“Azerbaiyán se convirtió en una isla de estabilidad, a pesar de la agresión del país vecino”
A+

-¿Cómo es la tierra de Azerbaiyán, qué lo hace diferente a otros países?

Azerbaiyán está situado entre Europa y Asia, sobre la antigua Ruta de Seda. Es la puerta de entrada del viejo continente al asiático y el punto de confluencia de la civilización europea con la del Oriente. Creando una síntesis de valores europeos con tradiciones islámicas y con sus características de diversidad cultural, secularismo, convivencia pacífica de varias etnias y confesiones, Azerbaiyán es un país modelo de tolerancia para todo el mundo, tal como lo había calificado Papa Francisco durante su visita a mí país.

Azerbaiyán también tiene su huella marcada en la historia como el fundador de la primera república democrática en el Oriente musulmán. El 28 de mayo de 1918 fue establecida la República Democrática de Azerbaiyán (RDA), quien logró realizar pasos muy progresivos para el desarrollo del estado y bienestar del pueblo. Principales valores democráticos como el poder del pueblo, derechos humanos, la igualdad de naciones, igualdad racial y religiosa, la libertad de palabra y de reunión – normas democráticas que incluso hoy son consideradas como fundamentales– fueron anunciadas e implementadas durante la corta vida de la RDA. La RDA marcó también un mito en la historia como el primer país en el mundo islámico en conceder a las mujeres el derecho de sufragio, incluso mucho antes que la mayoría de los países occidentales.

Pese a que la RDA duró solamente 23 meses y se cayó por la causa de invasión bolchevique sin haber logrado todos sus objetivos históricos, nunca se abandonó esa idea de independencia, grabada profundamente en la memoria del pueblo azerbaiyano, quien logró preservar muchos de sus atributos nacionales durante el período pasado. Tras estar setenta años bajo la Unión Soviética, el 18 de octubre de 1991, Azerbaiyán recuperó su independencia y como el heredero político y espiritual de la primera República, demostró el compromiso con sus antiguas tradiciones estatales.

-Cuéntenos un poco sobre el conflicto armado en la región de Nagorno Karabaj…

Después de la disolución de la Unión Soviética, en los años 1991-1993 Armenia ocupó la región de Nagorno Karabaj y siete distritos adyacentes, en total el 20 % del territorio internacionalmente reconocido de Azerbaiyán y cometió la limpieza étnica contra casi 1 millón de azerbaiyanos que vivían en esos territorios, expulsándolos de sus hogares y convirtiéndolos en desplazados internos. Este proceso fue acompañado con graves crímenes de lesa humanidad, entre ellos el Genocidio de Jodyalí, hecho resaltado por Human Rights Watch como la masacre más sangrienta cometida en el transcurso del conflicto de Nagorno Karabaj.

La comunidad internacional, incluido Perú, reconoce la integridad territorial de Azerbaiyán. En ese contexto, las cuatro resoluciones del Consejo de Seguridad de la ONU (822, 853, 874 y 884) de 1993, así como otros documentos adoptados en ese marco por varios organismos internacionales, entre ellos la OSCE, el Consejo de Europa, el Parlamento Europeo, el Tribunal Europeo de Derechos Humanos u otros, exigen la retirada inmediata, completa e incondicional de las fuerzas armadas de Armenia de todos los territorios ocupados de Azerbaiyán, así como el retorno de los desplazados internos a sus tierras de origen, condenan inequívocamente la ocupación de los territorios de Azerbaiyán y reafirman el respeto por su soberanía, la integridad territorial y la inviolabilidad de sus fronteras internacionalmente reconocidas. Sin embargo, hace 30 años Armenia sigue ignorando esas decisiones de los organismos internacionales.

