LUEGO DE QUE NO HUBIERA ALZA DE LA TASAS DE LA FED  

Donald Trump invita a Jerome Powell a cenar

En 2018, la Fed subió en cuatro ocasiones el precio del dinero en EE.UU. Luego de las duras críticas de Trump, ha anunciado un ablandamiento de su política. 

Donald Trump invita a Jerome Powell a cenar
  • Fecha Miércoles 6 de Febrero del 2019
  • Fecha 4:50 am

Washington.- El cargo de presidente de la Reserva Federal (Fed) siempre lleva consigo un aluvión de críticas, pero lo que Jerome Powell no esperaba es que las más punzantes procedieran de quien le designó hace un año, el presidente de EE.UU., Donald Trump.

Cuando Powell, de 66 años, asumió el cargo hace exactamente un año, la inercia llevaba a continuar el proceso de subida de las tasas de interés.

En 2018, la Fed subió en cuatro ocasiones el precio del dinero en EE.UU.

Este ajuste monetario se produjo a la par que entraba en vigor el enorme estímulo fiscal lanzado por Trump como parte del recorte de impuestos.

Con un desempleo en mínimos y unas presiones inflacionarias controladas, las críticas a la decisión de la Fed comenzaron a arreciar desde la Casa Blanca.

En octubre, el presidente Donald Trump afirmó que la Fed estaba “fuera de control” por su alza de las tasas que, a su juicio, hacía peligrar el crecimiento de la economía.

“La Fed se ha vuelto loca (…) No estoy para nada contento con mi elección (Jerome Powell)”, aseguró. Powell evitó responder a Trump.

Al cumplirse el primer aniversario, Trump invitó a Powell y al vicepresidente de la Fed, Richard Clarida, a una “cena informal” en la Casa Blanca, a la que también asistió el secretario del Tesoro, Steven Mnuchin.

“El argumento para una subida de las tasas se ha debilitado”, afirmó Powell el pasado 30 de enero. Trump no hizo comentario alguno. EFE

Puedes encontrar más contenido como este siguiéndonos en nuestras redes sociales de Facebook y Twitter.



Top
De Belaunde sobre Frepap: “Pensamos que la amenaza de los fundamentalismos había sido derrotada”

De Belaunde sobre Frepap: “Pensamos que la amenaza de los fundamentalismos había sido derrotada”