TODO SE ORIGINA EN UNA EMPRESA LLAMADA ODEBRECHT

¿Un festín de lavado de activos?

Una lluvia de millones en operaciones de compra de inmuebles, viajes, tarjetas doradas de crédito, cuentas de ahorro, presunto testaferro que maneja 8 millones de soles en los movimientos de Nadine Heredia, Rocío Calderón Vinatea, Antonia Alarcón Cubas Viuda de Heredia y otros.

El entorno amical y familiar de Nadine Heredia puesto bajo la lupa de comisión Lava Jato. (FOTO: EXPRESO)
  • Fecha Viernes 21 de Diciembre del 2018
  • Fecha 6:00 am




Hay un tema que está de moda en el Perú de los últimos años: el lavado de activos. Cuando Odebrecht desde 2008 empieza a copar a la primera concesionaria del gasoducto del Sur, Kuntur Transportadora de Gas, realiza en los años siguientes varios movimientos bancarios y transferencias -principalmente entre 2011 y 2014-, cuando en el gobierno de Ollanta Humala ya había conseguido una nueva concesión en condiciones superventajosas.

En ese entones solo le faltaba conseguir los recursos para continuar la ejecución de la obra propiamente dicha (el llamado “cierre financiero”).

Entre aquellas transferencias llamó la atención de la comisión Lava Jato del Congreso que Odebrecht Perú Ingeniería y Construcción SAC haya recibido fondos sospechosos de una offshore con sede en Nassau, en las Bahamas, llamada Odebrecht Overseas Ltd..

La operación fue informada por Bloomberg y posteriores investigaciones en el Perú dieron cuenta que se trataba de un monto de US$ 1,424´783,344.72 transferidos en remesas entre octubre del 2011 y setiembre de 2014 y que, según esta versión, podría provenir de la famosa “Caja Dos” o “caja negra” de Odebrecht.

Dicha offshore había designado, desde Sao Paulo, tres representantes para realizar actos de naturaleza financiera en el Perú: Allan Chan Matos, ejecutivo conocido en varios proyectos de Odebrecht en el país, como Chavimochic; María Elisa Quiñonez Valdez y Mónica Mercedes Calderón Elías.

Otro indicador de presunto lavado de activos tiene que ver directamente con el entorno familiar y amical del entonces presidente Ollanta Humala: nos referimos a Nadine Heredia Alarcón, Rocío Calderón Vinatea, y sus respectivas señoras madres.

LA FAMOSA “CHIO”

Rocío Calderón Vinatea [amiga de la ex primera dama] y Susana Lourdes Vinatea Milla Viuda de Calderón, abrieron la Caja de seguridad 3-A del BCP contratada el 14 de noviembre de 2006, informó la Comisión Lava Jato.

La caja en mención conllevó a una investigación de la actividad laboral de Rocío Calderón Vinatea y solo obtuvo que trabajó en el Congreso entre el 1 de junio de 2011 a marzo de 2015, cuando fue asignada a la Secretaría General de la Presidencia de la República.

El cálculo de los ingresos de Rocío Calderón en ese periodo suma US$ 304 mil 882. Con tales ingresos adquirió dos casas -una en el club campestre Las Lagunas de La Molina y otra en la calle Los Zafiros 276 de La Victoria-, más un auto Toyota Yaris placa BQU-564.

En cuanto a sus tarjetas de crédito se afirma que en su Visa Platinum Nº 4222240001140488-Interbank tuvo consumos por US$ 57,467.29 entre el 11 de agosto de 2012 y el 26 de enero de 2015, aunque de este monto US$ 38,107.84 correspondieron a consumos de Nadine Heredia, esto mediante tarjeta adicional. De este último monto, casi US$ 35 mil fueron gastos realizados en el extranjero.

Hay otras de las que se da cuenta en el informe Lava Jato:

-Tarjeta de crédito Visa Platinum 422224000115 con gastos por un monto de US$ 70 mil.

-Tarjeta de crédito AMEX Distancia Elite con 121 dólares de gasto.

-Tarjeta de crédito Citibank Visa Gold 4487030100573386 y 4487030104014445 con US$ 98 mil gastados.

-Tarjeta de crédito Ripley 5254740000453814.

-Tarjeta de crédito 7043006308.

Rocío Calderón tuvo además tres préstamos bancarios amortizados.

 

UN TAL SERNA GUÍA

Otro es el tema de Antonia Alarcón Cubas viuda de Heredia, madre de la ex primera dama Nadine Heredia Alarcón, quien, como es público, tenía como fuente de ingresos la actividad de movilidad escolar a la que se dedicaba.

Sin embargo, su patrimonio inmobiliario es sugerente. Y es que según la escritura pública N° 468 (kardex 3105) de fecha 9 de junio de 2014, la mencionada señora canceló el saldo existente por la compra del inmueble sito en el Jr. Fernando Castrat N° 425-427 departamento N° 202 y estacionamiento N° 8 Urb. Chama –Surco, por la suma de US$ 245,000, a la Inmobiliaria Serna S.A.C., representada por Filomeno Serna Guía.

