Consecuencias del reporte de las cuentas bancarias a la Sunat
A+

Existe un debate sobre la constitucionalidad de la medida dictada para que los bancos informen a la Sunat sobre todas las cuentas bancarias de más de 10,000 soles. Se ha presentado ya una demanda al respecto ante el Tribunal Constitucional al vulnerar la norma el secreto bancario. El secreto bancario protege el derecho a la intimidad de los usuarios.

El abogado tributarista David Zamora ha advertido al respecto que “el Tribunal Constitucional ya ha dicho que el secreto bancario no es un derecho absoluto y que sí se puede poner límites si hay un interés común. De cara a esa línea, no se estaría vulnerando al 100%”, explica.

Un segundo debate, sin embargo, gira sobre el impacto de la medida en la informalidad de la economía. El parecer mayoritario es que esta medida, igual que la de tope a los intereses bancarios, incrementará la informalidad y detendrá la bancarización y la inclusión financiera.

Contra este parecer, el abogado tributarista Walker Villanueva ha opinado que el reporte de las entidades del sistema financiero a la Sunat contribuirá a reducir la informalidad ya que los emprendedores que venden productos o servicios deberán emitir los respectivos comprobantes de pago y solicitar boletas o facturas de las compras que realicen para demostrar la procedencia de sus operaciones comerciales e ingresos depositados en sus cuentas bancarias.

A su vez, la ex superintendente de la Sunat Tania Quispe ha señalado que la medida “mantiene la información que el ITF ya contenía”, lo que llevaría a preguntarse por la necesidad de la disposición.

Quispe recordó que el impuesto a las transacciones financieras (ITF) da acceso a todos los movimientos de cuenta que se informan mensualmente a la Sunat. “Cualquier operación paga un impuesto y esto permite detectar el movimiento”, agregó. Pero “ahora se permite también acceder a los saldos de cuenta”, detalló.

Sostuvo que el ITF recauda al año 220 o 230 millones de soles. “Este sería un ahorro para los contribuyentes porque con esta norma ya no se necesitaría”, dijo.

FIJACIÓN DE TASAS

De otra parte, la SBS ya ha advertido que la fijación de topes a las tasas de interés de los préstamos en las instituciones financieras que el Congreso aprobó el 30 de diciembre y que supuestamente protege de la usura a los consumidores, generará mayor informalidad y exclusión financiera, que se sumarán al efecto de la medida del reporte de cuentas a la Sunat.

Según manifestó el superintendente adjunto, Javier Poggi, los más perjudicados con esta medida del Congreso serán los segmentos socio económicos D y E, así como la parte baja del estrato C, quienes tendrán que acudir al mercado financiero informal en pos de créditos a tasas más altas, comentó.

En el mercado los bancos grandes en promedio tienen tasas de interés de 37%; las empresas financieras especializadas en consumo, que atienden a los estratos B y C, presentan en promedio tasas de 54%; y los entes especializados en consumo, que trabajan con los segmentos C y D, ofertan en promedio tasas de 92%. Esta diferencia en las tasas de interés, en el mercado de consumo, se debe al perfil de riesgo de los clientes.

Para más información, adquiere nuestra versión impresa o suscríbete a la versión digital, aquí.

Puedes encontrar más contenido como este siguiéndonos en nuestras redes sociales de Facebook y Twitter.