Fideicomiso, opción segura para proteger su patrimonio

Puede adquirir desde Perú en el mercado internacional cualquier activo financiero de manera directa sin tener que asumir comisiones y costos de administración extras.

La incertidumbre política y económica que reina en Perú y en otros países de la región latinoamericana obliga a buscar proteger el patrimonio personal o familiar en un refugio rentable en el exterior.

EXPRESO dialogó con Víctor Hugo Osorio, un reconocido consultor en finanzas internacionales con sede en Miami, Florida, quien nos da algunas luces para lograr resguardar nuestros ahorros en el mediano y largo plazo.

¿Qué opciones seguras para resguardar nuestro patrimonio pueden encontrarse desde Perú en el mercado estadounidense?

Como ya todos sabemos, los países del sur de América se han ido sumergiendo progresivamente en escenarios de inestabilidad tanto politica como económica y social; lo que ha derivado en una sensación transversal de incertidumbre y temor en la población. Todo esto ha generado que las personas, los grupos familiares, los pequeños inversionistas, empresas y rentistas de alto nivel, hayan buscado opciones de resguardo patrimonial e inversión fuera de sus fronteras.

De las muchas opciones de productos disponibles en el mercado financiero y asegurador internacional, hemos visto que el mecanismo que ha resultado de mayor utilidad para estas situaciones ha sido el fideicomiso contratado a través de compañías de seguros internacionales; el cual, como instrumento de resguardo patrimonial, ha permitido ir en la búsqueda y selección de opciones de inversión con altos estándares de regulación y certificación exigidos en los países desarrollados, como las que se ofrecen, por ejemplo, en los EE.UU. y Europa.

Una rentabilidad alta está asociada a los niveles de riesgo que perfilan los fideicomisos. ¿Puede explicarnos cómo estos logran un retorno de inversión por encima de lo que se ofrece en el mercado local?

Los instrumentos financieros tienen una relación directa entre riesgo y retorno, eso ocurre tanto a nivel local como internacional. La selección del producto va a depender del potencial de crecimiento que tenga el activo y/o proyecto en el cual el cliente está invirtiendo. Por ejemplo, no es lo mismo invertir en la compra de acciones de una compañía que fabrica, vende y distribuye a nivel mundial teléfonos celulares, computadoras y relojes inteligentes, la cual puede proyectar un alto crecimiento en el valor de sus acciones y, por consiguiente, un mayor retorno.

Sin embargo, de no cumplirse una, algunas o todas las variables consideradas en el proyecto de la empresa, puede conllevar no sólo a no obtener el crecimiento esperado, sino también a pérdidas en el valor de las acciones. Por otra parte, está la opción de comprar un instrumento de deuda, como puede ser un bono de renta fija emitido por un gobierno de un país desarrollado, que ofrece un retorno menor, pero con mayor certeza del crecimiento. Ninguna de las dos opciones es mejor que la otra, sino más bien, están orientadas a objetivos y expectativas diferentes.

Lea la nota completa en nuestra versión impresa o en nuestra versión digital, AQUÍ.

Mira más contenidos siguiéndonos en FacebookTwitter Instagram, y únete a nuestro grupo de Telegram para recibir las noticias del momento.