Para dicho pago hizo entrega de una “inicial de US$ 45,000 a la firma de la minuta y el saldo de US$ 200,000 los canceló con la venta del 0.201572% de la UC 10036 ubicada en la Asociación Agrícola Sumac Pacha en el Km. 37.20 de la autopista Panamericana Sur – Lurín”.

Lo anterior está escrito en blanco y negro en la escritura pública N° 113 (kardex 1241) del 27 de febrero del 2013 y las escrituras públicas N° 289 (kardex 1525) y 292 (kardex 1524) del 13 de junio del 2013.

No obstante, estas transferencias realizadas entre Antonia Alarcón Cubas, Filomeno Serna Guía y otras personas de su entorno “tendrían indicios razonables de presunto delito de lavado de activos, en razón de observarse tipologías como el uso de testaferros, operaciones anómalas, pagos no acreditados, etc.”, dice el informe del Congreso en la página 1139.

Agrega que esos métodos sirvieron de “justificación” para que la madre de Nadine Heredia adquiera en el año 2014 una casa en la calle Loma Umbrosa N° 328, ubicada en el exclusivo distrito de Surco, por la suma de US$ 400,000 “sin sustentar su procedencia legal”.

Estas observaciones de la comisión congresal las refuerza con la información de Filomeno Serna Guía, personaje ligado a Alarcón Cubas, quien aparte de ser titular de “Inmobiliaria Serna SAC”, también lo es de las Ganaderías Crismi SAC, El Virrey SAC y Serna SAC.

Es más, un revisión del perfil económico y riesgo crediticio de Infocorp de Serna Guía da cuenta de “un incremento de operaciones financieras a partir del año 2006, registrando además garantías hipotecarias que alcanzan a la fecha aproximadamente S/ 8´000,000.00” de soles.

 

PLATO DE FONDO

El telón de fondo de esta novela lo marca, claro está, la señora Nadine Heredia, a quien se le ha descubierto dos cuentas de depósitos a plazo abiertas en el Banco de Comercio, el año 2006: las cuentas 310-01-0289386003 y 310-01-0289370003 que al 10 de agosto de 2015 tenían S/. 97,888 y S/. 97,895, respectivamente.

Y en cuanto a sus ahorros en moneda extranjera han sido ubicadas cuatro cuentas en el BBVA, la Nº 150- 0200322351, 150-0200322378, 150-0200327264 y 150-8003015898, las mismas que el año 2016 tenían, respectivamente, los siguientes saldos: US$ 0.20, US$192,651, US$ 55,798 y US$ 27,642.

Heredia además manejó la tarjeta de crédito Visa Signatura Internacional 4241381000183512, con la que entre el 23 de febrero de 2013 y el 4 de agosto de 2014, hizo gastos en el exterior -Estados Unidos, Brasil, Francia, Colombia, Jamaica y otros- por un total de 68,216 dólares.

Además, la citada señora “manejó una tarjeta Visa adicional Nro. 4222240001140488”.

El personaje que nos ocupa tuvo además un crédito hipotecario por US$ 100,075 obtenido el 27 de marzo de 2007, a un plazo de 15 años, con vencimiento en el año 2022, pero fue cancelado con anticipación, en marzo de 2013, cuando el partido nacionalista y su esposo eran gobierno.

Ella justificó sus ingresos mediante contratos por servicios prestados a Arturo José Belaunde, Centros Capitales, The Daily Journal, Apoyo Total, contratos que la prensa de investigación los calificó de “truchos”, es decir falsos.

Los pagos se hicieron, siempre a tenor del informe Lava Jato, bajo la modalidad de cargos a las cuentas 194 13948794-1-88 (11 cargos), 193 17975026-1-90 (5 cargos); 55 pagos regulares y cuatro prepagos, haciendo un total de 122,831 dólares.

De otra parte, Heredia Alarcón también adquirió propiedades ubicadas en Santiago de Surco y en Lurín.

“Las operaciones de compra de inmuebles, viajes, tarjetas de crédito, cuentas de ahorro ponen de manifiesto la tenencia de activos no justificados por ingresos lícitos de las personas de Rocío Calderón Vinatea, Susana Lourdes Vinatea Milla, Nadine Heredia Alarcón y Antonia Alarcón Cubas Viuda de Heredia, lo que constituye indicio de lavado de activos”, concluye la comisión congresal.

 

Dos Investigaciones fiscales

-La Carpeta Fiscal N° 301-2014, Expediente N° 51-2015, que está en investigación preparatoria en la Segunda Fiscalía Corporativa Especializada en Delitos de Corrupción de Funcionarios – Tercer Despacho (Fiscal Martha Gloria Salinas Saldaña) por delitos de Colusión y negociación incompatible o aprovechamiento indebido del cargo. Estando comprendidos Edgard Bartolo Ramírez Cadenillas y Claudia Hokama Kuwae, del Consorcio Gasoducto Sur Peruano, formado por Inversiones en Infraestructura de Transporte por Ductos S.A.C. – Odebrecht y Enagás SLU.

