Ya son 17 países europeos en la Ruta de la Seda
A+

Zagreb.- Grecia se sumó este viernes a la plataforma de 16 países de Europa Central y del Este que respaldan la iniciativa inversora china de la Nueva ruta de la seda, con lo que este formato pasa a denominarse 17+1 (China).
En la cumbre anual de esta iniciativa económica que se celebró este viernes en la ciudad costera croata de Dubrovnik, el primer ministro chino, Li Keqiang, trató de calmar los temores de la Unión Europea (UE).

De los 17 países europeos que participan en esta iniciativa (Albania, Bosnia, Bulgaria, Croacia, Estonia, Eslovaquia, Eslovenia, Hungría, Letonia, Lituania, Macedonia, Montenegro, Polonia, República Checa, Rumanía, Serbia, y, desde ahora Grecia), 12 son socios de la UE.

«Cuando trabajamos en Europa, nosotros respetamos las reglas y los estándares de la Unión Europea«, declaró Keqiang al final de la sesión plenaria de la cumbre.

Además de los jefes de Estado o de Gobierno de estos 18 países, también participaron alrededor de un millar de empresarios, de los que unos 250 eran chinos.

Li subrayó ante los periodistas que la UE y China lograron acordar un comunicado conjunto en su cumbre del pasado martes en Bruselas, en la que se comprometieron a cooperar sobre la base de una mayor transparencia.

Para favorecer ese objetivo, en la cumbre de Dubrovnik se decidió la formación de un centro de estudios que ayudará a compañías de los 17+1 a cooperar y entender mejor la legislación mutua para favorecer la inversión.

Esta es la octava conferencia de esta plataforma y desde su lanzamiento en 2012 en Varsovia, China ha invertido en la región más de 15.000 millones de dólares en autopistas y puentes, tecnología móvil y ferrocarriles, plantas térmicas e industria pesada.

La UE tiene suspicacias de la entrada de empresas estatales chinas en sectores estratégicos de comunicación que deben cooperar con inteligencia de su país.

La UE también ha mostrado preocupación por el endeudamiento de los países que aceptan créditos chinos para financiar la infraestructura. Por ejemplo, Montenegro ha visto su deuda disparada hasta cerca del 80 % del PIB después de recibir un crédito de 800 millones de euros para construir tramos de una autopista de 165 kilómetros.

Pero los líderes regionales consideran positiva la inversión de China en la región para modernizar infraestructuras desfasadas y mejorar su competitividad. EFE

FMI y BM advierten sobre los préstamos de China

La creciente influencia de China en los países en desarrollo mediante la concesión de préstamos es vigilada por las instituciones financieras internacionales, ante preocupaciones por el peso de esta deuda y sus condiciones. El Fondo Monetario Internacional (FMI) y el Banco Mundial (BM) advierten a los gobiernos que no acumulen demasiada deuda.

El nuevo presidente del BM, David Malpass, dijo que 17 países africanos están en alto riesgo y el número crece.

Por su parte, la directora gerente del FMI, Christine Lagarde, dijo que los altos niveles de la deuda y la cantidad de deudores complica los posibles futuros esfuerzos para reestructurar esas deudas. Dijo que el BM y el FMI están trabajando por la transparencia en identificar préstamos, términos, condiciones, volúmenes y plazos», dijo Lagarde.

Malpass reconoció que el acceso a préstamos puede ayudar a crecer a las economías, pero «esto no se hace de una forma transparente”, dijo. Advirtió que la «historia está llena de este tipo de situaciones”. “Tiene que haber una divulgación transparente de la deuda a medida de que ésta se va creando y después tienen que centrarse en los resultados en términos de cualidad de los proyectos», dijo Malpass sin mencionar directamente a China.

Puedes encontrar más contenido como este siguiéndonos en nuestras redes sociales de Facebook y Twitter.