Optimistas esperan un rebote en el crecimiento de EEUU
A+

Los pronósticos económicos de Estados Unidos producen una gran distancia entre las predicciones.
La Fed no anuncia nuevos pasos para apoyar la economía hasta que esté más claro qué se necesita y por cuánto tiempo. No se espera que los funcionarios de la Fed, reunidos esta semana, tomen medidas de política monetaria.

La economía tiene actualmente unos 11 millones de puestos de trabajo menos que en febrero y se necesitaron más de cuatro años, hasta mediados de 2014, para recuperar los 8 millones de puestos perdidos en la recesión de 2007-2009. La recuperación es diferente esta vez.

La adición de más de 10 millones de puestos en los últimos cuatro meses sorprendió a muchos. Los banqueros centrales deben ahora juzgar si ese ritmo de mejora continuará o no en las nuevas previsiones económicas que se publicarán el miércoles.

En las proyecciones de junio unos pronósticos para el año hablaban de una caída de -10% o una de -4.2%. La brecha era 10 veces mayor que en diciembre de 2019, cuando las predicciones de fin de año entre los optimistas y los pesimistas estaban separadas por medio punto porcentual.

MANUFACTURA PIERDE IMPULSO

La producción fabril en Estados Unidos creció en agosto, aunque su impulso se frenó en medio del lastre de la pandemia. La producción de las fábricas en Estados Unidos creció por cuarto mes consecutivo en agosto, pero la recuperación muestra señales de tensión, lo que sugiere que la inversión de las empresas podría seguir deprimida.

El informe de la Reserva Federal del martes se sumó a datos sobre el mercado laboral que han indicado un estancamiento en la actividad económica general debido a la desaparición del estímulo fiscal.

Para más información, adquiere nuestra versión impresa o suscríbete a la versión digital, aquí.

Puedes encontrar más contenido como este siguiéndonos en nuestras redes sociales de Facebook y Twitter.