Culpan a peperas de asesinar a víctima en el A.H. Piedra Liza
A+

Golpeado y abandonado sin vida. La madrugada de ayer, 3:00 a.m., los vecinos del asentamiento humano Piedra Liza observaron a un hombre tirado en un arenal de la localidad, frente a un vivero municipal. Los pobladores pensaron que el sujeto estaba ebrio o, incluso, drogado, pues no respondía ningún llamado. Sin embargo, nadie imaginaba que el cuerpo no tenía pulso y se trataría de un asesinato.

Cerca de las 6:00 a.m., una señora que vende desayuno en una de las arterias del A.H. se percató que el individuo no respiraba. La trabajadora ambulante se acercó y se asustó. “Vengan por favor. Hay una persona muerta, está vestido con un polo manga larga color blanco y negro, jean claro y unas zapatillas grises con rayas rojas”, alertó la vecina a la central 105 de la Policía Nacional.

Los efectivos llegaron al punto indicado y corroboraron el hecho. El ciudadano tirado en el arenal estaba muerto y hasta el cierre de esta edición aún no era identificado.

Hasta el lugar llegaron decenas de curiosos. En ese momento, algunos comentaron que lo vieron en la cantina “La Cabañita”, que se encuentra en el límite de San Martín de Porres y Callao. “Creo que lo vimos con unas mujeres, de repente eran peperas”, indicó un testigo y los agentes del orden no descartaron esta versión, ya que por esa zona se registran casos similares.

Tatuaje

El occiso tenía golpes en la cara y diferentes partes del cuerpo. Asimismo, verificaron que sus documentos personales no estaban y en la pierna derecha había un tatuaje mediano, rojo con bordes negros. “Seguro se lo hizo en un penal”, dijo un transeúnte.