MILITAR EN RETIRO CERCANO AL MOVADEF, SANTOS, CERRÓN Y ADUVIRI EXIGE QUE SE VAYAN TODOS

Utilizan cuestión de confianza para llamar a insurgencia

Gonzales Posada alerta que política de enfrentamiento liderada por presidente Vizcarra abre camino para que comunistas tomen el poder.

  • Fecha Domingo 2 de Junio del 2019
  • Fecha 6:00 am



Mientras el presidente Martín Vizcarra y el Congreso de la República se enfrascan en críticas y acusaciones mutuas, dirigentes radicales ya pasaron de su discurso de disolver el Parlamento a una insurgencia social contra ambos poderes del Estado.

Primero había sido Gregorio Santos, tristemente famoso por haber llevado a Cajamarca a ser la región con mayor crecimiento de pobreza cuando era gobernador e impedía la inversión minera.

“Proponer reforma a la justicia y reforma política sin tomar en cuenta la reforma económica, es estafar a la ciudadanía. Los patriotas y revolucionarios llamamos a las inteligencias dispersas a no caer en la agenda mediática del régimen e insurgir por nueva Constitución”, había proclamado.

A esto se sumó el llamado del general EP en retiro Wilson Barrantes, por medio de un video que causó polémica en redes sociales. Allí se mostraba con el uniforme militar y con imágenes de los héroes Andrés Avelino Cáceres y Francisco Bolognesi, mientras se basaba en la lucha anticorrupción –igual que Vizcarra– para exigir que se vayan todos.

“Hacemos uso de nuestro derecho constitucional a la insurgencia, artículo 46 de la Carta Magna, para invocar al Presidente y exigirle que renuncie a su cargo y se someta a la justicia ordinaria, y convoque a elecciones generales porque no pueden hacer ninguna reforma política quienes tienen mancha por la corrupción”, aseguró.

Barrantes –quien en un momento estuvo cerca del Movadef y de otros grupos de izquierda radical– se presentaba como presidente del Centro Cívico Militar para acusar al Poder Ejecutivo y al Poder Legislativo. También enfiló contra los medios de comunicación, señalándolos como hipotecados a la hipermegacorrupción, y -en un gesto simbólico- rompió un diario frente a la cámara.

“Por lo tanto, a través de la desobediencia civil hago un llamado a todos los compatriotas, civiles y militares, jóvenes y adultos, comité de autodefensa, organizaciones políticas, organizaciones sociales, miembros de la Fuerza Armadas en situación de actividad y retiro, y licenciados para que se aúnan a la desobediencia civil para rescatar la moral nacional”, acotó.

DEVASTADOR

El excanciller Luis Gonzales Posada advirtió que la campaña del Gobierno “para dominar otros poderes del Estado está sirviendo para que sectores antisistema se refuercen, tanto en el Congreso como en las calles”.

“Vizcarra le ha abierto el camino al poder a los caviares y comunistas. Todos los peruanos debemos rechazar cualquier intervención militar, no solo por antidemocrática, sino porque significaría un golpe devastador para el país. También rechazar a ultristas de izquierda que pretenden aprovechar la crisis para presionar por una Asamblea Constituyente y nuevas elecciones generales, orientadas a un salto atrás en economía social de mercado, y poner cerrojos o candados a las libertades”, declaró a EXPRESO.

Agregó que una actitud antidemocrática provoca reacciones similares, y puso como ejemplo a Vizcarra cuando fue al Congreso a decir públicamente que los ministros no participarían de los debates de reformas políticas.

“Vizcarra provoca esto. Cuando sale algún crítico al gobierno, de inmediato se desata la máquina propagandística para etiquetarlo de corrupto, de fujimontesinista. Esto es muy grave. La misma gente que apoyaba a Maduro, ahora está en el juego siniestro de convocar golpes de Estado con el pretexto de la lucha contra corrupción”, agregó el exministro aprista.

Asimismo, dio la voz de alarma de que el odio que se fomenta ya está revirtiendo en más odio, porque no es solo contra la oposición al gobierno, sino también contra este y sus aliados, como se vio esta semana, cuando legisladores de diferentes tendencias políticas fueron abocheados e insultados en la calle.

“Hace unos días hemos visto cómo insultaban por las calles a los congresistas Mamani, De Belaunde y Huilca. Eso no puede seguir, se ha fomentado un clima enrarecido al cual contribuyen algunos medios de comunicación, y de la violencia verbal, podemos pasar a que este odio se plasme en tumulto y destrucción”, advirtió.

A esto se sumó un nuevo pronunciamiento de la Confederación Nacional de Instituciones Empresariales Privadas (Confiep), la cual llamó al diálogo tras las tensiones que mantienen el oficialismo y la oposición.

“El clima de confrontación no solo desalienta, también pone en peligro las inversiones que nuestro país tanto necesita. Nuestra responsabilidad como representantes del sector privado no es sólo desarrollar una economía más sólida que genere riqueza para el país, sino también, brindar estabilidad a los peruanos, lo que implica ayudar a sentar las bases necesarias para crear bienestar social”, puntualizó.

ALIANZA VIZCARRA-ONG-COMUNISTAS

“Impulsan el desprestigio o la destrucción de partidos políticos como Fuerza Popular, el Apra, PPC o Acción Popular, con apoyo de las ONG, medios de prensa concentrados, fiscales y del Gobierno. Vizcarra es el lider de esa alianza y por eso confronta al Congreso y a los partidos”, acusó Gonzales Posada.

Resaltó que el presidente de la República critica al fujimorismo y al aprismo, junto a otros partidos, pero nunca tiene esta actitud con Nuevo Perú, Frente Amplio o los grupos de izquierda comunista.

