Por qué Latinoamérica debe prepararse para más turbulencia
A+

The Economist analizó qué le espera a América Latina el año próximo y concluyó que tendrá que prepararse para “más turbulencias”. Calificó a 18 países de la región a través de siete indicadores que considera relevantes para determinar la “probabilidad de disturbios sociales”.

“Nuestra investigación muestra que tener fuertes redes de seguridad social, sólidas tradiciones democráticas y oportunidades de empleo juvenil son factores que mitigan el riesgo de protestas populares a gran escala”, afirma.

Sin embargo, enfatiza: “mientras tanto, los niveles extremadamente altos de desigualdad de ingresos, la pobre efectividad de los gobiernos y las percepciones de corrupción desenfrenada tienden a contribuir a la desafección pública”. Señaló factores claves a tener en cuenta.

En primer lugar, afirma sobre Bolivia y Chile que “aunque cada episodio de malestar social es claramente distinto del otro, las raíces de las frustraciones públicas en toda la región radican en sistemas políticos disfuncionales”, subraya.

“Los gobiernos carecen de las capacidades fiscales e institucionales para abordar suficientemente las preocupaciones de los ciudadanos”, concluye.

SIETE INDICADORES

The Economist diseñó un mapa que muestra que Nicaragua es el país con el mayor número de puntos de inflamación potenciales (Venezuela fue excluida de la muestra debido a la disponibilidad inadecuada de datos), seguida de Guatemala, Brasil, Honduras, Chile, México y Paraguay. Uruguay se destaca como la nación con la menor cantidad posible de puntos de inflamación.

Puedes encontrar más contenido como este siguiéndonos en nuestras redes sociales de Facebook y Twitter.