Tercerización y sindicalización: dos temas para el Congreso

La tercerización es la manera más eficaz de aumentar la eficiencia y competitividad de cada sector.

Por José Quesada Seminario

Rápidamente, las primeras dos prioridades operacionales que tiene que hacer el Congreso son:

1) Derogar el decreto supremo de la tercerización, que es un disparate ciego que destruye las cadenas productivas especializadas en todos los sectores productivos, sean servicios, fabricación, agroexportación, minería, porque no define qué son las actividades nucleares. La tercerización es la manera más eficaz de aumentar la eficiencia y competitividad de cada sector, porque cada empresa se dedica a lo que es mejor y así se vuelven más competitivas. Si cada empresa tuviera que invertir en personal, investigación y desarrollo, activos de toda su cadena productiva, sería inmensamente caro y tendría que trasladar los costos de todo eso al precio dejando de ser competitivas.

Por eso para cada etapa del proceso productivo o de generación de valor hay especialistas que abastecen o sirven a todos los sectores y cada empresa especializada se dedica a lo que es su “core”. La tercerización es, por definición, una de las mejores herramientas de gestión avanzada que ha facilitado inmensos aumentos de competitividad, productividad y calidad en todos los sectores.

2) En el Perú tenemos un serio problema de informalidad… Entonces, el gobierno de Castillo da una norma para impulsar la sindicalización, que solo afecta al sector formal que ya es solo 20% de la economía prácticamente. De ese 20%, solo el 4% está sindicalizado. Esa norma de la sindicalización es un disparate y tiene que ser derogada.

Aquí lo que hay que hacer es una dar una norma que facilite la formalización con un RUC automático como ya se hace y dando dos puntos del IGV a una cuenta previsional que sea autogenerada y se abone en el Banco de la Nación amarrada al DNI de cada persona.

TAMBIÉN LEE: Gobierno modifica relaciones laborales masificando la sindicalización

Así se formalizan actividades al comenzar a tener un fondo previsional, con lo cual la gente va a pensar en sus pensiones y la formalización que es uno de los temas más problemáticos del Perú. Comenzará gradualmente a mejorar porque millones de personas comenzarán a pedir facturas y eso genera impuestos, lo que a su vez genera fondos previsionales, lo que a su vez genera un círculo virtuoso de clientes de servicios públicos que somos los peruanos.

El tema de la gestión pública no hay que verlo como un asunto de macroeconomía porque no lo es. La gestión pública es un tema de administración y se mejora con reingeniería de procesos, con modelamiento estructurado de la construcción de infraestructura pública, con planteamientos de reestructuración de Petroperú para recuperar completamente las pérdidas por US$6,000MM y que no haya sobrevaluaciones gigantescas en las obras. La gestión pública es un tema de gestores expertos con trayectoria y consultoría ejecutiva en reingeniería. Definitivamente no es un tema de abogados o economistas. Ciertamente la economía y la gestión no son un tema de abogados porque no son expertos en eso, del mismo modo que ni los economistas o los administradores nos metemos en asuntos de derecho constitucional o tributario o societario. Entonces aplicando el mismo principio de la tercerización, que es una especialización que aumenta la eficiencia global en una empresa y su competitividad, se podría decir “zapatero a sus zapatos”.

(*) CEO de Quesada & Asociados

Mira más contenidos siguiéndonos en FacebookTwitter Instagram, y únete a nuestro grupo de Telegram para recibir las noticias del momento.