LA PROPUESTA. DE HERNANDO DE SOTO

Cómo llevar al Perú profundo al siglo XXI

Dirigentes políticos de extrema izquierda radical del Sur hacen suya la propuesta de Soto al Perú para resolver el conflicto del suelo y el subsuelo dentro de un nuevo paradigma.

Cómo llevar al Perú profundo al siglo XXI
  • Fecha Sábado 19 de Octubre del 2019
  • Fecha 5:50 am

La decisión del presidente Martín Vizcarra de ordenar a la Policía y las Fuerzas Armadas el desbloqueo de la carretera por donde sale la producción de Las Bambas al puerto de Matarani se dio luego de un mes y solo cuando la minera anunció que detenía sus operaciones. La afirmación de la autoridad en el territorio ha sido largo tiempo reclamada por los mineros peruanos. Este puede ser un punto de inflexión en el conflicto en el Perú entre quienes tienen el control de los recursos naturales y quienes controlan la superficie encima.

Pero el desbloqueo no es sino el primer paso hacia una política pública para resolver el falso conflicto en un nuevo marco. Ese marco solo puede ser el libre contrato entre las partes. Pero el libre contrato necesita como referencia precios, que no pueden ser determinados por ninguna de las partes ni por el Estado. Solo el mercado puede proporcionarles a las partes esas coordenadas.

La clave está en la propiedad no solo de los recursos debajo sino de la tierra sobre ellos. No una posesión informal sin seguridad jurídica, como hasta hoy. Hay que rodear el libre contrato de la garantía de la seguridad jurídica para consolidar la propiedad.

PROCESO EVOLUTIVO

Hay un proceso lento de evolución natural hacia la propiedad privada familiar desde el régimen comunal tradicional de propiedad de la tierra consagrado en la Constitución. Ese proceso no puede ser acelerado ni congelado sin generar violencia. Lo segundo lo intentó Velasco hace 50 años cooperativizando a las comunidades y fracasó. Lo primero, Alan García con los decretos del perro del hortelano. Ambos intentos desembocaron en violencia. La institución comunal andina es resiliente, resiste el cambio cuando le es impuesto.

El único modo de facilitar esa transición es poner la tierra en valor. Pero solo con propiedad de la tierra encima de los recursos naturales puede haber seguridad jurídica para la inversión. Y solo con inversión en siembra de agua y de bosque es posible incluir a las familias comuneras y los pequeños mineros informales plenamente en el mercado, sin imposición ni violencia. Y combatir al mismo tiempo los efectos, ya que no las causas, del cambio climático.

Lo que se encuentra sobre la mesa hoy es la decisión política del gobierno para que el desbloqueo del corredor minero no sea solo un acto aislado sino el primer paso hacia una política pública capaz de producir pacíficamente la transición del Perú profundo al siglo XXI.

LA PROPUESTA DE DE SOTO

e proceso de transición de manera sistemática en el Perú y en el mundo es Hernando de Soto. Su propuesta ya es conocida en todas partes. Consiste en darle a la tierra de la superficie encima de los recursos un valor de mercado. Pero un valor de mercado global, no de mercado local solamente, donde no puede formarse realmente un precio de mercado y la tierra vale poco o nada.

De Soto no está impulsando este proceso solo desde una perspectiva académica. El pasado martes 15 se reunió con 350 empresarios mineros formales e informales. Lo que De Soto propuso al auditorio de pequeños empresarios mineros es poner sus tierras en las bolsas globales.

Los detalles técnicos de cómo hacerlo pasan por el concepto de “securitización” en el mercado de valores de Nueva York, de Toronto y de Londres. Pero no es necesario el detalle aquí. Lo que importa es que esto les permite negociar de igual a igual con las grandes empresas mineras un libre contrato para alquilar la tierra, pactar servidumbres de paso, venderlas cuando sea el caso, u otra figura cualquiera que convenga a las partes. Pero siempre con un precio justo y equitativo, y seguridad jurídica para ambas partes.

LAS BAMBAS: Las comunidades aceptan dialogar con el Gobierno

Luego de que el Gobierno desbloqueara tras casi cuatro semanas el Corredor Minero Sur y declarara el estado de emergencia por un mes en la zona entre Apurímac, Cusco y Arequipa, las comunidades de la zona retrocedieron de posición que tenían hasta el miércoles y decidieron aceptar reunirse con representantes del Estado y dialogar con la Presidencia del Consejo de Ministros (PCM) el lunes en la comunidad de Ccapacmarca (Cusco). Agregó, que las comunidades acatan las medidas dispuestas. “Nosotros nos retiramos. Las comunidades son respetuosas”, señaló.

Puedes encontrar más contenido como este siguiéndonos en nuestras redes sociales de Facebook y Twitter.



Top
Partido Morado sobre Julio Guzmán: “No encontramos responsabilidad política”

Partido Morado sobre Julio Guzmán: “No encontramos responsabilidad política”