Juntas Vecinales y PNP se comprometen con la pacificación de la zona sur
A+

Juan C. Ángeles Moreno

[email protected]

(Foto: Ivan Layza)

Un momento histórico en el primer puerto. El pasado 8 de julio, la Provincia Constitucional dio un giro de 360 grados: los vecinos formaron sus juntas vecinales y eliminaron el término ‘Barracones’ por ‘zona sur del Callao’.

“Estamos seguros que nuestros futuros niños y jóvenes, especialmente de esta área, tendrán otra forma de pensar, gracias a la ayuda de todos”, manifestó el viceministro de Gestión Institucional del Ministerio del Interior (Mininter), Ricardo Valdez Cavassa, en la ceremonia que organizó la PNP el pasado 8 de julio para reconocer a las 560 juntas que se presentaron en el Óvalo Canadá (La Perla).

Han transcurrido 2 meses desde aquel 8 de julio, donde el cielo gris cubría el puerto, y el sueño de convertir la zona sur del Callao en una localidad pacífica se viene concretando. Ayer, decenas de vecinos llegaron al Óvalo Canadá, donde habían juramentado antes, y conversaron con el general PNP José Figueroa, jefe de la región Callao.

“Estoy permanentemente en el Callao, a diario visito varios distritos y comunidades para saber qué problemas tiene la población y poder conocerlos bien. En diferentes sectores estamos trabajando varios proyectos. Por ejemplo, con las municipalidades y el tema de las cámaras de video vigilancia”, comentó el general Figueroa, quien se encontraba frente a los vecinos de la zona sur del Callao.

El alto mando policial detalló que si ocurriera un incendio a medianoche o en plena madrugada nadie podría detectarlo porque “todos están descansando”. “Sin embargo, las cámaras pueden detectar el humo y activar una alarma para poder acudir de manera inmediata”, precisó.

“Otro proyecto que tenemos en pie son las becas integrales que nos está brindando la embajada de Estados Unidos. Todos desean una oportunidad de sacar adelante a la familia y estas becas cubrirán los gatos de estudios, pasajes y alimentación”, agregó.

Los integrantes de las Juntas Vecinales escuchaban al general Figueroa y entendían que el objetivo que comparte la población con las autoridades es la pacificación del primer puerto.

Después que el general culminó su discurso, comenzó a escuchar atento a los vecinos chalacos, quienes levantaron sus manos, se ponían de pie y comenzaban a manifestar su queja o proporcionar una solución para combatir la delincuencia.

“Como juntas vecinales deben trabajar con nosotros para convertir el Callao en un destino seguro. Si desean hacer sus actividades deportivas no hay problema, vamos a jugar a distraernos, a conocernos, pero bien, tranquilamente”, finalizó el alto mando policial.

Chalaco comprometido

Entre los miembros de la junta vecinal se encuentra “Babyflow”, un joven chalaco que se dedica al arte del hip hop y suelta melodías con la intención de dar un mensaje alentador y esperanzador.

“Con mis letras trato de crear conciencia. Estoy en contra de la violencia contra la mujer, por eso he compuesto un tema donde un sujeto daría todo su tiempo y fuerza para proteger a su pequeña hermana de un esposo agresor”, detalló el músico.

Destino seguro

Chalacos de todas las edades han entendido que erradicar la violencia era una necesidad urgente en el Primer Puerto. “El Callao es un destino seguro”, es la frase que desde el interior del comando policial se viene difundiendo y, efectivamente, es un reto que poco a poco se viene consiguiendo, a base de mucho esfuerzo y dedicación.