Monseñor Del Palacio: La educación debe estar basada en valores y religión
A+

En la Provincia Constitucional del Callao el 23% de los jóvenes no trabajan ni estudian, mientras que un 25% de la juventud chalaca pasa momentos de hambre. Situaciones que han llevado a estos pobladores a cobijarse en el manto del mal y la delincuencia. Es por ello que el Obispo del Callao, monseñor José Luis del Palacio Pérez – Medel, viene trabajando arduamente a través de la Diócesis chalaca para que esta situación cambie.

El monseñor Del Palacio quiere apostar por mejorar la educación de los niños y adolescente, como de las familias.

“El mejor Ministerio Educación y Economía es la familia, ellos son nuestro gran patrimonio. Desde la familia tiene que partir la educación y la misión de los padres a hijos de educarlos bien. Es por eso que nos hemos visto en la necesidad de pedir ayuda a empresas como ‘Repsol, Telefónica-España, las embajadas de Japón, Alemania, España y Australia, así como a las empresas APM Terminals, DP World e instituciones educativas como el Colegio Peruano Chino Juan XXIII, Pontificia Universidad Católica del Perú, Universidad César Vallejo, Universidad San Ignacio de Loyola. También al Gobierno Regional del Callao, Municipalidad Provincial del Callao, Dirección Regional de Educación del primer puerto y otras empresas que nos quieran ayudar, ya que el Callao es un puerto y aeropuerto, pero las cárceles están cada vez más llenas”, afirmó el monseñor.

El obispo chalaco viene tocando las puertas de estas empresas e instituciones para que de alguna manera ayuden en la educación y formación de muchos jóvenes de la ciudad portuaria.

Lo recaudado servirá para construir más colegios, escuelas profesionales y Cetpros  en diversas zonas del Callao, en especial en Ventanilla. “Si las empresas quieren construir que lo hagan, si quieren que nosotros lo hagamos será así, pero el objetivo es dar educación a los jóvenes”, señaló el monseñor José Luis del Palacio.

La iglesia chalaca viene haciendo un trabajo permanente tanto en los colegios parroquiales como en las instituciones educativas públicas que están tomando los modelos de formación de valores y catolicismo en las aulas.

“Muchos quieren este modelo y les brindamos ello por lo que están contentos, y esto es una buena noticia por reflejar nuestra formación a otros y así cada vez más va creciendo”, manifestó el monseñor Del Palacio.

La Diócesis del Callao viene formando la educación de los jóvenes y niños en los colegios, de igual manera se viene haciendo con los padres de familia y profesores, quienes son la base de la educación dentro y fuera de casa.

“El día 12 de diciembre tendré una reunión con todos los profesores del Callao, que son aproximadamente 800 docentes. El evento será desde las 8:30 a.m. hasta las 6 p.m., donde tratamos problemas que se tienen en las aulas, sobre todo conflictos que tienen ellos y cómo podemos ayudarnos entre nosotros”, apuntó el Monseñor.

Infantes evangelizadores

De otro lado, la iglesia chalaca viene haciendo un trabajo evangelizador por las calles del Callao, llevando el mensaje de Dios a través de los niños.

“Miles de niños del Callao y Ventanilla de diversos colegios se reúnen muy contentos, disfrazados de reyes magos y ángeles, donde le decimos que tienen que anunciar la palabra de Dios y les enseñamos a que ofrezcan regalos a los niños pobres, con la supervisión de sus padres”, sentenció.

El reto de unir las familias

El Callao tiene muchos problemas, al igual que otras partes del país. Pero la Diócesis del Callao ha focalizado un problema principal que nace desde la familia. “Los retos están por un lado, pero donde hay inconvenientes es en la familia, ya no veo que haya más familias, la violencia se viene multiplicando y sólo se puede eliminarla con la gracia de Dios. Este año hemos tenido el Simposio sobre la dignidad del hombre, sobre la educación. Hemos potenciado mucho el Instituto Pedagógico Pablo VI que antes tenía 20 alumnos y ahora  hay más de 140 en todos los diplomados que estamos haciendo. Ciencias religiosas, educación y familia y la catequesis”, destacó Del Palacio Pérez – Medel.