61 convictos españoles regresan a su país
A+

Hombres que mostraron su arrepentimiento abandonaron el país. Ayer en el primer puerto, un grupo de 61 españoles, 31 presos con condena pendiente por cumplir en su país natal y otros 28 que culminaron su condena, fueron repatriados desde el aeropuerto internacional Jorge Chávez a bordo de un avión fleteado de la Policía Nacional de España.

El Instituto Nacional Penitenciario (Inpe) del Perú realizó una ceremonia de despedida en el Callao a los extranjeros que cometieron un delito años atrás. En la tripulación arrepentida había un preso repatriado por beneficio especial de salud y otro por extradición.

Los reclusos habían estado purgando su pena en los centros penitenciarios de Miguel Castro Castro, Ancón I, Ancón II, Sarita Colonia y Santa Mónica. Algunos estuvieron presos en las cárceles de las regiones de Ica, Huacho, Cusco y Piura.

“Ahora tienen que estar en su país y lo más cerca de sus seres queridos. Este convenio va a permitir a los liberados trabajar y vivir en España. Con una serie de ayuda del consulado, las personas que estaban en diferentes penales del Perú podrán regresar a su tierra natal”, declaró Ernesto de Zulueta, embajador de España en Perú.

Esta repatriación es la segunda del año, el primer grupo era de 30 reclusos y viajó a España en marzo, después de firmar con Perú un acuerdo donde los encarcelados eran el eje. “Además, esta propuesta ha podido facilitar el vuelo de ciudadanos españoles que se han quedado varados en el país”, agregó el embajador.

La actividad estuvo presidida por el ministro de Justicia y Derechos Humanos, Enrique Mendoza; el director del Inpe, Carlos Vásquez; el embajador de España en Perú, Ernesto de Zulueta; el jefe de la Unidad de Cooperación Judicial Internacional y Extradiciones de la Fiscalía, Alonso Peña; y el jefe el Departamento de Extranjería de la Policía Nacional del Perú (PNP), Miguel Ángel Peric.

Perú tiene más presos españoles

Nuestro país es uno de los lugares en Sudamérica que tiene más españoles tras las rejas. En el Perú se registran 350, cifra que está por delante de Francia, Colombia y Marruecos, que nos siguen en el ranking.

La entrega de presos extranjeros busca rebajar densidad de la población penitenciaria en el Perú, que son alrededor de 81,000 internos, distribuidos en 69 prisiones con capacidad para 31,000 reclusos.