hacer daño y sacar de la política a mi esposo. Soy católica y creyente, el Papa Francisco, recientemente, ha declarado que no hay familias perfectas”, escribió la esposa de Mora Zevallos, quien hasta hace poco lo acusaba de aterrorizarla a golpes.

“No hay perdón”

“Las personas que resulten elegidas para el próximo Congreso tomarán decisiones que nos afectarán a todos, por ende su comportamiento, incluyendo el del seno familiar, debe ser coherente y de respeto. Lo sucedido con Mora no es una riña cualquiera, se trató de una paliza brutal hacia su esposa y madre de sus hijos. No hay perdón. El 27 de diciembre venció el plazo de renuncia, por lo tanto el Partido Morado nos está tomando el pelo”.
Tales fueron las palabras de José Horna Saavedra, candidato por Perú Nación N° 18.

Puedes encontrar más contenido como este siguiéndonos en nuestras redes sociales de Facebook y Twitter.



Top
JNJ inicia procesos contra Pedro Chávarry y Tomás Gálvez

JNJ inicia procesos contra Pedro Chávarry y Tomás Gálvez