A+

Salvo en las regiones donde las lluvias han hecho colapsar redes de agua y alcantarillado o destruido la infraestructura de las instituciones educativas, se espera para este lunes 13 de marzo el inicio de las clases escolares, siendo entonces la hora en que niños, niñas y adolescentes regresarán de las acostumbradas vacaciones a las aulas, y eso obliga a todos −autoridades y ciudadanos en general− a desempeñar nuestras actividades teniendo presente el cuidado de los menores de edad en el país.

En el caso de nuestro diario, que históricamente está comprometido con la educación y la cultura en el Perú, acomodamos nuestra agenda informativa para que esté al servicio de los millones de escolares, los profesores y los padres de familia, a quienes desde ya agradecemos su preferencia y su fidelidad.

Este conjunto humano entiende que EXPRESO es un referente en el quehacer educativo nacional, prueba de ello es nuestro permanente esfuerzo por entregar fascículos de historia, biografías de nuestros peruanos insignes así como también la edición de separatas especiales de cultura general. Pero no solo eso, sino que ahora estamos preparados para advertir una vez más acerca de los riesgos y peligros que se presentan con los escolares ya sea en tránsito de su casa al colegio o viceversa.

Por eso hacemos un llamado a no perder de vista a los niños, niñas y adolescentes y a estar alertas ante cualquier incidente que advirtamos en las calles o alrededor de los locales escolares pues los peligros del abuso sexual infantil, la pederastia, las drogas, la trata de personas, el maltrato a los infantes y los actos reñidos contra la moral están a la vuelta de la esquina.

Especial consideración con los menores deben tener los choferes, los que no solo deben manejar sus unidades de transporte público con mayor cuidado sino que tienen que darles a los escolares un trato digno. Asimismo, los conductores en general deben estar más atentos al conducir sus vehículos particulares pues habrá más población infantil en las calles y avenidas de nuestras ciudades.

Mas, dentro del aula, los profesores de las instituciones educativas públicas y privadas deberán estar atentos a cualquier problema de bullying, o problemas emocionales de los niños debido al aumento del estrés infantil, y atentos a las condiciones de salud visual de sus alumnos, pues muchas veces el déficit de atención se debe a problemas oculares, a malnutrición y a problemas en las casas de los menores.

Confiamos que, con el esfuerzo de todos, el año lectivo escolar 2017 tendrá que ser mejor y más auspicioso que el año pasado y también creemos que en la medida que se conozca más acerca del interés superior del niño en nuestra sociedad, se contribuirá a poner a los menores de edad en el lugar que merecen estar y sobre todo como prioridad del país. Por último, dejemos de inocularles ideologías complejas o interesadas pues la edad de los niños no está para ser manipulada en las peleas de los adultos.