Juzgado del Callao condena a “Pato Ciego” a 10 años de prisión
A+

La magistrada Ana María Zapata Huertas, jueza del Sétimo Juzgado Penal Liquidador del Callao, sentenció a Luis Santiago Donaire Flores (a) “Pato Ciego” a 10 años de cárcel efectiva por el delito de homicidio en perjuicio de Giovanni Guevara Rojas y por intento de homicidio a otras 7 personas más, incluido un menor de edad.

Según la resolución judicial, esta pena se contabiliza desde el 27 de noviembre de 2015, aunque descuenta el periodo desde que se materializó el mandato de comparecencia restringida con arresto domiciliario (9 de mayo de 2017) y vencerá indefectiblemente el 2 de mayo de 2024.

También se fijó la suma de 5 mil soles el monto por concepto de reparación civil a favor de los herederos legales de Guevara Rojas y de S/ 10 mil de reparación civil a favor de los agraviados Janet Carrión Barabino, Jonathan Delgado Salaverry, Walter Torres Carrión, Eugenia Sánchez Pisco, José Escate Arroyo, Pilar Montero Andrade y el menor F.A.F.M.

Los hechos ocurrieron el 27 de noviembre de 2015 durante una misa de difunto en el frontis de un inmueble en el cruce del Jr. Puno y Moquegua (Callao). Es allí que aparecen dos automóviles y de uno de ellos desciende “Pato Ciego” junto a un cómplice (a) “Cara de Taz”, ambos portando armas de fuego con las que disparan en diferentes direcciones. Como consecuencia falleció Giovanni Guevara Rojas y 7 personas resultaron heridos.

Debe precisarse que, de conformidad con el Recurso de Nulidad 4040-2011, se procedió a la lectura de sentencia sin presencia del procesado, pese a que su defensa tenía pleno conocimiento de la fecha y hora de la lectura.

Vulneró comparecencia

Tras la presentación de las pruebas periciales y los testimonios de diversos testigos, el juzgado penal concluyó con la medida antes citada en contra de Donaire Flores.

Para la determinación de la sanción se tuvo presente las condiciones personales del acusado, observándose que no registra antecedentes penales ni antecedentes judiciales. Este sin embargo vulneró el régimen de mandato de comparecencia restringida con arresto domiciliario, que fue revocado por el juzgado que determinó nuevamente prisión preventiva.