Chalaco lucha por su vida después de recibir un balazo en la cabeza
A+

Una reunión con un trágico final. Ayer, alrededor de las 4:30 a.m., según información de  la policía, Julio Eduardo Núñez Delgado (31), Ernesto Smith, (a) “Netito”, Milagros Ugarriza y Paolo Montenegro Rebaza, estaban celebrando en el segundo piso del predio Nº 3877 de la avenida Colonial. Pasaron las horas y el licor, que supuestamente habían bebido, comenzaba a hacer efecto. De un momento a otro, Paolo mostró un arma de fuego y, por un motivo aún desconocido, le disparó a Julio Núñez en la cabeza.

El intimidante sonido retumbó las paredes de la habitación y los gritos no se hicieron esperar. La dueña de la casa, Mercedes Huamanchumo, y su hija, Ángela Mejía, llamaron a la policía cuando se percataron del disparo. Minutos después, la policía de la comisaría La Legua llegó a la cuadra 38 de la Av. Colonial e ingresó al hogar.

Mientras que Julio Eduardo Núñez era trasladado de urgencia al Hospital Daniel Alcides Carrión, los efectivos interrogaban a los testigos. Los paramédicos bajaron el cuerpo ensangrentado de Núñez por las estrechas escaleras para dejarlo en la ambulancia. Cada gota de líquido rojo, que emanaba la víctima, significaba una lucha constante por aferrarse a la vida.

Según la investigación de la policía, Paolo Montenegro, “ya con signos de ebriedad, sorpresivamente sacó un arma de fuego y disparó directamente a la víctima, para luego huir del inmueble, con dirección desconocida”.

HOSPITALIZADO

A bordo de un vehículo de la policía, de placa KL-6543, Julio Núñez fue derivado al hospital Alcides Carrión. Alrededor de las 6:00 a.m., el agraviado entró a la sala de trauma shock. El doctor José Otiniano le diagnosticó: “estado grave por proyectil de arma de fuego”. La víctima está en cuidados intensivos luchando por su vida.