Perú: la trágica decadencia de una historia de éxito en América Latina
A+

POR CHARLES LANE 

Desde 2014, un millón de venezolanos han huido a Perú buscando refugio de la violencia, la pobreza y de una dictadura de izquierda respaldada por Cuba. Pero tras las elecciones presidenciales peruanas del 6 de junio, al menos algunos de ellos deben estar pensando que saltaron de la sartén al fuego. 

Hasta hace poco el país destacaba como una historia de éxito económico y social: el anti-Venezuela de América Latina.

El modelo de “economía social de mercado” de Perú, adoptado en su constitución de 1993, generó una mayor igualdad junto con un rápido crecimiento, y fue impulsado por las ventas de minerales a China y un acuerdo de promoción comercial con Estados Unidos.

En el último cuarto de siglo, el ingreso per cápita real de Perú casi se ha triplicado; su índice de pobreza ha caído de más de la mitad de la población a una quinta parte; y su índice de Gini, una medida de distribución del ingreso, es en la actualidad uno de los mejores de América Latina.

93% de los peruanos en condición de pobreza tuvieron acceso a la electricidad en su hogar en 2020, un incremento en comparación con 63% en 2009, mientras que el acceso al agua creció de 44% a 77%, según datos compilados por los economistas Ian Vásquez e Iván Alonso. Detrás de estas cifras hay millones de vidas mejoradas y, de hecho, salvadas.

Fue un cambio verdaderamente alentador para un país que casi colapsó a principios de la década de 1990 debido a la hiperinflación, el terrorismo maoísta y la represión militar.

Lea la nota completa en nuestra versión impresa o en nuestra versión digital AQUÍ.

Puedes encontrar más contenido como este siguiéndonos en nuestras redes sociales de Facebook, Twitter Instagram.