Coctel fiscal y el karma Fujimori



A resultas de la investigación del fiscal José Domingo Pérez y la resolución del juez Richard Concepción Carhuancho, habría razones de peso para el trance que en este momento experimenta Keiko Fujimori, presidenta de Fuerza Popular (FP), situación que no es otra que su detención preliminar por diez días en el denominado caso “Cocteles”.

De otro lado, no hace mucho desde aquí comentamos una entrevista que el doctor José Domingo Pérez ofreció a un medio de comunicación relacionado de alguna forma en lo societal con Graña y Montero, socia de Odebrecht, en la cual enfiló sus baterías contra el fiscal de la Nación, doctor Pedro Chávarry Vallejos; y nuestra crítica fue por la falta de respeto a la institución del Ministerio Público que mostró Domingo Pérez y por una suerte de rebeldía de su parte contra los órganos jerárquicos de la Fiscalía.

No obstante transcurrió un par de meses desde esa entrevista y ahora se evidencia que Domingo Pérez no solo continúa en su puesto, pese a sus declaraciones irrespetuosas, sino que estaría haciendo su trabajo sin interferencias frente a casos como el denominado “cocteles”.

Queda, pues, fuera de sitio el coro de los sectores caviares y de la izquierda criolla que pregonaba a los cuatro vientos acerca de la existencia de un manto de impunidad en favor de Keiko Fujimori. Pero los hechos demostrarían que la gestión del doctor Chávarry no se casa con nadie y que intentaría recuperar el tiempo perdido durante el titularato fiscal de Pablo Sánchez.

De manera que ahora, la lideresa de FP, Keiko Fujimori, es detenida preliminarmente en el contexto de las investigaciones por el supuesto delito de lavado de activos. La noticia cayó como un baldazo de agua fría para el fujimorismo y especialmente para la familia Fujimori, que ahora asiste a la anulación del indulto del expresidente Alberto Fujimori y la detención de su hija, sin contar otras pesquisas sobre Kenji Fujimori.

Precisamente existe un coctel con diferentes ingredientes que acusaría a la presidenta de FP de liderar una organización criminal. Parece un exceso pero el expediente fiscal tiene sus argumentos y evidencias para sustentar el pedido que tramitó el juez Concepción Carhuancho, y habrá que seguir de cerca lo que va a descargar la defensa técnica de Keiko Fujimori, sin olvidar que no han sido pocas las veces en las que la Sala Penal Nacional de Apelaciones le ha enmendado la plana al referido magistrado judicial.

En dicha sumatoria de indicios, se junta propiamente el tema de los “cocteles”, organizados con el objetivo de recaudar fondos para la campaña electoral del 2011, el aporte de fujimoristas fantasmas y las relaciones de Odebrecht con Jaime Yoshiyama.

En consecuencia hay mucho pan por rebanar, pero la Fiscalía también tiene que recuperar el tiempo perdido en cuanto a las investigaciones que penden sobre la cabeza de otros políticos, como Susana Villarán o Alan García, sin contar el pésimo trabajo realizado durante la gestión de Pablo Sánchez, a quien se le escapó el cuestionadísimo Alejandro Toledo.









Top
“No descarto la posibilidad de pedir asilo político”

“No descarto la posibilidad de pedir asilo político”