Rusia cayó en default al no pagar su deuda

El llamado “Gran paquete“ en Bruselas congeló la mitad de las reservas del banco central ruso (US$ 300 mil millones). Rusia anunció que pasaría a pagar en rublos sus US$ 40 mil millones de deuda soberana por “fuerza mayor”.

Rusia dejó de pagar su deuda soberana en moneda extranjera por primera vez en un siglo y cayó oficialmente en estado de default, en lo que representa el punto culminante de las sanciones occidentales cada vez más duras que cerraron las vías de pago a los acreedores extranjeros.

Durante meses, el país encontró caminos para esquivar las sanciones impuestas tras la invasión de Ucrania por parte del Kremlin. Pero el domingo terminó el período de gracia de unos US$ 100 millones de dólares en pagos de intereses que vencían el 27 de mayo, un plazo que se considera un evento de impago si no se cumple.

La ventana de 30 días se activó cuando los inversores no recibieron los pagos de los cupones de los bonos denominados en dólares y euros el 27 de mayo.

TAMBIÉN LEE: Mantienen gasolina de 84 en el fondo de estabilización

La semana pasada Rusia anunció que pasaría a pagar sus US$ 40,000 millones de deuda soberana en rublos, criticando una situación de “fuerza mayor”.

El dinero quedó atrapado después de que el Tesoro de EE.UU. dejara expirar una laguna en las sanciones, eliminando una exención que había permitido a los tenedores de bonos estadounidenses recibir pagos del soberano ruso. Una semana después, el agente pagador de Rusia, el National Settlement Depository, también fue sancionado por la Unión Europea.

Lea la nota completa en nuestra versión impresa o en nuestra versión digital, AQUÍ.

Mira más contenidos siguiéndonos en FacebookTwitter Instagram, y únete a nuestro grupo de Telegram para recibir las noticias del momento.