Ballet para niñas con capacidades  especiales en Carmen de la Legua
A+

Elegancia y dulzura al ritmo de la música clásica. Pasos sutiles sobre las puntas de los pies, movimientos de brazos de manera delicada, miradas cautivadoras y amor por el baile son las características que mostraron las niñas con capacidades especiales durante su taller de ballet en el Casa de la Cultura del distrito de Carmen de la Legua Reynoso. Esta mística danza surgió en Italia entre 1400 a 1600, sin embargo, fue en Francia, durante el reinado de Luis XIV, que surge la necesidad de profesionalizar este arte y en 1661 se crea la primera escuela.

En agosto del 2016, la profesora de danza Amparo Mayhuasca Mejía diseñó un proyecto de sensibilización, ella quería formar un grupo de bailarinas de ballet, pero con pequeñas con síndrome de Down. Fue así como lo presentó a la municipalidad de Carmen de la Legua Reynoso y junto al psicólogo de la comuna le propusieron la idea a la directora del Instituto Especial Virgen del Carmen, Núñez del Arco Vivanco, donde estudian cientos de niños con habilidades diferentes.

“Empezamos en agosto, las niñas estaban muy tímidas, poco a poco se desenvolvieron y dejaron de lado la vergüenza. Acá les transmitimos la pasión por la danza, les abrimos una puerta y mostramos a todas las personas que estas niñas también pueden hacer ballet”, comentó emocionada la profesora Amparo.

“Todas estas niñas pertenecen a la institución Virgen del Carmen. La maestra y el psicólogo de la municipalidad me hicieron llegar la propuesta y acepté. Al inicio tuve temor porque son pequeñas que todavía les falta seguimiento de instrucciones, atención, concentración y habilidades. Una preocupación fue la profesora, debía tener mucha paciencia para atender a mis niñas. No fue fácil, pero ahora todas han mejorado”, agregó la directora de la institución.

“Mi hija ha mejorado mucho”

En el taller de danza encontramos a una madre que apoyaba y animaba a su pequeña sin cesar. Patricia Pinto es la presidenta de los padres de familia del ballet Down,  “un proyecto muy bonito que está a cargo del alcalde Raúl Odar y la profesora de danza Amparo”, declaró.

“Mi hija ha mejorado mucho, cuando inició era muy traviesa, ahora no lo es. Ha mejorado en la parte académica, en su psicomotricidad y coordinación de sus movimientos”, resaltó.

CAPACITACIÓN

La profesora Amparo Mayhuasca comentó que las clases comienzan con ejercicios de postura, flexibilidad, coordinación y concentración. “Ahora, en abril, la municipalidad me va a enviar el curso de ballet para niños especiales en Cuba para capacitarme más”, agregó.