SISTEMA MYWEBDAY PERMITÍA INGRESAR GASTOS SIN SUSTENTO DOCUMENTARIO

Tenían hasta manual para las coimas

El software primero hacía la separación de lo que podríamos llamar la contabilidad normal a ser fiscalizada por Sunat. Luego se centraba en los gastos sin sustento que eran enviados a un “registro auxiliar” o “contabilidad paralela” para la Caja 2 de las coimas. Finalmente, usaban el dinero del fisco peruano, no para los proyectos de ingeniería civil, sino para otros fines.

Barata usaba sofisticado software y hardware para sobornos de Odebrecht, en las narices de la Sunat. (FOTO: EXPRESO)
  • Fecha Viernes 28 de Diciembre del 2018
  • Fecha 6:00 am




Habíamos dicho que la plataforma ultramoderna de software y hardware MyWebDay y su complemento comunicativo Drousys, que empezó a aplicar Odebrecht en el año 2003, se potenciaría desde 2004 en adelante con el uso de toda su capacidad instalada en los proyectos de los Corredores Viales Interoceánicos Perú-Brasil del sur y norte del país.

De esa forma es que se dieron pase a las contabilidades paralelas y el blanqueo de dinero del fisco peruano en la División de Operaciones Estructuradas, de donde habría salido el pago de sobornos de Odebrecht para las citadas interoceánicas y el uso de ese software tramposo en alrededor de otros 27 proyectos desde aquellos años hasta 2014 o incluso 2016.

Efectivamente eso es lo que sucedió. Con el agravante de que la constructora brasileña metió a la misma Superintendencia Nacional de Administración Tributaria (Sunat) en uno de los ambientes cerrados de su sede matriz en la cuadra 2 de la avenida Víctor Andrés Belaunde, en San Isidro, entre 2007 y 2011.

¿Cuál fue el argumento para tal encerrona? El hecho de estar Odebrecht entre los “grandes contribuyentes”, tal como lo ha aceptado el jefe de esta transnacional en el Perú, Jorge Simoes Barata, en sus declaraciones ante la veterana comisión Pari que fue la primera que investigó el caso Lava Jato en el Congreso de la República.

“Nosotros somos auditados por la Sunat permanentemente. En nuestra oficina hay una sala Sunat porque la Sunat no sale de allí adentro. O sea, cada factura que emitimos, cada cheque, cada proceso, todo eso es acompañado día a día por la Sunat porque somos grandes contribuyentes en este proceso y la Sunat nos acompaña”, declaró Barata ante la citada comisión.

MyWebDay y Drousys responden entonces a una tecnología moderna al servicio del crimen organizado que se viene usando desde 2003, de forma que envolvieron a la Sunat en sus propias redes informáticas, en sus propias oficinas, aunque hasta ahora no se sabe quiénes han sido las autoridades que se prestaron a esta felonía ni qué funcionarios o técnicos fueron adiestrados para compatibilizar los esquemas de Sunat con el software MyWebDay.

EL FAMOSO MANUAL

Dicho todo esto, podemos entrar entonces a la extracción del dinero público desde dicho sistema informático de Odebrecht con el que podía pagar coimas muy bien disimuladas y que a simple vista se presentaban como operaciones normales.

Con el añadido de que esos montos estaban más que fraccionados entre diferentes razones sociales y cuyo rastro en el sistema se borraba automáticamente para ocultar montos y destinatarios solo identificados en forma fugaz con seudónimos o claves.

Por ejemplo, la factura Nº 0019149 de Inversiones San Quijote SAC, por 2,332 dólares, es una muestra clara de fraccionamiento hasta de un gasto minúsculo de un evento realizado por Odebrecht Ingeniería y Construcción, que es pagado por varias concesionarias o sucursales satélite de la transnacional.

Incluso la funcionaria Diana Ortiz le asigna “cuotas” y porcentaje de 3 % a un proyecto de Aguaytía que tiene por código el número 6217, la matriz principal de Odebrecht se encarga de pagar el 17 %, Callao (código 6227) el 57 % y otras dos cancelan el resto.

Este problema de división de pagos fue descubierto en el exterior en las recurrentes facturaciones mensuales de empresas sospechosas. En esos casos, el monto era tan bajo que, por lo general, se considera que no puede tratarse de coima disimulada.

Pero si nos ponemos en el escenario de que MyWebDay “fracciona” el pago real entre varias de unas 50 razones sociales que abrió Odebrecht en el Perú, obvio que se pudo constatar que esos pequeños desembolsos paralelos, dispersos y continuados en el tiempo, eran una de las características que estarían no solo en el software sino en el manual de la coima ahora conocido.

Por otro lado, esta capacidad del sistema de fragmentar las cifras permitiría, en colusión con el subcontratista, eludir el pago por los montos reales de los tributos y retornarlos vía dinero en efectivo, acto que a la vez posibilitaría a Odebrecht cobrar al subcontratista un porcentaje por el “servicio” liberando dinero para la Caja 2.

Eso es lo que dice el informe Lava Jato y que la prensa concentrada ligada a Odebrecht oculta.

DOCUMENTOS SIN SUSTENTO

Otro dato curioso es que para poder realizar la operación de la mencionada Diana Ortiz, “el sistema debería permitir ingresar gastos sin sustento documentario, lo que se aprecia en la copia de este manual de instrucciones con el que se capacitó a los operadores en el Perú en el uso de MyWebDay”, y del que uno de sus pantallazos publicamos en estas páginas.

