¿Cuánto oro queda por extraer en el mundo?
A+

El mes pasado, el precio del oro alcanzó su máximo histórico al superar los US$2,000 por onza. El oro tiene una gran demanda como refugio y es un componente clave de productos electrónicos. Pero es un recurso finito, y eventualmente llegará un momento en que no quedará nada por explotar. Los expertos hablan del concepto de nivel máximo o pico cuando se ha extraído la mayor cantidad posible en un año.

Algunos creen que es posible que ya hayamos llegado a ese punto. La producción de las minas de oro totalizó 3,531 toneladas en 2019, un 1% menos que en 2018, según el Consejo Mundial del Oro. Es la primera disminución anual de la producción desde 2008.

No obstante, “sugerir que la producción ha alcanzado su punto máximo puede ser prematuro”, dice un portavoz del Consejo Mundial del Oro.

ENTONCES, ¿CUÁNTO ORO QUEDA?

Las empresas mineras estiman de dos formas el volumen de oro que permanece en el suelo: reservas: el oro que es viable extraer al precio actual; y recursos: oro que se volverá económicamente viable después de una investigación adicional o a un nivel de precios más alto.

El volumen de las reservas de oro se puede calcular con mayor precisión que los recursos. El subterráneo de reservas de oro se estima actualmente en alrededor de 50 mil toneladas, según el Servicio Geológico de Estados Unidos. Para poner esto en perspectiva, ya se han extraído alrededor de 190 mil toneladas de oro en total. Esto significa, sobre la base de estas cifras aproximadas, que todavía queda alrededor del 20% por explotar.

Pero esta es una cifra en constante cambio. El avance de nuevas tecnologías puede hacer que sea posible aprovechar algunas reservas ya descubiertas.

La mayor fuente de oro de la historia ha sido la cuenca de Witwatersrand en Sudáfrica, que representa un 30% de todo el oro extraído. Otras fuentes incluyen la mina Mponeng en Sudáfrica; las minas Super Pit y Newmont Boddington, en Australia; la mina Grasberg de Indonesia y las minas en el estado de Nevada, EE.UU.

China es actualmente el país con mayor producción de oro del mundo, mientras Canadá, Rusia y el Perú son importantes actores a nivel internacional.

En términos de compañías, Nevada Gold Mines, propiedad mayoritaria de la compañía canadiense Barrick Gold, es el complejo de extracción de oro más grande del mundo, con una producción de alrededor de 3.5 millones de onzas al año.

La mina de Pueblo Viejo, en República Dominicana, es la que más produce de todo América Latina.

Fue la cuarta mina que más oro produjo en 2018, con un total de 30.1 toneladas. Su propietaria, la canadiense Barrick Gold.

La minería a gran escala es extremadamente intensiva en capital, ya que emplea mucha maquinaria y costosos sistemas. Hoy en día, alrededor del 60% de las operaciones del mundo son minas a cielo abierto, y el resto son subterráneas.

Las minas grandes y de bajo costo, y las más antiguas, como las de Sudáfrica, están al borde del agotamiento, precisa un experto. Quedan relativamente pocas regiones inexploradas para la extracción de oro, y las más prometedoras se encuentran en algunas de las partes más inestables del mundo, como África Occidental.

Aunque los precios del oro alcanzaron máximos históricos en agosto, los cambios en la producción de las minas a menudo responden tardíamente.

En la Antártica existen algunas reservas que quizás nunca sean rentables debido a las condiciones climáticas extremas del continente. El oro en el fondo del océano también se considera financieramente poco viable.

ELECTRÓNICA

Se utiliza una gran cantidad de oro en productos electrónicos que se consideran desechables, como los teléfonos celulares.

La cantidad de oro en un teléfono promedio vale unos cuantos dólares. Los planes para reciclar el oro extraído de los desechos electrónicos ya están en marcha.

Para más información, adquiere nuestra versión impresa o suscríbete a la versión digital, aquí.

Puedes encontrar más contenido como este siguiéndonos en nuestras redes sociales de Facebook y Twitter.