“Con los legisladores de su partido no se reúne. A la izquierda caviar o a los comunistas no los toca ni con el pétalo de una rosa, porque su bancada lo apoya,  al igual que los colectivos que salen a las calles”, fustigó.

Radicales apuntan a “refundar” el Perú

Como informara EXPRESO hace unos días, el dólar tuvo un incremento poco común, luego del desafío directo del Poder Ejecutivo al Congreso, y diversos actores económicos advirtieron que el “ruido político” podría perjudicarnos aún más.

Esto no parece importarle a sectores radicales, quienes apuestan por acabar con todo el sistema político-económico del Perú, y cambiar todo el esquema, so pretexto de un socialismo que ya ha fracasado en Cuba y Venezuela, por citar dos ejemplos cercanos geográficamente.

En Cusco se realizaba el encuentro de izquierdas titulado “Voces del Cambio”, con la presencia del mencionado Santos, Vladimir Cerrón, Verónika Mendoza, Zenón Cuevas y otros personajes que también fueron más allá del cierre del Congreso, sino por una “refundación” del Perú.

Los nombrados habían estado distanciados luego de una reunión de hace unos meses. Uno de sus enfrentamientos se dio por la ideología de género, que es propugnada por Mendoza, pero a la cual se oponen abiertamente Santos y Cerrón.

El segundo había logrado apartar esta enseñanza del curriculum escolar en la Región Junín, desatando la ira de los de Nuevo Perú, pero luego del enfrentamiento Ejecutivo-Legislativo han limado asperezas.

“Debemos salir a las calles por nuestra reforma política, no la reforma que proclama Vizcarra”, manifestó Marité Bustamante, del movimiento Fuerza Social, el cual llevó a la Alcaldía de Lima a Susana Villarán en el 2010, con los lamentables resultados por todos conocidos.

A su turno, Santos dijo públicamente que la crisis actual no debe solucionarse con un cierre del Congreso o una aprobación de las propuestas de reforma constitucional del Gobierno, sino cambiando todo el sistema económico.

“La confrontación es con el neoliberalismo, sus voceros, las multinacionales, la dictadura mediática. ¿Es cierto que el resultado a la salida de la crisis pasa por el voto de confianza, o por la insurgencia ciudadana para cerrar el Congreso y abrir el paso a una asamblea popular desde la ciudadanía?”, cuestionó.

A continuación, el exgobernador de Cajamarca anunció que apoyará una candidatura a nuevas elecciones con el partido Perú Libre, y ya no con el Partido Humanista –movimiento de Yehude Simon, registrado oficialmente en el Jurado Nacional de Elecciones.

Llama la atención que grupos comunistas que se presentan como progresistas, insistan en apelar a la anticorrupción como bandera, ya que Santos sigue enjuiciado por corrupción, al igual que Cerrón.

A esto se añade el apoyo expreso de Mendoza y Bustamante a Susana Villarán en el 2013, en una campaña financiada por Odebrecht y OAS, y que ha llevado a la exalcaldesa de Lima a prisión preventiva.

Otros movimientos también intervinieron, y ratificaron la convocatoria a dos paros. El primero sería este 6 de junio en la Macrorregión Sur (Arequipa, Puno, Madre de Dios, Apurímac, Moquegua, Tacna e Ica).

“Por la conclusión del Gasoducto Macro Sur que garantice la masificación del gas en la zona sur; y el rechazo del proceso de privatización de los recursos estratégicos agua y cuencas hídricas, para favorecer a las mineras”, señalaba una pancarta.

Según la CGTP y otros sindicatos dominados por el comunismo, esto daría paso a un paro nacional de trabajadores para el 20 de junio.

Cabe indicar que Vladimir Cerrón y Walter Aduviri, presidentes regionales de Junín y de Puno, respectivamente, fueron de los principales propulsores del apoyo a Vizcarra cuando este anunció la cuestión de confianza ante el Poder Legislativo, pero ahora ambos dicen que esto debe llevar a una Asamblea Constituyente.

En medio de todo esto, con llamados a insurgencia, a desconocer tanto al primer poder del Estado, así como la autoridad de Vizcarra, nuestra Patria enfrenta un nuevo episodio. ¿Los demócratas seguirán enfrentándose, o reflexionarán para evitar que ideologías trasnochadsas vuelvan a dominarnos?

“AHORA O NUNCA”

“Ya basta. Es ahora o nunca. Este es el momento, esta es la oportunidad histórica que no podemos desaprovechar, de un nuevo pacto social”, dijo Verónika Mendoza en su discurso durante el evento de Cusco.

A diferencia de sus potenciales aliados, la excongresista apeló al lenguaje supuestamente “inclusivo”. A cada momento decía “peruanas y peruanos”, “compañeras y compañeros”, “juntos y juntas”, “todos y todas” y “hermanas y hermanos”.

En la víspera, Mendoza convocó por redes sociales a una marcha en la noche por las calles de la Ciudad Imperial. Sin embargo, esta no tuvo mucha convocatoria, y ni siquiera publicó fotos o videos de sus “seguidores”.

Nuevo Perú ya ha adelantado que sus congresistas no votarán por la cuestión de confianza a fin de que el presidente Martín Vizcarra quede legalmente habilitado para disolver el Parlamento. Lo mismo ha hecho el Frente Amplio.

Puedes encontrar más contenido como este siguiéndonos en nuestras redes sociales de Facebook y Twitter.








Top
José y Hernando Graña se acogen a colaboración y Pérez desiste de prisión preventiva

José y Hernando Graña se acogen a colaboración y Pérez desiste de prisión preventiva