Zozobra a la colombiana

Zozobra a la colombiana
  • Fecha Jueves 15 de Diciembre del 2016
  • Fecha 12:00 am

Editorial

Sean bienvenidos al Perú los visitantes de los países vecinos. Hoy más que nunca la movilidad de personas, el ingreso y salida de ciudadanos a nuestro territorio se ha multiplicado y lo propio existe en América Latina. Nadie puede estar en contra de la interacción de seres humanos entre la cual, obviamente, también se encuentran los peruanos.

Así como nos reciben con cortesía en otros países, del mismo modo debemos hacerlo con quienes nos visitan. Además es conocida y reconocida la hospitalidad del Perú para con los extranjeros. No obstante, en el caso de ciudadanos colombianos, cuyo número en el país se ha venido incrementando sostenidamente, se ha generado cierta preocupación de parte de vecinos de distintos distritos del país en los cuales se encuentran los amigos colombianos ya sea como residentes, turistas o visitantes de paso por el Perú.

Conocemos perfectamente que la gran mayoría de colombianos es gente de bien, de trabajo y se conducen con corrección, sin embargo un ínfimo número de ellos ha venido ocasionando una serie de problemas incluso con sus connacionales y con residentes peruanos, hechos en los cuales ha tenido que intervenir la Policía Nacional. Ni hablar de las denuncias corroboradas por las autoridades, a raíz de préstamos recibidos de parte de personas colombianas que hacen de prestamistas, lo que ha desatado en algunos lugares el reclamo de los propios prestamistas a fin de que se les pague por el dinero colocado a peruanos con los intereses correspondientes.

Pero cuando no se hace el pago, aparece otro tipo de denuncias, que dan cuenta de amenazas contra la vida, y se ha visto el caso de que los prestamistas envían a sus cobradores generalmente a bordo de motocicletas, quienes a veces han actuado con violencia si las deudas no son honradas.

Hasta se han dado casos donde varios peruanos fueron agredidos o incluso perdieron la vida porque no pudieron pagar los préstamos a los ciudadanos colombianos, sin contar con otra clase de situaciones donde se producen peleas entre colombianos o de colombianos con peruanos en diversos barrios y vecindarios, ya sea a causa de las riñas entre personas en estado etílico o bajo el consumo de estupefacientes. Esta semana se ha visto el lanzamiento de dos granadas a un condominio en Surco y esto a partir de una supuesta extorsión de colombianos contra colombianos.

Por otro lado, incluso se ha dado el caso de ciudadanos colombianos que ingresan al Perú por tierra, a través de buses y autobuses, pero que no cuentan con trabajo y padecen penurias para conseguir alimentos, techo y medicinas. Esta sumatoria de casos está causando zozobra en algunos sectores de Lima y provincias. El problema se está saliendo de las manos ante la pasividad no solo de las autoridades consulares colombianas sino también ante la falta de reacción de las autoridades peruanas pertenecientes a la Cancillería y la Policía Nacional.

Por supuesto que condenamos, o condenaremos cualquier resquicio de xenofobia, empero se necesita ya mismo coordinar mejores acciones para brindar seguridad no solo a los peruanos sino a los propios ciudadanos colombianos y de este modo se trata de encontrar fórmulas para asistir oportunamente a aquellas personas provenientes de Colombia que por diversos motivos se encuentran en una situación de inestabilidad económica y que pululan por Lima u otras ciudades en un evidente estado de necesidad.



Top
Christian Hudtwalcker: “Carlos Paredes no ha insultado a María Antonieta Alva”

Christian Hudtwalcker: “Carlos Paredes no ha insultado a María Antonieta Alva”