Se trataba entonces de un programa peculiar que primero hacía la separación de lo que podríamos llamar la contabilidad normal a ser fiscalizada por Sunat y luego se centraba en los gastos sin sustento que eran enviados a un “registro auxiliar” o “contabilidad paralela” para que los directivos de Odebrecht tuvieran todo el control sobre el movimiento del dinero en tiempo real.

Esta potente e ingeniosa capacidad del sistema MyWebDay y Drousys, en el que hizo hincapié la justicia norteamericana, “era usada para realizar todo tipo de operaciones ilícitas, incluyendo las transferencias de dinero para sobornos”, señala por su parte el informe de la Comisión Lava Jato del Congreso.

Si los ingenieros de Odebrecht capacitaron a cuadros de la Sunat –en sus propias oficinas– para compatibilizar la normativa peruana en materia tributaria con los ilícitos antes citados, de hecho era difícil que otros órganos de control, como la Fiscalía o la Contraloría, menos aún la Superintendencia de Banca y Seguros (SBS) en el campo financiero, pudieran detectar a los responsables de los casos de corrupción a falta de las pruebas.

Por eso es que a futuro, se recomendó que una de las líneas de investigación debiera centrarse en la búsqueda de empresas sospechosas “que sigan este patrón de comportamiento en la contabilidad normal de las empresas matrices de Odebrecht”.

Un patrón de comportamiento, como señalamos en nuestra edición de ayer, en que “el sofisticado control financiero que otorgaba el sistema MyWebDay permitía a los directivos [de Odebrecht] la capacidad de manejar todas las concesiones financiadas con dinero público como una sola caja a su entera disposición”.

CON PARTICIPACIÓN DE JORGE BARATA

Desviaron alrededor de 5 millones de dólares IIRSA Norte para otros fines

En el informe de la Comisión Lava Jato del Congreso hay un extracto del correo del 11 de diciembre de 2012 de Mónica Calderón a Jorge Simoes Barata que muestra cómo es que reciben un pago adelantado del Ministerio de Transportes y Comunicaciones por un monto de US$ 4’989,694.26 para obras específicas de IIRSA-Norte y lo desvían para el pago de otra empresa del grupo, al parecer Odebrecht Latinvest, a partir de Odebrecht Ingeniería y Construcción.

Hay otro cobro por “servicios administrativos” de más de 4 millones de soles a una empresa donde el deudor es Odebrecht Ingeniería y Construcción SAC, la constructora a cargo del proyecto, y el acreedor, Consorcio Constructor Ductor del Sur, es del mismo grupo, y ambos se encuentran en el mismo edificio y el mismo piso de la cuadra 2 de la Avenida Víctor Andrés Belaunde, de San Isidro.

Otro de los métodos usados para las actividades delictivas fueron los autoseguros y las transacciones de autogarantía, descritos por la Corte del Distrito Este de Nueva York. Sobre estos temas hay cantidad de correos electrónicos captados del sistema Drousys.

Pero esta es otra historia.

1926 Nota de página

Este es el número de una nota de página del informe de la Comisión Lava Jato que da cuenta de un pago pequeño que se escapó a los analistas, por 5 o 7 mil dólares, que llamó la atención del fiscal general de Suiza, Stefan Lenz. “El pago era para una compañía, Safe Box, que ofrecía soporte informático y de seguridad digital a empresas. Lenz ordenó registrar la compañía y ahí encontró el servidor oculto de Odebrecht”, según IDL reporteros.

 

“LOS INGENIEROS DE ODEBRECHT CAPACITARON A CUADROS DE LA SUNAT –EN SUS PROPIAS OFICINAS– PARA COMPATIBILIZAR LA NORMATIVA PERUANA EN MATERIA TRIBUTARIA CON SU SOFTWARE TRAMPOSO”.

 

También el informe en minoría

Pasados los años, no solo el Informe de la última comisión multipartidaria que presidió la legisladora Rosa Bartra (FP) sino el llamado informe en minoría –que desarrollaremos en otro momento– señalan los graves problemas de evasión tributaria y otros probables delitos de esta naturaleza en el caso de la Interoceánica Norte o también llamada IIRSA Norte.

Tanto es así que en la página 290 del informe en minoría, se cita un hecho muy grave, que es “el archivamiento, presuntamente irregular, de una denuncia penal por defraudación tributaria presentada contra los representantes de los contribuyentes Consorcio Constructor IIRSA Norte (propiedad de Odebrecht Perú Ingeniería y Construcción SAC) y Constructora Área SAC”.

Efectivamente se acredita mediante copia del Informe Nº 015-2009-SUNAT/2H2100, de fecha 4 de marzo de 200, que el señor Willy Edgardo Mejía Castillo, auditor de la IPCN, desestimó la denuncia interpuesta por el señor Pedro Morote Cornejo por el presunto delito de evasión/defraudación tributaria contra los representantes de los contribuyentes IIRSA Norte y Constructora Área SAC”.

PLINIO ESQUINARILA









Top
Rafael Vela: La próxima semana estaremos en condiciones de acusar a Ollanta y Nadine

Rafael Vela: La próxima semana estaremos en condiciones de acusar a Ollanta y Nadine