Ismael Benavides: “Empresas podrían cerrar”
A+

Empresas dedicadas a la agroexportación podrían cerrar debido a la derogación del párrafo 7.2 del artículo 7 de la ley de Promoción Agraria, advirtió el exministro de Economía Ismael Benavides.

El exministro señaló enfáticamente que el proyecto de ley enviado por el Gobierno para modificar dos artículos de la Ley de Promoción del sector Agrario es peligroso para la economía y generaría menor inversión en el sector. “Este proyecto lo que genera es inestabilidad, y dudas sobre la capacidad de un gobierno de sostener una política”, dijo.

“Hay gente que ha invertido, que ha tomado decisiones en base a esta ley para invertir en el sector agrario. Si de la noche a la mañana la modifican porque personas se pararon en la carretera, no van a querer invertir. Y las inversiones en agricultura son a largo plazo (…) Esto va a generar inmediatamente menor inversión si es que no una paralización de la inversión en la agricultura”, advirtió.

Por el contrario, consideró que la ley de Promoción Agraria “debería ser extendida a los demás sectores de la economía”.

Benavides cuestionó que la propuesta del gobierno busque prohibir la tercerización de servicios, ya que sería una medida “discriminatoria” contra el sector de la agroexportación. “Es discriminatorio porque hay labores que sí se pueden tercerizar, como en cualquier otro sector. Una labor agrícola puede subcontratar servicios de maquinaria con un tractorista para que haga labores de campo, pero ahora [con este proyecto de ley] no se podrá hacer”. “No defiendo los services informales –aclaró Benavides–. Los services que funcionan con las empresas informales no lo han estado haciendo bien y está bien que a ellos se les sancione; pero discriminar a un sector entero es absurdo”, remarcó.

No obstante, las críticas del ex ministro Benavides al proyecto del Ejecutivo son anteriores incluso a la decisión del Congreso de rechazar su debate para considerar solo el dictamen de su propio proyecto de ley modificatorio de la Ley de Promoción Agraria.

Benavides enfatizó que no se puede establecer las mismas reglas para todos, debido a que el sector agrario tiene una gran diversidad. “La agricultura es variada, hay una infinidad de productos. Cada empresa tiene sus márgenes y costos, dependiendo de su actividad y dónde está. No se puede decir que todas las empresas son iguales y tienen los mismos márgenes”, apuntó en relación con el tema de la mínima remuneración que aparecía en el párrafo derogado por el Congreso.

Cuestionó también que el Congreso busque designar al sector agrario como actividad “de riesgo”, estableciendo que se deba comprar un seguro para los trabajadores. Esto, advirtió, podría ser un gran negocio para las aseguradoras.

“¿A quién va beneficiar comprar un seguro? A las grandes empresas de seguros. Pero en ninguna parte del mundo la agricultura es una actividad de riesgo”, señaló.

Para más información, adquiere nuestra versión impresa o suscríbete a la versión digital, aquí.

Puedes encontrar más contenido como este siguiéndonos en nuestras redes sociales de Facebook y Twitter.