Con veracidad y pundonor, 57° Aniversario
A+

Para EXPRESO no hay aniversario posible si no se reconoce antes la fidelidad de los lectores porque sin su preferencia y sobre todo su crítica, no tendríamos el termómetro preciso para medir la temperatura de nuestro quehacer cotidiano y nuestros deberes como medio de prensa.

Por eso, gracias a ellos por acompañarnos en estos años de existencia frente a intensos hechos históricos de nuestra patria. Pese al tiempo transcurrido, parece ayer cuando un 24 de octubre de 1961, Manuel Mujica Gallo, filántropo y peruanista que tuvo el sueño de fundar un medio de comunicación plural, abría las páginas de la primera edición de este tabloide, nacido en la antigua Calle de Orejuelas del Centro de Lima, y fue este medio  –entre los años sesenta y ochenta– uno de los de mayor tiraje en el Perú.

Pero en 1965, Mujica Gallo es designado embajador del Perú en Viena, y el diario pasa a manos de un joven empresario y político de nombre Manuel Ulloa Elías, quien impulsó el camino de EXPRESO con gran talento hasta su fallecimiento el 9 de agosto de 1992, no sin antes luchar contra el oprobio y la confiscación de nuestro medio de prensa por parte del dictador Velasco Alvarado. Incluso hubo periodistas de EXPRESO, como Manuel D’Ornellas, a quien el gobierno de facto le quitó la nacionalidad peruana con el objetivo de humillarlo y de que viva como paria en tierras argentinas.

Así EXPRESO y sus periodistas pasaron etapas difíciles en defensa de la libertad de prensa. No obstante también se experimentaron otros episodios oscurantistas frente al poder de turno de los años noventa, etapa superada en diciembre de 2002 con el nuevo propietario de entonces Luis García Miró Elguera, cuyo liderazgo rescató la marca y proyectó el tabloide al sitial que nunca debió dejar, concluyendo su valiente y digna gestión en el 2014.

Tras esa labor de doce años, con orgullo ahora EXPRESO tiene la visión periodística de Antonio Ramírez Pando, actual director, hombre además ligado laboralmente a esta casa editorial por más de 38 años y es quien que ha visto prácticamente pasar toda la historia de EXPRESO ante sus ojos. Con esta experiencia personal se consolida el buen periodismo, las buenas prácticas y la valentía para no casarse con nadie, excepto con la verdad.

Asimismo, junto a la plana periodística y administrativa del diario, se está asumiendo con buenos resultados los grandes retos de no cejar ni un centímetro en la fiscalización al poder. De modo que en este 57° Aniversario, EXPRESO renueva su compromiso con los principios de honestidad, veracidad, independencia y objetividad, sin claudicar ante las presiones y sin caer en el efectismo amarillista con el cual se devalúa la verdad y a una nación.

Hay más fortalezas que nos animan en este trajinar, como contar con una sección de Opinión versátil, plural y democrática; o informar con justa proporción las notas económicas, nacionales y locales, estando siempre cerca de la comunidad; como también destacar nuestro decidido apoyo a la educación y la cultura. Ello es encomiable tratándose de un diario con gran ascendencia en la política y en las instituciones del país.

Ese equilibrio informativo se ha logrado caminando del brazo con la historia del Perú, y donde el tiempo ha hecho que algunos periodistas ya no nos acompañen en el presente, como Manuel D’Ornellas, Mario Miglio y Guillermo Cortez Núñez, entre otros hombres y mujeres de prensa que pertenecieron a esta casa. Pero la historia continúa y están hoy los herederos de su talento periodístico, a quienes les extendemos un cálido abrazo y les deseamos ¡Feliz 57° Aniversario!