«Hay fuerzas revanchistas en Armenia que buscan reanudar la guerra»

Conversación con el principal think tanks de Azerbaiyán

Por Ricardo Sánchez Serra

Bakú.- En las últimas semanas, a pesar del acuerdo del cese del fuego entre Armenia y Azerbaiyán, se han intensificado los intercambios de disparos en Karabaj, que podrían iniciar una tercera guerra en la región, a pesar de la presencia de las fuerzas militares de paz de Rusia.

Farid Shafiyev, director del Centro de Análisis de las Relaciones Internacionales (CAIR), principal think tanks azerí indicó que esperaba que esos últimos tiroteos en la frontera con Armenia, no conduzcan a una guerra.

“Nosotros tratamos que esa paz y el cese del fuego sean duraderos. Los dos países deberían reconocer la integridad territorial de cada uno. Nosotros no tuvimos nunca reclamos territoriales con Armenia, pero este país no hace lo mismo con nosotros. Azerbaiyán entró a la ONU presentando todo su territorio, Karabaj incluido -que se heredó de la URSS mediante el principio de uti possidetis, como sucedió en Latinoamérica con el imperio español- y todos nos reconocen así, salvo Armenia, que pretende una expansionista Gran Armenia que va desde el mar Negro hasta el mar Caspio, que es el origen del problema”, aseguró Shafiyev.

Indicó que otro peligro es que, en Armenia, como perdió la guerra, hay fuerzas revanchistas que quieren vengarse a su manera o volver a desencadenar otra guerra.

Acusó que “la diáspora armenia recolecta fondos para la guerra y hace presión para que el Gobierno armenio siga en confrontación con Azerbaiyán e influyen sobre los políticos de los países en que se encuentran para que adopten resoluciones y dañen las relaciones con mi país”.

Refirió que un tercer factor estimulante de esa guerra, son países como Rusia y Francia, que practican la política de dividir y gobernar, y tratan de manipular a los dos países, involucrándose en los temas regionales de los dos países.
“Nuestra intención es dejar ese conflicto en la historia y ninguna medida de confianza se podrá promover si Armenia no reconoce nuestras fronteras”, aseguró.

Los objetivos de Azerbaiyán en su política exterior

El experto azerí señaló que la prioridad de la política exterior de su país es el Movimiento No Al (Mnoal), el cual preside, y, en general el multilateralismo. “Como ejemplo, participamos activamente en la lucha contra la pandemia en el mundo y hemos contribuido financieramente a la Organización Mundial de la Salud. Y lograr una paz firme y duradera en la región”, precisó.

Explicó que, desde la presidencia de Azerbaiyán, se impulsó el Mnoal, debido a que por responsabilidad de su antecesor (Venezuela) la Guerra Fría tenía su vigencia allí, contra EE. UU.
“Antes esa Guerra Fría estaba entre Rusia y EE. UU. y ahora se junta China. Pero la importancia del Mnoal sigue vigente por lo menos en nuestra región”, dijo.

Alianzas militares

Con respecto a las alianzas militares en su región, Shafiyev señaló que Rusia apoya a Armenia y ha ocupado los territorios de Georgia y Ucrania, aunque estos países son aliados de Occidente. Sobre ello, Azerbaiyán tomó una ruta diferente, sin formar parte de un bloque militar, se logró solucionar los litigios territoriales al haber formado una alianza muy fuerte con su vecino Turquía.

“No queremos que Rusia se convierta en un enemigo, sino que siempre haya un espíritu de cooperación. Rusia tuvo su papel en el alto al fuego, pero no le interesa su resolución definitiva, para tener influencia en la región”, aclaró.

De otro lado, destacó que “no hemos dejado que Azerbaiyán se convierta en la plataforma de lucha entre Rusia y EE. UU. Creo que EE. UU. debió haber ayudado a Ucrania y a Georgia, pero EE. UU. tiene sus propios intereses y esto significa que no va a estar allí permanentemente para defenderlos de las grandes potencias. Y nosotros no nos apoyamos en ninguno de esos bloques”, puntualizó.

Unión de los países túrquicos

Con respecto a la participación de Azerbaiyán en el Consejo de los Países Túrquicos -integrado por, además de Azerbaiyán, Kazajistán, Kirguistán, Turquía y Hungría como observador-, este organismo se une en base a un idioma común, el turco; no es una alianza militar. Además, se realiza una cooperación humanitaria, económica, médica, cultural, en materia educativa se están haciendo libros conjuntos para las escuelas de todos los países.
“La necesidad de crear este organismo, es que China y Rusia intentan que los países túrquicos no tengan una cercanía y ven con celos esa organización”, sostuvo.

Azeríes no integrarán OTAN

En referencia a la relación de su país con la OTAN mencionó que la preparación de su ejército se basa en los estándares de la OTAN, “en donde Turquía nos asesora, pero Azerbaiyán no tiene aspiraciones de ser miembro de la OTAN. Nuestra participación con un contingente militar en Afganistán, puede verse como un socio confiable de OTAN, sin formar parte del organismo”, esclareció.

En otro momento, comentó que Azerbaiyán a parte de su alianza bilateral con Turquía, la tiene con Pakistán, Ucrania, e Israel sobre todo, pero en ningún momento cree que esas cooperaciones podrían dañar la filosofía del multilateralismo.

Para más información, adquiere nuestra versión impresa o suscríbete a nuestra versión digital AQUÍ.

Mira más contenidos siguiéndonos en FacebookTwitter Instagram, y únete a nuestro grupo de Telegram para recibir las noticias del momento.