Sujeto amenaza a trabajadora de grifo con pico de botella
A+

La madrugada de ayer, un hombre en aparente estado de ebriedad identificado como Ángel Dante Basilio Hernández Castrillón (40) causó gran susto en el primer puerto, luego de amenazar con el pico de una botella, a una cajera de un minimarket del grifo Ava, ubicado frente a la comisaría de La Punta.

Minutos después de las 2:00 a.m., el sujeto ingresó al establecimiento para comprar algunas botellas de cerveza y ron. Sin embargo, tras recibir una negativa de la trabajadora de nombre Sayda, debido a la prohibición que tienen las gasolinerías para vender licor durante la madrugada, Hernández Castrillón lanzó una serie de productos empaquetados al suelo y ocasionó varios daños materiales. Además, consumió los contenidos de las botellas que tenía en su poder.

Los gritos de auxilio de la trabajadora solo provocaron la furia del individuo, quien rompió uno de los recipientes de ron y la amenazó con el pico de botella. Al notar la presencia policial, el atacante trató de bloquear la puerta de entrada del local y advirtió que se autolesionaría y quitaría la vida con el arma punzocortante.

Tras acorralar la zona, los efectivos aprovecharon el descuido del delincuente para ingresar y reducirlo. El hombre fue llevado a la jefatura distrital y luego trasladado a la dependencia de la avenida Aramburú  para los exámenes de ley.

Durante su regreso a la comisaría de La Punta, Hernández Castrillón mencionó que su reacción se debió a un dinero que le deben, aunque no reveló el nombre del beneficiado. “Mira lo que me están haciendo, ellos desconocen que me deben, me deben dinero”, señaló notoriamente alterado.

TESTIMONIO

Uno de los vigilantes del Centro de Salud de La Punta, ubicado al costado de la comisaría, señaló que Hernández Castrillón arrojó diversos tragos a las paredes de cristal del establecimiento, alertando a los vecinos.