Reforma judicial sin ONG



No es la primera vez que el país experimenta un terremoto grado 10 en corrupción y hasta podría decirse que tenemos experiencia en ese tipo de cataclismos. Lamentablemente los remedios que utilizan las instituciones para curarse no han servido lo suficiente como para evitar que los pillos y el chuponeo aparezcan cíclicamente en nuestra historia reciente.

No cabe, por tanto, sino realizar una reforma judicial seria y transparente. Así lo ha entendido el presidente de la República, el ingeniero Martín Vizcarra, para lo cual anunció oficialmente la conformación de una comisión y aseguró que su gobierno es el que liderará y asumirá la responsabilidad del caso.

Al respecto, debe ser claro el jefe de Estado en lo que se refiere a la urgencia de alcanzar una reforma sobre bases sólidas e íntegras. Y estas no se lograrán con las ONG metidas en la comisión de reforma o en los grupos de trabajo que se implementarán para tan magna misión.

La experiencia aconseja que, para concretar el reto nacional de tener un Poder Judicial digno y honesto, no se puede caer en el error de aceptar la manipulación de las ONG dizque especializadas en la administración de justicia, puesto que no son más que cenáculos o camarillas privadas con intereses también particulares.

Asimismo, bien ha hecho el primer mandatario al indicar que a la par de la reforma del sistema de justicia, también liderará la reforma política y la reforma integral del Estado. En todos estos frentes el país debe cuidarse de las ONG pues han demostrado a través de estas tres décadas en la que aparecieron como hongos tras el colapso de la izquierda marxista, que solo son hábiles para ganar consultorías, meter su gente en puestos clave o plagar con su ideología la administración pública, y generalmente para beneficiar a sus dueños, mandamases y capitostes.

Sin embargo, en lo que respecta a la reforma del Poder Judicial, obviamente que también va a desempeñar especial papel, en cuanto a liderazgo se refiere, el presidente de la Corte Suprema de Justicia de la República, doctor Duberlí Rodríguez, pues al igual que el jefe de Estado sobre sus hombros reposará, al menos hasta finalizar el año, su responsabilidad para acometer el reto de construir una judicatura sin mácula, con integridad y transparencia.

Ojo avizor entonces a la hora de convocar al equipo de expertos honorables que conformarán la comisión que elaborará el proyecto de reforma, tal como en parte lo propusiéramos ayer en esta columna editorial, debiendo tener presente no solo nuestra realidad sino también la experiencia de otras reformas exitosas en el mundo, entre la que destaca la reforma judicial de Dinamarca, modelo que debe ser ponderado en cuanto a asimilar sus mejores aportes para el Perú.







Top
Transmitirán el eclipse lunar más largo del siglo XXI

Transmitirán el eclipse lunar más largo del siglo XXI