Uso de misiles balísticos

Desde 1993 existe un formato de negociaciones entre las partes, Grupo de Minsk de la OSCE, copresidido por Rusia, Estados Unidos y Francia. En esos años Azerbaiyán se quedó comprometido con las negociaciones para lograr una solución pacífica al conflicto, mientras el objetivo de Armenia fue siempre aprovechar ese tiempo y consolidar su ocupación, básicamente imitando las negociaciones. Y en últimos 2 años, desde que se instaló un gobierno nacionalista en Armenia, el liderazgo político-militar de este país, con su postura aún más agresiva y acciones provocadoras, entre ellos el ataque de artillería del 12 al 16 de julio de 2020 en la zona del distrito de Tovuz de Azerbaiyán, la provocación del grupo de sabotaje armenio en el distrito de Goranboy, el asentamiento ilegal de los armenios étnicos del Medio Oriente en los territorios ocupados de Azerbaiyán, declaraciones provocativas y rechazo de formato de negociaciones, ha socavado completamente este proceso.

El 27 de septiembre de este año las fuerzas armadas de Armenia otra vez violaron flagrantemente el régimen de alto el fuego y cometieron una nueva agresión contra Azerbaiyán, lanzando ataques intensos con las armas de gran calibre y artillería contra las posiciones de las fuerzas armadas de Azerbaiyán a lo largo de la línea del frente, así como las áreas residenciales. Armenia, en una flagrante violación de las normas y principios del derecho internacional humanitario, incluidos los Convenios de Ginebra de 1949, todavía sigue bombardeando la población e infraestructura civil, incluso lanzando misiles balísticos como “Tochka-U”, “SCUD” a las ciudades ubicadas lejos de la zona del conflicto. En total, desde el 27 de septiembre hasta la fecha, ataques masivos de Armenia contra la población civil de Azerbaiyán han dejado 63 civiles muertos, incluidas 8 niños y 18 mujeres, y 293 heridos, así como más de 2000 edificios departamentales, viviendas y piezas de la infraestructura civil gravemente dañados e inservibles. Estos crímenes de guerra y lesa humanidad demuestras el terror de estado asumido y realizado de manera activa por parte de Armenia.

Actualmente, a fin de prevenir otra agresión militar por parte de Armenia, garantizar la seguridad de los civiles y liberar los territorios ocupados, las Fuerzas Armadas de Azerbaiyán, están llevando a cabo medidas de contraofensiva dentro del derecho a la legítima defensa y en pleno cumplimiento del derecho internacional humanitario y las resoluciones del Consejo de Seguridad de la ONU.

-¿Cómo ha sido el apoyo de las potencias internacionales en este conflicto?

La posición de Azerbaiyán en este conflicto y las medidas que actualmente se están tomando por mi país para la restauración de su integridad territorial son absolutamente justas, legítimas y basadas en el derecho internacional y las resoluciones del Consejo de Seguridad de la ONU. Los países como Turquía, un socio estratégico regional y país hermano para Azerbaiyán, así como Georgia, Ucrania, Pakistán, Israel y otros países han expresado su apoyo inequívoco a la posición de Azerbaiyán.

Estamos convencidos de que ha llegado el momento para que tanto los mediadores, como toda la comunidad internacional demuestre una posición firme y exprese su compromiso con el derecho y orden internacional, en particular con los principios de la soberanía y la integridad territorial, exigiendo a Armenia asumir una posición constructiva, abandonar su política de agresión y de terrorismo de estado contra los civiles, obedecer las resoluciones del Consejo de Seguridad de la ONU y cumplir sus obligaciones en virtud del derecho internacional.

-¿Cómo Azerbaiyán ha logrado ese boom económico en medio de una guerra territorial?

Merced a la política multidimensional efectuada por el actual presidente Ilham Aliyev, se multiplicó el crecimiento de economía, asegurando la prosperidad y bienestar socio-económica y elevando al país a un nivel de liderazgo regional. Azerbaiyán se convirtió en una isla de estabilidad, desarrollo y prosperidad en una región bastante compleja y a pesar de agresión del país vecino. A partir del año 2000 la economía del país aumentó 4 veces, los recursos financieros alcanzaron el 70 % del PBI, el desempleo y la pobreza se redujeron desde 50 a 5 %, se invirtieron en el país más de 200 000 millones de dólares, convirtiéndolo en uno de los principales países respecto a las inversiones extranjeras directas per cápita. Hoy más del 70 % de la economía del Cáucaso Sur pertenece a Azerbaiyán.

