Vizcarra pretende capturar el IRTP

Cobertura periodística de liberación de Keiko Fujimori derramó el vaso. Antes hubo presiones para no entrevistar a opositores.

Vizcarra pretende capturar el IRTP
  • Fecha Domingo 1 de Diciembre del 2019
  • Fecha 2:00 pm

El Gobierno del presidente Martín Vizcarra pretende capturar el Instituto Nacional de Radio y Televisión del Perú (IRTP), que maneja TV Perú, Radio Nacional, entre otros productos de alto alcance a escala local, en pleno proceso electoral.

Luego del golpe de Estado asestado por Vizcarra, el 30 de septiembre de 2019, al clausurar inconstitucionalmente el Congreso de la República, ahora corre peligro la pluralidad democrática que debería existir en todos los medios estatales.

Sucede que, el pasado viernes, el ministro de Cultura, Francesco Petrozzi, le “solicitó” -sin entrar siquiera en detalles- al periodista Hugo Coya Honores que renuncie a la presidencia ejecutiva del IRTP.

QUEDÓ HELADO

Coya Honores, quien había requerido licencia sin goce de haber y se disponía a viajar a Madrid (España) para presentar su último libro (‘Los secretos de Elvira’), quedó helado al recibir esta noticia, pues fue el propio Martín Vizcarra el que le pidió que retorne a ese cargo en julio de este año.

El también escritor y docente universitario, como recordará el lector, dimitió al mismo puesto a finales de 2017, días después de que el expresidente Pedro Pablo Kuczynski le concediera un polémico indulto por razones humanitarias al exmandatario Alberto Fujimori. La gracia presidencial fue revertida posteriormente por el Poder Judicial.

Lo grave aquí es que la salida forzada de Hugo Coya es el corolario de una serie de presiones del Gobierno. Según dijeron fuentes a este diario, Coya ha sido regañado más de una vez, a causa de que en programas noticiosos de TV Perú o Radio Nacional se entrevistó a políticos de oposición. Y, siempre de acuerdo a los informantes, la gota que derramó el vaso fue la vasta cobertura periodística que se le dio a la salida de Keiko Fujimori del Penal Anexo de Mujeres de Chorrillos.

El último viernes, la lideresa de Fuerza Popular recuperó su libertad después de permanecer más de un año bajo prisión preventiva, en tanto es investigada por el supuesto delito de lavado de activos y pertenencia de una organización criminal, en el marco de los aportes ilegales de la corrupta Odebrecht para su campaña electoral del año 2011.

Como ocurrió en todos los demás programas periodísticos de diferentes casas televisoras y radiales, los medios del Estado no fueron ajenos a este hecho de evidente relevancia noticiosa. Esto provocó la ira en Palacio de Gobierno y que se exija, por consiguiente, la cabeza de Coya.

PELIGRA COBERTURA ELECTORAL

Ante lo ocurrido, las fuentes cuentan que el hombre de prensa se encuentra, además de indignado, “preocupado con lo que vaya a pasar con el canal y radio de todos los peruanos”, ad portas de las elecciones congresales del 26 de enero del siguiente año.

Tomando en cuenta lo que relatamos en líneas anteriores, hay, efectivamente, asidero en la preocupación de Hugo Coya Honores. De llegar a la presidencia del Instituto Nacional de Radio y Televisión del Perú alguien afín al poder de turno, ya no habría posibilidad alguna para la pluralidad y solo veríamos desfilar en los medios estatales a candidatos pro vizcarristas. Esto es inaceptable en una democracia.

Algo huele raro, y más cuando los informantes señalan que Coya Honores no deja de preguntarse: “¿Por qué no pidieron mi cambio después de las elecciones?”.

ASOMA LOMBARDI

Francesco Pretozzi sigue empecinado en conseguirle un puesto de trabajo a su ex colega parlamentario Guido Lombardi, quien figura primero en el bolo para reemplazar a Hugo Coya.

Recientemente, en medio de una ola de fuertes críticas por su inexperiencia en el sector Cultura, Lombardi tuvo que renunciar “por motivos personales” al cargo de Asesor II del despacho ministerial de Petrozzi.

Otro que podría asumir la jefatura del IRTP sería Mauricio Aguirre, director del programa periodístico ‘Punto Final’ de Latina.

También han surgido los nombres de Eduardo Guzmán, quien renunció en mayo del año pasado a la presidencia del IRTP por supuestas denuncias de censura a algunos entrevistados. Asimismo, se ha voceado para esta trascendental posición a José Vargas, así como a un moqueguano amigo del jefe de Estado.

Colaboradores y excolaboradores de Hugo Coya consultados por este medio han resaltado su profesionalismo, de modo que la única explicación para su despido -indica el analista político Fernando Rospigliosi– es que el mandatario Martín Vizcarra intenta “poner los medios del Estado 100 % al servicio del Gobierno, eliminando así todo rastro de imparcialidad y objetividad”.

“Hugo Coya es un buen periodista, de reconocida trayectoria, y ha hecho un trabajo imparcial dentro de lo que se puede hacer en la televisión estatal”, subrayó Rospigliosi.

HORAS DE REFLEXIÓN

Hugo Coya Honores retornará al país el próximo 9 de diciembre y aún analiza si presentará finalmente su renuncia o esperará a que el Gobierno lo expulse.

Como presidente de IRTP, Coya ha sido el principal impulsor de contenidos para todos los peruanos, incluso los que no hablan castellano.

Así, a través de las señales de Radio Nacional del Perú y TV Perú, en diciembre de 2016 se estrenó ‘Ñuqanchik’ y cuatro meses después salió al aire ‘Jiwasanaka’.

Ambos noticieros, en quechua y aimara respectivamente, han sido destacados por medios internacionales como la BBC de Londres, The Guardian del Reino Unido, El País de España y el semanario de lengua inglesa The Economist, al ser las primeras producciones de su género que se transmiten en la historia de la radio y televisión peruana.

EXPRESO intentó comunicarse con el ministro Francesco Petrozzi, pero este no contestó nuestras llamadas hasta el cierre de la presente edición.

NO ES NOVEDAD

Desafortunadamente, lo que viene ocurriendo en el Instituto de Radio y Televisión del Perú no es novedad.

Los periodistas José Mariño y Mabel Valenzuela renunciaron a TV Perú a mediados de 2018 debido a constantes censuras a diversos personajes, como a la activista provida Giuliana Caccia o al encarcelado exparlamentario Edwin Donayre.

Ello ocurrió bajo la dirección de Eduardo Guzmán y la gerencia de Jose Vargas. Uno de ellos hoy podría ocupar el puesto más importante en el Instituto Nacional de Radio y Televisión del Perú.

POR: AARON SALOMÓN

Puedes encontrar más contenido como este siguiéndonos en nuestras redes sociales de Facebook y Twitter.



Top
Keiko Fujimori: TC declara improcedente pedido de aclaración de hábeas corpus

Keiko Fujimori: TC declara improcedente pedido de aclaración de hábeas corpus