Alemania tampoco logra recuperación en “V”
A+

Alemania, con su ingente paquete económico anticrisis y la pandemia del Covid-19 siempre bajo control en términos sanitarios, es uno de los países que más se acerca a la deseada recuperación en forma de “V”, aunque ni siquiera con estas condiciones lo logra, según los expertos.

“Lo que estamos viendo es una recuperación en forma de ‘V’, pero es una ‘V’ asimétrica. La caída fue muy pronunciada y la recuperación está siendo más pausada”, explica a una pregunta de Efe el director del departamento de Empresas, Salarios y Tráfico de la Oficina Federal de Estadística (Destatis), Peter Schmidt.

La “V”, el tipo de recuperación más rápido frente a los modelos en forma de “U” -con un rebote más lento- o incluso de “L” -con estancamiento a un nivel inferior-, está resultando difícil de llevar a la práctica incluso en Alemania.

El Gobierno alemán ha aprobado un paquete de ayudas a empresas, autónomos, consumidores y familias por más de 750,000 millones de euros, un volumen equivalente al conjunto del plan de recuperación aprobado por la Unión Europea (UE).

La producción industrial es ejemplo de esa “V” asimétrica. Se incrementó en julio un 1.2 % frente al mes anterior, cuando había avanzado un 7.4 y un 8.9 % en mayo y junio, respectivamente. En comparación, en marzo había cedido un 8.5 % y en abril, un 17.9 %. En la actualidad se encuentra aún un 10.8 % por debajo del nivel de febrero.

En exportaciones, elemento clave de la economía alemana, en julio se encontraban aún un 12.1 % por debajo del nivel de febrero, pese a los incrementos registrados desde abril.

La situación del empleo es diferente, en gran medida por el “Kurzarbeit”, el sistema de jornada reducida para situaciones extraordinarias en el que el Estado asume hasta el 77 % del sueldo que deja de percibir el empleado de forma temporal a cambio de que no se elimine el puesto de trabajo.

No obstante, la pandemia ha pasado también factura al mercado laboral. La población empleada -en la que se incluye a los varios millones de personas en “Kurzarbeit”- ha caído un 1.3 % entre febrero y julio. La tasa del desempleo ha pasado del 5.3 % en enero hasta el 6.4% este agosto.

El consumo escapa asimismo del modelo de la “V” asimétrica, pues su caída fue mucho menor y la recuperación de los valores previos más rápida. No obstante, la crisis ha provocado un fuerte trasvase del comercio físico al digital, con implicaciones todavía en proceso en el ámbito empresarial y laboral.

Queda ver el comportamiento del producto interior bruto (PIB) en el tercer trimestre, tras la caída del 10,1 % del segundo, para comprobar cómo se va trazando la gráfica de la recuperación, confiando, en todo caso, en que no llegue una segunda ola.

Para más información, adquiere nuestra versión impresa o suscríbete a la versión digital, aquí.

Puedes encontrar más contenido como este siguiéndonos en nuestras redes sociales de Facebook y Twitter.