PUEDE MAS QUE DUPLICAR SU PRODUCCIÓN SI LA DESTRABA 

¿El Perú necesita el gas de Bolivia?

En fecha muy próxima, Proinversión entregará la buena pro de la licitación para abastecer al sur del país.

¿El Perú necesita el gas de Bolivia?
  • Fecha Jueves 20 de Junio del 2019
  • Fecha 5:00 am

El concurso para la entrega en concesión del proyecto “Masificación del uso del gas natural y distribución de gas natural por red de ductos en Apurímac, Ayacucho, Huancavelica, Junín, Cusco, Puno y Ucayali”, también llamado proyecto “Siete Regiones”, está en proceso.

Según Proinversión, existían en enero pasado tres postores:

  1. La estatal boliviana Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos (YPFB).
  2.  El consorcio Wapsi Peru, conformado por la empresa china Gezhouba Group Company Limited, sucursal Perú, y LNG Holding SAC.
  3. Gas Natural de Lima y Callao.

El proceso se encuentra en la quinta versión del contrato de concesión. Solo aprobada la versión final por los ministerios de Economía (MEF) y de Energía y Minas (MEM), los postores tendrán 30 días calendarios para presentar sus ofertas. Tres días después, de no mediar observaciones, Proinversión otorgará la buena pro.

En el caso de que la buena pro fuera otorgada a YPFB, la estatal de gas de Bolivia, todo el sur del Perú sería abastecido de gas boliviano mediante camiones tanque primero y, en una segunda etapa, mediante un gasoducto desde La Paz hasta Anta en primera fase y hasta Ilo más adelante.

Los días 24 y 25 de este mes el tema estará en la agenda del Gabinete Binacional a realizarse en Ilo, con presencia de los presidentes Evo Morales y Martín Vizcarra.

EXPRESO ha tomado conocimiento de que la construcción del eventual gasoducto boliviano estaría a cargo de la empresa estatal de gas rusa Gazprom, la misma que construye actualmente el gasoducto Nordstream 2, que abastecería de gas a Europa desde Rusia.

Este controvertido proyecto es actualmente objeto de dura competencia entre EE. UU. y Rusia a causa de la potencial dependencia de Europa del gas ruso.

En la licitación del proyecto “Siete Regiones”, entonces, estarían compitiendo en cierto modo una empresa china y otra rusa por la extracción y distribución de la energía para el sur del Perú del siglo XXI.

En la obra del gasoducto europeo, Gazprom está asociada a la francesa Engie, que en el Perú opera una planta de generación termoeléctrica en el sur peruano en base a petróleo, y que pasaría a operar con gas natural boliviano si YPFB gana la buena pro.

Engie y la termoeléctrica Kallpa, ambas empresas privadas, firmaron el lunes pasado en La Paz, en presencia de Evo Morales, un acuerdo para la posible compra de gas para sus respectivas plantas termoeléctricas en el sur del Perú.

¿HAY GAS SUFICIENTE?

Ante este panorama, es crucial saber si el Perú necesita realmente comprar gas a Bolivia. La respuesta depende de si el Perú dispone de suficiente gas en su propio territorio.

La cuestión es medular para decidir si el Perú debería correr el riesgo de depender de un gas boliviano, cuya administración dependería de una empresa estatal de Bolivia y, por lo tanto, de la decisión política del gobierno “bolivariano” del presidente Evo Morales.

Al respecto, EXPRESO ha tenido acceso a un documento que permite esbozar una respuesta posible a esa pregunta.

La empresa China National Petroleum Corporation (CNPC), la cuarta con la mayor facturación a escala mundial en producción de petróleo y gas -que opera en 31 países con 91 proyectos en África, Medio Oriente, Asia Central, Asia Pacífico y América del Sur- maneja en el Perú los llamados lotes 58 y 57 de gas natural y petróleo.

Las reservas probadas del Lote 57 son de 1.65 TCF (trillones americanos de pies cúbicos).

Según el Libro Anual de Recursos de Hidrocarburos al 31 de diciembre de 2016, las reservas posibles del Lote 58 son de 3.48 TCF. Las reservas probadas de gas natural en el Lote 58, según el documento al que EXPRESO accedió, son de 2.08 TCF.

Las reservas de ambos lotes sumados alcanzarían entonces a los 3.73 trillones americanos de pies cúbicos (TCF).

Producción de la CNPC

La producción de CNPC a escala mundial llegó en 2016 a los 11.73 billones de pies cúbicos de gas natural.  En el Perú la producción de gas natural de CNPC es de 166 millones de pies cúbicos diarios, el 13.4% de la producción nacional. En el Lote 57, la titularidad de la concesión es compartida por CNPC con Repsol, y se halla en explotación bajo contrato hasta el 2044. En 2017, la producción de gas del yacimiento Kinteroni del Lote 57 fue de 149 millones de pies cúbicos.

En 2014 CNPC adquirió el Lote 58, bajo contrato hasta el 2045.  Cuatro exploraciones –Urubamba, Picha, Tani y Paratori- en el Lote 58 han tenido éxito en gas natural.

La inversión total prevista en el Plan de Desarrollo del Lote 58 es de US$ 2,375 millones entre 2017 y 2041.

CNPC estima iniciar la producción de gas natural en enero del 2023. La entrega de gas natural a la venta sería de unos 300 millones de pies cúbicos diarios, garantizados por 18 años. Esto representa casi el doble de la producción actual de CNPC que, sumada a la del Lote 57, duplicaría el aporte actual de la empresa y llegaría a ser cerca de un tercio de la producción nacional de gas natural.

“FACILIDADES DE PRODUCCIÓN”

El operador del Lote 57 (Repsol) negocia con las comunidades nativas de Porotobango y Kitempapani en el Cusco el monto de una compensación por servidumbre.

Porotobango pide S/ 70 millones como pago de compensación por los 27 años del proyecto Sagari. Kitempapani exige US$ 5 millones y US$ 27 millones adicionales infraestructura, educación y salud también por los 27 años. Para Repsol, los montos no tienen sustento.

En el Lote 58, el 21 de noviembre de 2016 CNPC presentó una Declaración de Descubrimiento Comercial de los yacimientos. La solicitud de CNPC “se encuentra en retención por un periodo de dos años, debido a la falta de facilidades de producción”, según el documento.

El 19 de mayo de 2017, CNPC presentó el Plan de Desarrollo del Lote 58 indicando que entre 2017 y 2022 tramitaría la aprobación de los instrumentos de gestión ambiental y la instalación de “facilidades de producción”.

Ambos proyectos –lotes 57 y 58- están trabados por potenciales conflictos socioambientales, que impiden lo que, de destrabarse, significaría un incremento importante de la producción de gas natural. ¿Realmente necesitamos depender del gobierno “bolivariano” de Evo Morales?

Puedes encontrar más contenido como este siguiéndonos en nuestras redes sociales de Facebook y Twitter.



Top
Vela no descarta que Odebrecht haya dado “pagos indebidos” a Nadine por Gasoducto

Vela no descarta que Odebrecht haya dado “pagos indebidos” a Nadine por Gasoducto