Azerbaiyán es también la pieza esencial en la realización de grandes proyectos regionales e internacionales de energía como Bakú-Tiblisi-Ceyhan, Bakú-Tiblisi-Erzurum, gasoductos Transanatolia (TANAP) y Trans Adriático (TAP) – dos importantes segmentos del Corredor del Sur de Gas, con los cuales Azerbaiyán desempeña un papel crucial en la seguridad energética de Europa. El país se ha convertido también en el centro estratégico de infraestructura, con numerosos proyectos en ese sector, entre ellos con el emblemático proyecto de ferrocarril Bakú-Tiblisi-Kars, que reencarna la histórica Ruta de Seda, conectando Europa y Asia y achicando distancias entre continentes. En el resultado de política de diversificación de la economía, se observa un fuerte desarrollo de otros sectores no petroleros como comunicaciones y tecnologías altas, turismo, agricultura, ganadería. Se realiza en el país exitosamente la estrategia de conversión del capital petrolero al capital humano.

-¿Cómo han desarrollado las relaciones bilaterales entre su país y el Perú?

Las relaciones diplomáticas entre ambos países se establecieron en 1996 y en 2015 Azerbaiyán instaló su embajada en Lima. La instauración de un contacto más cercano ayudó a determinar la dirección del desarrollo de las relaciones, en particular de las esferas del comercio, comercio, inversiones, agricultura, energía, minería, tecnologías altas, transporte, industria militar, turismo y educación.

Durante esos años se estableció alto nivel de diálogo político. Se celebraron numerosas visitas reciprocas y acuerdos bilaterales. Esas visitas mutuas, incluidas repetidas visitas de parlamentarios de Perú a Azerbaiyán, contribuyeron al fortalecimiento de relaciones amistosas. La relación interparlamentaria se fue fortaleciendo con los tradicionales grupos de amistad en ambos parlamentos. Existe una fuerte cooperación en el marco de organismos internacionales, con el apoyo mutuo de candidaturas.

Teniendo una importante posición geoestratégica al ubicarse en la frontera de Europa y Asia, Azerbaiyán se ha convertido en un importante centro de comercio y transporte en la región. Como ya mencioné, situado en la histórica Ruta de la Seda, mi país está activamente invirtiendo en la modernización de la infraestructura, la creación de nuevas vías férreas, autopistas, puertos marítimos y aeropuertos. Usando esas oportunidades presentadas por Azerbaiyán, Perú podría distribuir y vender sus bienes y servicios a nuevos mercados y aumentar significativamente el nivel y el volumen del comercio, el cual resultaría en un significativo incremento en la economía del país.

A pesar de la distancia que nos separa, compañías y empresarios azerbaiyanos también muestran gran interés en los productos y servicios de Perú. Muchas compañías ven al Perú como un lugar para invertir y para hacer negocios en la región.

Azerbaiyán está listo para compartir su rica experiencia en áreas como la producción de petróleo y gas, el procesamiento y transporte de productos hidrocarburos, la producción de varios productos químicos y la capacitación de especialistas en esta área donde Azerbaiyán tiene una vasta experiencia.

Perú puede ofrecer tanto a Azerbaiyán como a los países de la región productos como minerales, mariscos, frutas y vegetales, café, granos, textiles, entre otros, y convertirse en un socio comercial confiable entre los países de América del Sur.

Antes de la pandemia el flujo de turistas hacia ambas direcciones venía en aumento. A fin de facilitar los viajes de turistas peruanos a Azerbaiyán, Perú fue incorporado en el sistema de “ASAN visa”, el cual habilita a los ciudadanos peruanos para obtener una visa a Azerbaiyán en línea en 2-3 horas. Esperamos que los viajes de los turistas continúen una vez que se acabe la pandemia.

Quiero expresar mi confianza en que en el periodo pospandemia, las relaciones entre Azerbaiyán y Perú, se desarrollarán de manera más dinámica, cubriendo cada vez más esferas.

Para más información, adquiere nuestra versión impresa o suscríbete a la versión digital, aquí.

Puedes encontrar más contenido como este siguiéndonos en nuestras redes sociales de Facebook y Twitter.