«Quitemos el impuesto al salario»
A+

El ministro de Economía y Finanzas, Alfredo Thorne, dijo en la Cade 2016 que tiene lugar en Paracas, Ica, que «lo primero que hicimos (como Gobierno) es proponernos el anclaje fiscal» para tener una caja de unos 5,000 millones de soles para tener liquidez que servirá para construir más escuelas y atender las necesidades de la población.

Sin mencionar la grave situación de la caja fiscal dejada por el anterior gobierno, el titular del MEF dijo que no tuvieron otra salida que aceptar no un 1.8 de déficit fiscal en este ejercicio presupuestal sino el 2.5%.

«Tenemos un buen manejo económico pero aún nos falta avanzar en cerrar brechas de infraestructura», subrayó al hacer hincapié, ante alrededor de un millar de empresarios, que no hay otra salida que aumentar la inversión.

Esto, por ejemplo, para cerrar la brecha en infraestructuras a partir de un plan nacional, un fondo presupuestal para financiar las asociaciones público privadas, junto a la diversificación de la economía, entre otras medidas de tipo administrativo, como la reforma de la Sunat.

En este último ítem aseguró que «hemos cambiado la Sunat para que los inversionistas no le paguen a la tropa de abogados y contadores» sino que se simplifique todo tipo de trámites impositivos.

Respecto de las inversiones Thorne reiteró que el gobierno va a  impulsar un boom de infraestructura y que para eso se ha reformado Proinversion y se ha puesto allí a un cuadro de la calidad de Álvaro Quijadría.

Sobre el destrabamiento de proyectos, como en los casos del Aeropuerto Internacional Jorge Chávez, el de Chinchero, el puerto de Pisco, entre otros, por una suma de alrededor de 1,500 millones de dólares, se proyecta además destrabar un paquete mayor de unos 18 mil millones de dólares.

Finalmente se Thorne se detuvo en los problemas de productividad, la recaudación tributaria, la formalización, el problema del sistema previsional, anunciando una reforma de consenso entre enero y junio de 2017.

Entre estas y otras medidas, la más aplaudida fue esta frase: «Quitemos el impuesto al salario».

Por Plinio Esquinarila