-EDITORIAL

PARTIDO NACIONALISTA TOCA FONDO

  • Fecha Jueves 8 de Junio del 2017
  • Fecha 12:00 am



El Partido Nacionalista (PN), fundado por Ollanta Humala y Nadine Heredia, está en su hora más difícil y le debe más de una explicación al país. Apareció como una colectividad política nueva, post fujimorismo, y con ganas de “luchar contra la corrupción” y “marcar la diferencia”.

Pero desde que participó en su primera experiencia electoral, el 2006, incluso con símbolo y organización política de alquiler, ya acusaba signos de descomposición al recibir dinero del chavismo. El resultado electoral fue una presencia importante de congresistas, los que a veces hicieron oposición desaforada al segundo gobierno aprista. En todo ese tiempo, y hasta el 2011, sus fundadores se dedicaron a establecer relaciones y contactos donde las constructoras brasileñas serían el plato de fondo.

Así, para su segunda experiencia electoral, pero ya con nombre y logo oficiales del PN inscritos ante el JNE, se mostraron como la alternativa de los pobres y sinónimo de renovación. Sin embargo, ya estaban bien “aceitados” por las constructoras brasileñas y en estos días lo que ocurre es simplemente confirmar lo que se sabía.

Es más, no cabe por parte del matrimonio Humala-Heredia hablar de una “persecución” ni ocho cuartos, en vista de que su propio círculo más cerrado no puede negar las estrechas conexiones de dichos ciudadanos con la red de corrupción de las constructoras Odebrecht y OAS. Uno de los integrantes de esa argolla es Martín Belaunde Lossio, quien ha cantado clarito esa clase de arreglos detallando incluso los montos de dinero festinado.

Estas perlas de inmoralidad pública hacen que el PN caiga por los suelos, amén de que ni siquiera participó en las elecciones generales del 2016 por temor a perder su inscripción, al prever que no pasaría la valla electoral, lo que hizo que hoy no tenga ni un congresista que lo represente, y es en este contexto que se ha tomado conocimiento del audio de un alto dirigente humalista de mucha confianza de Ollanta y Nadine, tanto o más que el propio Martín Belaunde.

Ese dirigente es Víctor Isla, quien llegó a ser presidente del Congreso de la República y quien ahora estaría vinculado a transacciones ilícitas en pleno apogeo del gobierno humalista, por lo que el Parlamento investigará dicho audio donde se le escucha dialogando con el alcalde de Tarapoto. Él niega que sea su voz, pero eso es materia de investigación. A este ritmo, con un PN sin cuadros, y con sus fundadores investigados por la Fiscalía, se evidenciaría que su participación solo fue debut y despedida.

Puedes encontrar más contenido como este siguiéndonos en nuestras redes sociales de Facebook y Twitter.








Top
Oliva denuncia a Heresi ante Ética por agresión verbal

Oliva denuncia a Heresi ante Ética por agresión verbal