-Carpeta Fiscal N° 475-2016 y Carpeta acumulada N° 404-2016 en la Segunda Fiscalía Corporativa Especializada en Delitos de Corrupción de Funcionarios – Tercer Despacho, por delitos de Colusión y otros. Están comprendidos Ollanta Humala Tasso, Nadine Heredia Alarcón, Eleodoro Octavio Mayorga Alba, Jorge Henrique Simoes Barata, Luis Pechiera Rubini, Jorge Danós Ordoñez, Ana Sofía Reyna Palacios, Manlio Bassino Pinasco, Ulderico Ossio Seminario y Mariana Simoes.

 

LO DIJERON LAS CONSULTORAS, LA CONTRALORÍA Y LO  CONFIRMÓ EL MINEM

Empezaron a ejecutar proyecto sin que haya reservas de gas

No pudiendo sostenerse en el mercado, Odebrecht pretendió que la obra se sustente en el Estado y los usuarios del servicio de electricidad, a quienes se proyectaba aplicar cobros indebidos sin contraprestación de servicio.

 Las irresponsabilidades que rayan con el delito en el caso del gasoducto del sur se ponen de manifiesto en que el proceso se llevó adelante sin que haya reservas probadas de gas para el megaproyecto que abarcaba un complejo petroquímico en la costa sur (Mollendo e Ilo).

En carta de fecha 28/6/2018 dirigida a la Comisión Investigadora Multipartidaria, la exministra de Energía y Minas, Cayetana Aljovín, tuvo que admitir que “… de acuerdo al Libro Anual de Reservas de Hidrocarburos 2012, las reservas probadas de gas natural en la zona de Camisea, región de inicio del Gaseoducto Sur Peruano, llegaban a 10.88 TCF, lo cual solo permitía atender en ese momento los compromisos adquiridos con el mercado interno y compromisos adicionales, mas no al gasoducto Sur Peruano.”.

Un informe previo de consultoría especializada señala que “el proyecto requería en los primeros 20 años 2,2 TFC [trillones de pies cúbicos de gas] y en toda la vida del proyecto 3.4 TCF.”.

El Informe de Auditoría Nro. 937-2015-CGMPROY-AC de la Contraloría sobre reservas de gas no sustentadas también fue clara:

“La Evaluación Económica-Financiera del Proyecto no sustenta los valores proyectados de las reservas de gas que satisfagan la demanda para el suministro del gasoducto, lo que no garantiza la sostenibilidad del proyecto.”.

Incluso refiriéndose al Informe 4 del consultor Wood Mackenzie, contratado en mayo de 2013, la Contraloría señala: “… el consultor consignó valores proyectados de demanda y de reservas de gas natural y de líquidos de gas natural en el Modelo Económico Financiero del Proyecto para sustentar la sostenibilidad del mismo en 30 años, sin embargo, dichos valores de demanda y de reservas, no están sustentados con estudios u otros informes que garanticen su confiabilidad”.

“Asimismo, respecto a las reservas de gas natural, la información ni los informes técnicos determinan la garantía del suministro de estas para el proyecto por el valor de 3.4 TCF (trillones de pies cúbicos) indicado en el Modelo Económico Financiero, ya que los contratos de licencia de explotación de hidrocarburos transfieren la propiedad de los hidrocarburos extraídos (gas natural) a los titulares respectivos, según el artículo 8 de la Ley Orgánica de Hidrocarburos – Ley 26221.”.

Más adelante, el Informe de Auditoría señala que el Modelo Económico Financiero de Wood Mackenzie presenta las reservas de los lotes 56, 57, 58, 76 y 88, que en reservas probadas suman 13.9 TCF.

Pero precisa que “gran parte de estas reservas de gas natural probadas ya están comprometidas por los titulares de los contratos de licencia de explotación de hidrocarburos para abastecer el consumo doméstico (electricidad, GNV industrial, GNV residencial) sin que se haya especificado cuánto le correspondería al Proyecto…”

Es más, el Ministerio de Energía y Minas, Proinversión, las empresas Gasoducto Sur Peruano S.A. y Pluspetrol y el regulador Osinergmin manifestaron mediante documentos remitidos a la Comisión Auditora, no tener conocimiento de algún pozo de reserva específico para el desarrollo del proyecto.”.

Por el lado de la demanda, tampoco existían factores reales porque si bien se consideraba la petroquímica y los nodos energéticos, estas eran una demanda generada “legalmente” y no por realidad del mercado. Con el agravante que no existían contratos de servicio de transporte de gas.

“De manera que, no pudiendo sostenerse en el mercado, Odebrecht (en posible acuerdo con Ollanta Humala) pretendió que el proyecto se sustente en el Estado y los usuarios del servicio de electricidad, a quienes se proyectaba aplicar cobros indebidos, sin contraprestación de servicio”, resume el informe Lava Jato.

El etano

Respecto a la industria petroquímica, la Contraloría refiere que dentro de la demanda inicial del proyecto, este no ha incluido a la industria petroquímica porque “no existe una justificación para un polo petroquímico en el Perú y que la manera más eficiente de obtener beneficios económicos del etano es a través de las exportaciones de GNL”.

PLINIO ESQUINARILA









Top
Todo extranjero capturado en delito debe ser deportado

Todo extranjero capturado en delito debe ser deportado