Grely Salas: «Comercio con EE.UU. se potencia vía el puerto de Miami»

Exportadores e importadores peruanos se benefician con menores costos logísticos y una mayor agilidad en los tiempos de entrega.

Por fin una salida al cuello de botella en el comercio peruano-estadounidense. EXPRESO dialogó con Grely Salas Morales, director del Comité de Logística de la Cámara de Comercio Peruano Americana (PERUSA), con sede en Miami, Florida; y nos comparte buenas nuevas para dinamizar el intercambio comercial entre ambos países.

Unos de los dolores de cabeza más frecuentes de los empresarios peruanos que tienen como principal mercado los Estados Unidos, es causado por la crisis del sistema logístico internacional. Del monitoreo frecuente que ustedes realizan, ¿qué salidas han encontrado para reactivar el intercambio comercial?

El colapso sin precedentes de los principales puertos de Estados Unidos., como Los Ángeles y Long Beach, que representan más de un tercio de todas las importaciones marítimas de este país, está creando nuevos escenarios para el comercio y la inversión. Los reguladores en algunos de los puertos más activos de los Estados Unidos esperan que el alto tráfico marítimo continúe este año, ya que la saturación de productos por parte de los fabricantes y minoristas busca reponer las existencias, lo que los empuja más allá de las interrupciones estacionales habituales en los envíos.

Según un informe de Global Port Tracker de Hackett Associates para la Federación Nacional de Minoristas, se espera que los principales puertos del país manejen 2.37 millones de contenedores de importaciones en agosto próximo, una cifra histórica. El total de llegadas de este año alcanzará los 25.9 millones de contenedores, que romperá el récord de 22 millones registrado en el 2020.

TAMBIÉN LEE: Confiep: definen ejes viales para proveer alimentos al país

El hacinamiento ha convertido a los puertos en uno de los muchos cuellos de botella en las cadenas de suministro mundiales, ya que los barcos se llenan de cajas de productos electrónicos, muebles para el hogar y otros bienes. Esta situación deja miles de contenedores varados en los barcos a la espera de ser descargados, esperando ser transportados por camión o tren a los terminales terrestres, almacenes y centros de distribución. Mientras las cajas están en movimiento, a menudo quedan atascadas en patios de carga ferroviarios abarrotados y almacenes llenos. Frente a este complejo panorama hay alternativas que se vienen implementando, principalmente por los exportadores e importadores latinoamericanos. Una de ellas es la que ofrece el puerto de Miami.

¿Puede darnos más detalles de las ventajas que ofrecen Miami, como hub del comercio para el hemisferio sur, principalmente Perú?

Debido a su ubicación estratégica entre las Américas, el puerto de Miami se posiciona como uno de los principales centros de comercio mundial del mundo. De todos los puertos en el sureste de los Estados Unidos, tiene los canales de transporte más profundos y es el único puerto equipado para aceptar embarcaciones Neo-Panamax. Además, el 40% de las exportaciones estadounidenses a América Latina pasan por los puertos de Florida.

Actualmente la mayoría de empresarios peruanos que establecen comercio con los Estados Unidos, están utilizando Miami como principal entrada y salida para sus principales exportaciones e importaciones. Resulta cada vez más efectivo mover la carga terrestre desde cualquier parte del país hacia la Florida para su posterior exportación hacia Perú, vía aérea o marítima, de manera más rápida, menos costosa y con menos tiempo de tránsito, evitando los riesgos que la congestión en los diferentes otros puertos de los Estados Unidos podría generar.

Lea la nota completa en nuestra versión impresa o en nuestra versión digital, AQUÍ.

Mira más contenidos siguiéndonos en FacebookTwitter Instagram, y únete a nuestro grupo de Telegram para recibir las noticias del momento.